• Enviar
  • Imprimir

Laos: el agua trae nuevas esperanzas

14-04-2011 Reportaje

El conflicto en Laos llegó a su fin hace unos 40 años. Sin embargo, muchas comunidades rurales siguen afrontando sus consecuencias: las bombas en racimo sin estallar, que amenazan la vida y los medios de subsistencia de los habitantes. Mediante proyectos conjuntos, el CICR y la Cruz Roja Lao traen agua potable y saneamiento a estas zonas remotas.

     
©CICR / A. Grimm 
   
El nuevo punto de abastecimiento de agua ha cambiado las vidas de los habitantes de las aldeas. 
               
©CICR / K. Southey 
   
Inauguración del sistema de abastecimiento de agua. A la izquierda de la fuente: Dr. Saramany, presidente de la Cruz Roja Lao. A la derecha de la fuente: Alfred Grimm, subjefe de la delegación regional del CICR.  
               
©CICR / A. Grimm 
   
Desde que la aldea de Phousiew dispone de agua potable, las condiciones de vida han mejorado notablemente. 
               
©CICR / A. Grimm 
   
Una muchacha Hmong con vestimenta tradicional 
           

Los habitantes de las aldeas laosianas de Phangon y Phousiew festejaron la visita del equipo formado por la Cruz Roja Lao y el CICR. Las jóvenes llevaban sus vestimentas hmong tradicionales. Los residentes se reunieron para festejar un cambio fundamental en su sencilla vida cotidiana: finalmente, tenían acceso al agua potable. 

En la provincia de Xieng Khouang, en la parte nordeste del país, se encuentra uno de los sitios arqueológicos más conocidos y misteriosos de Asia Sudoriental, la Llanura de las Jarras. Sin embargo, Xieng Khouang, una de las regiones más pobres y remotas del país, habitada principalmente por comunidades Hmong, también se cuenta entre las provincias más afectadas por las municiones de racimo sin estallar que se usaron décadas atrás.

     
 
   
Con el apoyo de la Cruz Roja Lao, el CICR y las autoridades provinciales, se construyeron dos sistemas de abastecimiento de agua alimentados por gravedad de aproximadamente 6 km, con 12 puntos de agua y más de 120 letrinas. La Cruz Roja Lao organizó sesiones informativas mensuales con el fin de fortalecer la educación en materia de higiene. La participación de las comunidades se estima en 33 millones de kip (unos 4.000 dólares EE.UU.), mientras que la contribución de la Cruz Roja Lao y el CICR ascendió a 260 millones de kip (aproximadamente 32.000 dólares EE.UU.). 
         

La Cruz Roja Lao y el CICR están decididos a prestar apoyo a las comunidades vulnerables en zonas como ésta. En febrero de 2011, las organizaciones humanitarias finalizaron proyectos de higiene y de abastecimient o de agua en dos distritos de la provincia de Xieng Khouang. Más de 750 habitantes de las aldeas de Phangon (distrito de Nong Het) y Phousiew (distrito de Phu Kut) ahora tienen acceso al agua potable y a letrinas de pozo ventilado.

" Las condiciones de vida han mejorado notablemente ahora que la aldea cuenta con un suministro permanente de agua potable " , dijo Nye Vang Yang, voluntario de la Cruz Roja Lao en el distrito de Phu Kut. " Antes, los pobladores tenían que ir a buscar el agua por la noche y la tomaban de la misma fuente de la que bebía el ganado " .

" Como voluntario de la Cruz Roja, presto servicios básicos de atención de la salud a los habitantes " , añade. " Nos estamos esforzando mucho para ganarnos el título de " aldea más limpia de la provincia " .

Nye Vang Yang ha desempeñado un papel fundamental en la promoción de las prácticas de higiene entre los habitantes de la aldea y en la prestación de servicios básicos de atención de la salud. Desde que se puso en marcha el proyecto, visita la aldea todos los meses.

El Dr. Saramany, presidente de la Cruz Roja Lao, destacó la importancia de promover las prácticas de higiene. " El acceso al agua potable es el primer paso hacia la reducción de la pobreza en esta provincia, que, hasta el día de hoy, sigue gravemente afectada por la guerra " .

A través de su red de voluntarios, que abarca todo el territorio del país, la Cruz Roja Lao puede llegar hasta las comunidades más distantes. " No es fácil cambiar los hábitos y los comportamientos de higiene " , reconoció el Dr. Saramany. " Tenemos la ventaja de que nuestros voluntarios hablan el idioma Hmong y también conocen los idiomas de otras comunidades vulnerables a las que deseamos ayudar " .

La Cruz Roja Lao y el CICR vienen fortaleciendo su cooperación en Laos desde 2004. An teriormente, llevaron a cabo proyectos de abastecimiento de agua y de promoción de la higiene en las provincias de Luang Prabang y Vientiane.

     
 
   
Laos fue el país más afectado por las municiones en racimo utilizadas hace unos 40 años. Hoy, esas municiones siguen matando y lesionando a numerosas personas, inutilizando las tierras para la agricultura y trabando el desarrollo.

    En noviembre de 2010, Laos fue el anfitrión de la primera reunión de Estados partes en la Convención sobre Municiones en Racimo.

    La Convención sobre Municiones en Racimo entró en vigor el 1º de agosto de 2010. Al 22 de marzo de 2011, 108 Estados han firmado la Convención y 54 la han ratificado. Gracias a esta Convención, ya se han destruido millones de submuniciones.