• Enviar
  • Imprimir

Actividades operacionales en Afganistán: enero a marzo de 2013

18-04-2013 Hechos y cifras

Las frágiles condiciones de seguridad siguieron impidiendo el acceso del personal del CICR a las personas que necesitaban ayuda durante los tres primeros meses del año. Al término de la pausa que impuso el invierno y dada la reanudación de las hostilidades en este inicio de primavera, necesitamos con urgencia un mejor acceso a la población, a fin de poder brindar la asistencia de salud que tanto necesita, distribuir alimentos y agua, y mejorar las condiciones de saneamiento en favor de las personas desplazadas, los hospitales, las personas detenidas y muchos otros beneficiarios.

Visitas a personas detenidas y restablecimiento del contacto entre familiares

El CICR visita a personas privadas de libertad en diferentes países a fin de verificar las condiciones en que se encuentran detenidas y el trato que se les brinda. En Afganistán, los delegados del CICR visitan con regularidad las cárceles administradas por las autoridades afganas, por los países que forman parte de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad dirigida por la OTAN, y por las fuerzas de Estados Unidos. El CICR también ayuda a familiares separados por el conflicto a mantener el contacto y se esfuerza por dar con el paradero de personas desaparecidas.

Durante el primer trimestre de 2013, el personal del CICR:

  • realizó 56 visitas en 47 lugares de detención en todo el país;
  • siguió los casos de 1.100 detenidos en forma individual y visitó a 260 de ellos por primera vez;
  • asumió los gastos de transporte para que ocho ex detenidos regresaran a sus poblados de origen;
  • recogió más de 8.200 mensajes de Cruz Roja y distribuyó unos 7.700 principalmente entre detenidos y sus familiares, con ayuda de la Media Luna Roja Afgana;
  • facilitó la realización de más de 1.400 comunicaciones por videoconferencia entre personas detenidas en el centro de detención de Parwan y en el Centro Nacional de Detención afgano y sus parientes;
  • facilité el transporte para que 1.228 familiares visitaran a sus parientes detenidos en las instalaciones de Parwan.

Asistencia de salud

El apoyo a las instalaciones de asistencia de salud es una parte importante de la labor del CICR en Afganistán. El CICR entrega medicamentos y apoyo médico al hospital Sheberghan, en el norte, y al hospital regional Mirwais, en el sur. Ambas instituciones dependen del Ministerio de Salud Pública. Por otro lado, el CICR brinda asesoramiento técnico y apoyo financiero a 44 clínicas de la Media Luna Roja Afgana, a las que además entrega medicamentos e insumos médicos. El CICR también distribuye artículos de primeros auxilios en las zonas cercanas a las líneas del frente y ofrece capacitación en primeros auxilios a combatientes y civiles a fin de que puedan atender a los heridos.

De enero a marzo de 2013, los hospitales Mirwais y Sheberghan atendieron a 7.785 pacientes hospitalizados y a 41.790 pacientes ambulatorios. Se realizaron 2.240 intervenciones quirúrgicas sólo en el hospital Mirwais.

Además, en el mismo período, el CICR:

  • entregó insumos médicos en las líneas del frente para atender a las personas heridas en los enfrentamientos;
  • brindó capacitación en primeros auxilios para unos 800 combatientes, el personal de las fuerzas de seguridad nacional, la policía local y el Ministerio de Salud Pública, así como a conductores de ambulancias que trasladan a los heridos a los hospitales;
  • hizo entregas mensuales de fármacos y otros artículos para tres puestos de salud dirigidos por el CICR en el sur y en el este del país.

Servicios de ortopedia y rehabilitación física

El CICR dirige siete centros de prótesis y órtesis en todo Afganistán, que ofrecen servicios de rehabilitación para amputados y otras personas con discapacidades. Los centros promueven la reinserción social de las personas discapacitadas, a las que ofrece capacitación vocacional, microcréditos y educación infantil domiciliaria. Además, existe un servicio de atención domiciliaria, por el que se ofrece apoyo médico, económico y social a parapléjicos.

De enero a marzo de 2013, los siete centros del CICR:

  • registraron los datos de unos 2.160 nuevos pacientes, incluidos 291 amputados;
  • asistieron a 22.220 pacientes;
  • colocaron unas 3.980 prótesis y órtesis;
  • atendieron más de 59.200 sesiones de fisioterapia;
  • otorgaron microcréditos a unos 175 pacientes para ayudarles a iniciar pequeños emprendimientos;
  • ofrecieron capacitación vocacional para 135 pacientes, 41 de los cuales finalizaron la capacitación durante este período;
  • condujeron 1.956 visitas domiciliarias para atender pacientes con lesiones en la médula espinal.

