• Enviar
  • Imprimir

Irlanda: ¿se puede mejorar la protección de los periodistas en los conflictos?

05-11-2012 Reportaje

En la guerra, no hay un caballero montado en un corcel blanco que corra a rescatar a los periodistas, señaló el renombrado periodista Fergal Keane durante una sesión informativa organizada por la Cruz Roja Irlandesa con el apoyo del CICR. Los corresponsales, los camarógrafos y los coordinadores deben conocer los riesgos y tomar medidas de seguridad razonables.

El evento organizado por la Cruz Roja Irlandesa reunió a cincuenta periodistas, colaboradores humanitarios, estudiantes y abogados, que debatieron las realidades de la seguridad sobre el terreno, donde a veces parecen no existir las protecciones que ofrece a los periodistas el derecho de los conflictos armados.  

A Fergal Keane, veterano periodista que trabaja para la RTE de Irlanda, se sumaron la experimentada corresponsal extranjera Shona Murray y el analista en temas de defensa y seguridad Declan Power, que compartieron sus conocimientos acerca de las realidades que los periodistas afrontan durante los conflictos. Los participantes instaron a los estudiantes de comunicación a reflexionar sobre el modo en que su conducta podría inducir a pensar que toman parte en un conflicto, y sobre las consecuencias que esa percepción podría tener en su seguridad.

La Cruz Roja Irlandesa explicó que las normas del derecho internacional humanitario clasifican a los periodistas como personas civiles y que, por ende, tienen derecho a protección durante la guerra. Además, si son capturados, los reporteros oficialmente acreditados e incorporados a una fuerza armada en un conflicto armado internacional tienen derecho al estatuto de prisionero de guerra.  

El CICR describió su línea directa para periodistas como una herramienta vital para los periodistas que trabajan en situaciones de conflicto. Puede prestar ayuda a sus familiares o a las organizaciones profesionales para las que trabajan, respondiendo a sus preocupaciones sobre el paradero o el bienestar de los reporteros. La línea directa, un servicio que se presta desde 1985, permite al CICR actuar con prontitud si los reporteros son detenidos, desaparecen, son heridos o mueren en un conflicto. Sin embargo, la respuesta del CICR tiene límites. No se debe considerar que la línea directa sea una estrategia de salida ni un instrumento que sustituye al análisis de los riesgos que deben realizar las personas que desempeñan tareas periodísticas en un conflicto armado.


Fotos

Un fotógrafo salta por encima de una bomba de humo durante una manifestación convocada por los bomberos y miembros del personal de seguridad y militar contra los recortes salariales impuestos por el gobierno de España. 29 de septiembre de 2012. 

Sevilla, España.
Un fotógrafo salta por encima de una bomba de humo durante una manifestación convocada por los bomberos y miembros del personal de seguridad y militar contra los recortes salariales impuestos por el gobierno de España. 29 de septiembre de 2012.
© Reuters / M. del Pozo