• Enviar
  • Imprimir

Actividades en Irak: enero y febrero de 2012

17-04-2012 Hechos y cifras

Hechos y cifras. Panorama de las actividades del CICR en Irak.

En Irak, muchas personas siguen luchando por ganarse la vida y mantener a sus familias. En enero y febrero, el CICR:

  • ayudó a mejorar 71 kilómetros de canales de riego y 257 hectáreas de tierras agrícolas organizando programas de "dinero por trabajo" que beneficiaron a 1.800 personas desplazadas y residentes en las gobernaciones de Nínive, Dokuk y Diyala;
  • otorgó 98 donativos a personas discapacitadas y a mujeres jefas de familia en Diyala, Nínive, Sulaimaniya, Basora y Missan, permitiéndoles iniciar pequeñas empresas y recuperar la independencia económica;
  • distribuyó artículos esenciales domésticos y productos de higiene a 8.000 personas desplazadas en Diyala, Bagdad, Salah Al-Din y Babel;
  • distribuyó socorros a 407 mujeres jefas de familia en las gobernaciones de Bagdad y Anbar, y las ayudó a inscribirse en el sistema de bienestar del Estado;
  • distribuyó 67 viveros a agricultores necesitados en la gobernación de Babel.

Visitas a detenidos

En enero y febrero, los delegados del CICR visitaron  a personas detenidas por las autoridades iraquíes y por diversas ramas del Gobierno Regional de Kurdistán en 41 lugares de detención, en 12 gobernaciones. Evaluaron las condiciones de detención y el trato que reciben los detenidos, y presentaron en forma confidencial sus observaciones y recomendaciones a las autoridades detenedoras. Durante este período, el CICR proporcionó libros, productos de higiene y ropa a más de 500 detenidos.

El CICR ayuda a restablecer y mantener el contacto entre las personas que se hallan en centros de detención y sus familiares.  En enero y febrero, los detenidos y sus familiares en Irak y otros países intercambiaron casi 300 mensajes de Cruz Roja. El CICR respondió a unas 2.000 solicitudes de familiares que deseaban averiguar el paradero de familiares detenidos o desaparecidos.

Ayuda a los centros de atención de salud

En algunas zonas rurales y otros lugares afectados por conflictos, los servicios de atención de salud tienen dificultades para responder a las necesidades de la población. El CICR proporciona apoyo in situ a ciertos centros de atención primaria de la salud, ayudando a renovar las instalaciones y a formar al personal

En enero y febrero, el CICR:

  • atendió a más de 5.000 pacientes y fabricó casi 3.000 prótesis en 12 centros de ortopedia apoyados por la Institución en todo Irak;
  • organizó un seminario sobre cirugía de guerra en Nayaf y un curso sobre el tratamiento de traumas en la sala de urgencias en Basora, con la participación de casi 80 médicos iraquíes;
  • proporcionó apoyo in situ a ocho centros de atención primaria de la salud en las gobernaciones de Nínive, Kirkuk, Diyala, Babel y Diwaniya, que atienden a aproximadamente 260.000 personas;
  • durante los últimos 12 años, el CICR también ha prestado apoyo a los pacientes del hospital psiquiátrico Al-Rashad, en Bagdad, mediante servicios de terapia ocupacional y ayuda material.

Agua potable y saneamiento

En gran parte de Irak, el acceso al agua potable sigue siendo problemático. Los ingenieros del CICR reparan y renuevan los sistemas de abastecimiento de agua, energía eléctrica y saneamiento, sobre todo en lugares que siguen afectados por la violencia y en zonas rurales.

En enero y febrero, el CICR  distribuyó con regularidad agua potable en camiones cisterna a casi 8.400 personas desplazadas, en Ciudad al-Sadr,  gobernación de Bagdad.