Distribución de alimentos y otros socorros

Con apoyo de la Media Luna Roja Afgana, el CICR distribuye alimentos y otros socorros para las personas que sufren los efectos del conflicto o de desastres naturales. El CICR también organiza proyectos de alimentos por trabajo en diferentes provincias a fin de que los jefes de hogar puedan mantener a sus familias y conduce programas de capacitación para propietarios de ganado a fin de impartirles conocimientos básicos de veterinaria.

Durante el primer trimestre de 2013, el CICR y la Media Luna Roja Afgana:

  • crearon puestos de trabajo para unos 1.870 participantes en un proyecto de dinero por trabajo en el norte del país;
  • distribuyeron raciones de alimentos suficientes para un mes y artículos domésticos para más de 755 familias desplazadas por el conflicto o por desastres naturales;
  • distribuyeron unos 7.400 plantones de dos años de edad, unas 100 palas y 95 tijeras de podar para más de 200 personas de las zonas norte y centro del país;
  • otorgaron microcréditos para unas 170 familias a fin de ayudarles a aumentar su producción agrícola en diferentes localidades.

Servicios de agua y saneamiento

El CICR trabaja en estrecha colaboración con las autoridades locales encargadas del suministro de agua a fin de ayudarles a abastecer de agua salubre a las comunidades rurales y urbanas mediante la excavación de pozos, la instalación de tuberías y la capacitación de los pobladores en mantenimiento de bombas manuales. El CICR también ayuda a las autoridades penitenciarias a mejorar las condiciones de higiene y saneamiento de los lugares de detención.

Entre enero y marzo de 2013, el CICR:

  • instaló conductos y perforó pozos en el marco de un proyecto destinado a suministrar agua salubre a más de 62.000 personas en zonas urbanas de las provincias de Paktiya, Uruzgan, Faryab y Kunduz;
  • instaló bombas manuales y capacitó a pobladores para mantenerlas, además de refaccionar las instalaciones de captación de agua,  en un esfuerzo por abastecer de agua salubre a unas 107.000 personas en zonas rurales de las provincias de Parwan, Kapisa, Khost, Uruzgan, Herat, Badghis, Farah, Nangarhar, Kandahar, Helmand, Kunduz, Faryad y Balkh;
  • realizó sesiones de promoción de hábitos de higiene para detenidos y personal penitenciario en lugares de detención de Herat y Kandahar, que favorecerán a unas 2.600 personas;
  • ayudó a mejorar el suministro de agua y las condiciones sanitarias en favor de 5.000 personas detenidas en seis cárceles provinciales;
  • continuó las obras de refacción del hospital Mirwais en Kandahar.

Promoción del respeto del derecho internacional humanitario

Un aspecto fundamental de la labor del CICR tendiente a promover el respeto del derecho internacional humanitario en todo el mundo es recordar a las partes beligerantes la obligación que tienen de proteger a los civiles. El CICR también difunde las normas del derecho internacional humanitario entre grupos de la sociedad civil, organismos gubernamentales y académicos.

Entre enero y marzo de 2013, el CICR:

  • hizo presentaciones sobre derecho internacional humanitario en favor de unos 1.600 miembros del ejército nacional, la policía nacional, unidades de la policía local, la Dirección Nacional de Seguridad y la oposición armada;
  • explicó la labor y el cometido del CICR en sesiones dirigidas a más de 5.700 personas, incluidos ancianos que cumplen un papel de liderazgo en la comunidad, académicos religiosos, miembros de consejos provinciales, autoridades políticas, ONG y beneficiarios de los programas de asistencia del CICR;
  • organizó un curso de formación de formadores para unos 115 oficiales del ejército nacional, que son instructores en derecho internacional humanitario;
  • realizó sesiones de tres días de duración sobre derecho internacional humanitario para unos 345 miembros del ejército nacional, la policía nacional y local, y la Dirección Nacional de Seguridad.

Asociación con la Media Luna Roja Afgana

El CICR ofrece a la Media Luna Roja Afgana asesoramiento técnico y asistencia financiera a fin de ayudarle a prestar servicios a la comunidad e implementar diversos programas.

Entre enero y marzo de 2013:

  • el CICR y la Media Luna Roja Afgana renovaron su acuerdo de asociación para 2013 y 2014, que se basa en el compromiso de prestar asistencia humanitaria en forma conjunta;
  • la Media Luna Roja Afgana seleccionó unos 1.000 nuevos voluntarios en las provincias de Khost y Paktiya.

Afganistán sigue siendo una de las operaciones de mayor magnitud del CICR por lo que respecta a los recursos destinados. La Institución cuenta con más de 1.650 empleados nacionales y 135 colaboradores expatriados, que están asentados principalmente en la delegación de Kabul y en cinco subdelegaciones y once oficinas distribuidas por todo el país. Además, dirige siete centros de prótesis y órtesis.