• Enviar
  • Imprimir

El programa AEH inicia una nueva etapa en escuelas de Río de Janeiro

12-04-2011

Gracias al programa "Abriendo Espacios Humanitarios" (AEH), que comenzó una nueva etapa en abril, los estudiantes del nivel medio de las escuelas públicas de Río de Janeiro tienen la oportunidad de dialogar con sus compañeros y profesores sobre los principios humanitarios y temas relacionados con la violencia que afectan el entorno y la comunidad escolar.

     
    ©CICR/ M. Cruppe / br-e-00154      
   
Estudiantes participan en un foro sobre violencia, embarazo adolescente, miedo y, principalmente, resiliencia.      
               
    ©CICR/M. Cruppe      
   
Un profesor conduce el taller de AEH en una escuela de la zona norte de Río de Janeiro      
               
    ©CICR/M. Cruppe      
   
Una delegada del CICR, responsable del programa AEH en Río de Janeiro, se reúne con las directoras de una escuela participante para definir las próximas actividades.      
           

El programa AEH es conducido por el CICR y la Secretaría de Estado de Educación de Río de Janeiro (Seeduc) en instituciones de enseñanza media que reciben alumnos de las comunidades en las que el CICR realiza actividades: Cantagalo/Pavão-Pavãozinho, Cidade de Deus, Complexo da Maré, Complexo do Alemão, Parada de Lucas, Vigário Geral y Vila Vintém.

" El primer año fue importante para nosotros, pues nos permitió verificar la pertinencia del programa. Nos dimos cuenta de las diferencias que existen entre cada escuela y cada comunidad. Creemos que el programa AEH va a contribuir a solucionar las dificultades, siempre que adaptemos las herramientas de trabajo a la realidad de cada comunidad " , afirmó el jefe de la oficina del CICR en Río de Janeiro, Stephan Sakalian.

La directora general de Programas y Proyectos de la Seeduc, Magda Sayão, destacó los lazos que se han entablado entre la Secretaría de Educación y el CICR en este período. " Es importante trabajar cuestiones de prevención en la escuela. Tuvimos una evaluación positiva en la primera etapa y confiamos en que el proyecto ahora tendrá incluso mejores repercusiones " , afirmó.

Las actividades que vienen realizándose desde agosto de 2010 promueven comportamientos entre los jóvenes que puedan reducir su exposición a situaciones de violencia armada en el espacio escolar y en la vida cotidiana. El CICR, junto a profesores y estudiantes, ayuda a crear un ambiente de respeto, tolerancia y paz, es decir, un " espacio humanitario " en las escuelas.

  Contenido y metodología  

     

El programa AEH se basa en las nociones básicas que sustentan los principios y los valores humanitarios, como el respeto a la vida y a la dignidad humanas, para proponer a los alumnos una reflexión sobre los dilemas y las cuestiones inherentes a la violencia armada y sus consecuencias humanitarias. El profesor se desempeña como multiplicador de estos conceptos a través de una metodología participativa, mediante la cual los alumnos adquieren competencias cognitivas y sociales, así como habilidades para la vida.

El contenido del programa AEH está dividido en ejes temáticos (sensibilización, perspectiva humanitaria, actos humanitarios, jóvenes y violencia urbana, movilización de los jóvenes, comportamiento más seguro y nociones básicas de primeros auxilios), es decir, temas relevantes sobre principios humanitarios y violencia armada que proponen una serie de cuestiones que se abordan en las clases. Los ejes temáticos se presentan en talleres que forman parte del calendario lectivo de las escuelas.

La metodología de los talleres incluye, por ejemplo, actividades dinámicas, juegos, trabajos grupales y debates. Los temas se presentan a través de películas, análisis de problemáticas, dramatizaciones e intercambios de ideas.

Para la realización del AEH, se creó, en cada institución participante, un comité de dirección. Está integrado por un representante del CICR, un representante de la Seeduc y tres representantes de las escuelas (un director y dos profesores). Los comités se encargan de llevar adelante el programa en cada escuela. Tanto los integrantes de los comités como el grupo de docentes que darán los talleres reciben una capacitación ofrecida por el CICR y por la Secretaría de Educación.