Asimismo, con el apoyo de las autoridades competentes, el CICR:

  • reparó la estación de bombeo de agua en Sader Al-Mahawil, gobernación de Babel, que abastece a unas 120.000 personas;
  • proporcionó e instaló un nuevo purificador de agua compacto en Jbela, gobernación de Babel, en beneficio de unas 15.100 personas;
  • mejoró el proceso de tratamiento de agua y la capacidad de bombeo del equipo compacto del complejo Al-Hurr, gobernación de Karbala, en beneficio de 27.000 personas;
  • renovó el tercer centro de atención primaria de la salud de Madain, al que concurren 250 pacientes por día;
  • proporcionó formación a 88 operadores de sistemas de agua y miembros del personal técnico que trabajan en las plantas de tratamiento de agua en la gobernación de Missan.

Remoción de municiones sin estallar

Irak está sembrado de más de 25 millones de minas, artefactos explosivos sin estallar y otros restos explosivos de guerra, particularmente a lo largo de las fronteras con Irán y Turquía. Como resultado de esta situación, corren peligro la seguridad y los medios de subsistencia de más de 1,6 millones de iraquíes. Desde que comenzó sus actividades de remoción de armas en julio de 2010, el CICR ha retirado más de 2.500 artefactos explosivos sin estallar en 42 zonas peligrosas, en 30 comunidades habitadas por más de 25.000 personas.

En enero y febrero, ocho especialistas en remoción de minas del CICR recibieron el certificado de Operadores EOD (remoción de artefactos explosivos, por sus siglas en inglés) de Nivel 1. Retiraron 44 artefactos explosivos sin estallar e inspeccionaron 5.000 metros cuadrados de terrenos posiblemente contaminados en una comunidad en la que más de 1.500 civiles se hallaban directamente expuestos al peligro.

Averiguar el paradero de las personas desaparecidas

En enero y febrero, una misión conjunta de Irak e Irán se trasladó a Al Fao, una localidad en el sur de Irak. La misión estaba encabezada por el Ministerio de Derechos Humanos de Irak y se realizó bajo los auspicios del CICR. Gracias a los esfuerzos de la misión, fue posible exhumar los restos de 178 soldados muertos durante la guerra entre Irán e Irak (1980-1988).  El 22 de febrero, fueron entregados a las autoridades de Irán los restos de 21 soldados iraníes. El CICR también presidió dos reuniones en Kuwait en las que se prosiguieron los esfuerzos por esclarecer el paradero de las personas que siguen desaparecidas a raíz de la Guerra del Golfo de 1990-1991.

El CICR siguió fortaleciendo las capacidades de las organizaciones nacionales, para lo cual facilitó la participación de tres empleados del Instituto de Medicina Forense de Bagdad en la conferencia celebrada por la Academia Americana de Ciencias Forenses.

Promover el respeto del derecho internacional humanitario

Recordar a las partes en conflicto su obligación de proteger a los civiles es un aspecto fundamental de la labor del CICR. La Institución también promueve el derecho internacional humanitario mediante la organización de presentaciones y cursos de formación para las fuerzas armadas y policiales, el personal penitenciario, estudiantes y docentes.

En enero y febrero, el CICR organizó tres sesiones informativas para 121 miembros del ejército de Irak y la fuerza de seguridad Peshmerga, y una sesión de capacitación para 16 comandantes de formación.


Fotos

Babil. Un colaborador del CICR explica la misión y las actividades del CICR a miebros de la comunidad. 

Babil. Un colaborador del CICR explica la misión y las actividades del CICR a miebros de la comunidad.
© CICR

Erbil. En Sufaya, el CICR renueva infraestructuras para brindar agua potable a la población. 

Erbil. En Sufaya, el CICR renueva infraestructuras para brindar agua potable a la población.
© CICR/Getty / E. Ou

Missan. Especialistas en contaminación por armas del CICR retiran artefactos sin estallar en áreas en las que los civiles están en riesgo. 

Missan. Especialistas en contaminación por armas del CICR retiran artefactos sin estallar en áreas en las que los civiles están en riesgo.
© CICR / J.-C. Sandoz