• Enviar
  • Imprimir

Archivos de la Primera Guerra Mundial: por las tareas de conservación, no se recibirán solicitudes de búsqueda de datos

01-07-2011

El avance del Proyecto de Conservación y Comunicación de los Archivos de la Primera Guerra Mundial ha obligado a interrumpir las búsquedas de datos individuales.

Al iniciarse el proceso de digitalización de los archivos de la Agencia Internacional de Prisioneros de Guerra (1914-1919) a finales de 2010, se dio un importante primer paso hacia la conservación de esos documentos, que están protegidos por el programa Memoria del Mundo de la UNESCO, con la intención de que se conviertan en un homenaje para los prisioneros de guerra de la Primera Guerra Mundial.

A lo largo de toda la guerra, la Agencia recogió, analizó y organizó información, que recibía de las Potencias detenedoras y las agencias nacionales, sobre prisioneros que tomaban del enemigo. Por ello, pudo cotejar esa información con solicitudes que le hacían llegar familiares y restablecer el contacto entre éstos y la persona buscada. Con esos archivos, la Agencia ha establecido un sistema de búsqueda, una base de datos manual, que consiste en una serie de listas, de unas 500.000 páginas y un índice que reúne unos 6 millones de tarjetas.

La búsqueda en esos archivos puede ser difícil, ya que se deben verificar muchas fuentes para una sola identidad, y se necesitan varias horas de trabajo.

Hasta mediados de 2011, el CICR realizó búsquedas en esos archivos en forma regular (varios centenares por año), por pedido de los descendientes de la persona buscada o de historiadores. Dada la intensa recuperación de artículos con fines de conservación, la organización de la búsqueda se ha vuelto más difícil y los solicitantes deben esperar más de un año para obtener información.

Dado el volumen creciente de documentos para procesar y la complejidad de los flujos de trabajo, la actividad de búsqueda ha sido interrumpida hasta nuevo aviso. Por consiguiente, no se reciben nuevas solicitudes. Se dará curso a las solicitudes recibidas antes de agosto de 2011.

La copia digital de esos archivos permitirá el desarrollo de modos de búsqueda más eficaces con un acceso más rápido. Las instituciones asociadas y el público interesado podrán hacer búsquedas por su cuenta, utilizando una aplicación de Internet. El proyecto concluirá a comienzos de 2014.