• Enviar
  • Imprimir

Líbano: actividades del CICR en favor de los heridos y refugiados sirios

29-11-2012 Hechos y cifras

En colaboración con la Cruz Roja Libanesa, el CICR viene prestando ayuda a los refugiados desde que estalló la crisis en Siria.

Huyendo de los enfrentamientos, decenas de miles de sirios se han refugiado en Líbano. Algunos están heridos y necesitan atención médica; otros están sencillamente extenuados y en situación de vulnerabilidad. Casi todos los refugiados cruzan la frontera con las manos prácticamente vacías.  

"La mayoría de los refugiados llegan a Líbano con muy pocas pertenencias. Necesitan elementos básicos como alimentos, productos de higiene, colchones, mantas, artículos domésticos y utensilios de cocina, para poder alimentar a sus familiares", dijo Jurg Montani, jefe de la delegación del CICR en Líbano. "A medida que pasa el tiempo, los refugiados son cada vez más numerosos y representan una pesada carga para las comunidades de acogida; sus condiciones se tornan cada vez más difíciles, especialmente ante la llegada del invierno".

El gobierno de Líbano y sus asociados, en particular la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), están proporcionando ayuda a los refugiados sirios, cuyo número se estima en 120.000.

"El CICR interviene donde y cuando los demás interlocutores no pueden prestar ayuda. A menudo, nos encontramos en una posición especial para ayudar a los refugiados, gracias a nuestra larga relación con todas las comunidades libanesas", añadió el Sr. Montani.

Además de ayudar a los servicios médicos de urgencia de la Cruz Roja Libanesa a atender a las víctimas sirias, el CICR ha distribuido alimentos y otros socorros a los refugiados recientemente llegados de Siria, entre los que se cuentan cientos de familias palestinas que huyeron de sus campamentos en Siria.

Desde enero de 2012, el CICR:

  • ayudó a la Cruz Roja Libanesa a trasladar a 1.573 víctimas sirias a hospitales libaneses;
  •  financió un centro provisional de atención médica de urgencia de la Cruz Roja Libanesa  en Ras Baalbeck, al nordeste del valle de Bekaa, para facilitar el traslado de víctimas sirias a los hospitales;
  • proporcionó insumos médicos para 10 centros de salud que atienden a víctimas sirias;
  • prestó servicios posquirúrgicos y de rehabilitación a las víctimas sirias en diversos centros de atención médica y proporcionó a dichos centros medicamentos, insumos y prótesis;
  • en cinco hospitales en el valle de Bekaa, pagó los gastos de tratamiento de más de 100 refugiados sirios gravemente heridos;
  • organizó cuatro sesiones de formación y talleres para más de 90 agentes médicos que atendían a víctimas sirias;
  • prestó apoyo económico al banco de sangre de la Cruz Roja Libanesa, permitiéndole responder a la mayor demanda de sangre ocasionada por la crisis en Siria;
  • distribuyó alimentos, colchones, mantas, artículos de higiene, baterías de cocina y otros artículos domésticos a unos 23.250 refugiados de Siria, entre los que se contaban 4.630 palestinos procedentes de campamentos sirios;
  • proporcionó socorros a las organizaciones locales que ayudan a los nuevos refugiados que llegan de Siria.

Fotos

Refugiados sirios reciben ayuda del CICR. 

Masharih Al-Qaa, Bekaa Valley, Líbano.
Refugiados sirios reciben ayuda del CICR.
© Reuters / M. Azakir