• Enviar
  • Imprimir

Afganistán: primer torneo nacional de básquet en silla de ruedas

19-06-2012 Reportaje

El torneo de básquet en silla de ruedas recientemente celebrado en Kabul convocó a jugadores de Mazar-i Sharif, Kabul, Herat y Maimana. El CICR organizó este campeonato en estrecha colaboración con el Comité Paraolímpico de Afganistán.

El torneo forma parte del sostenido esfuerzo del CICR por promover la reinserción social de las personas con discapacidades. El programa de básquet en silla de ruedas se inició en 2010, cuando el jugador y entrenador de básquet estadounidense Jess Markt llegó a Afganistán para trabajar con los jugadores.

"El básquet en silla de ruedas ofrece a las personas discapacitadas en Afganistán la oportunidad de aprovechar sus aptitudes atléticas ", dijo Alberto Cairo, jefe del programa de rehabilitación física del CICR en Afganistán.

"Para estos jugadores, el básquet se ha transformado en un nuevo modo de vida. Les ha proporcionado un objetivo. Ha cambiado la forma en que se ven a sí mismos, como también ha cambiado la forma en que son vistos por la gente. Las personas que miran los partidos se olvidan de que los jugadores son personas discapacitadas y sólo ven ante sí un grupo de magníficos atletas en acción".

Con el apoyo del CICR, Jess Markt ha entrenado a más de 125 jugadores de básquet, entre los que figuran 25 mujeres. "Venir a Afganistán para trabajar con estos jugadores ha sido una de las experiencias más importantes de mi vida", dice entusiasmado. "Exige mucho tiempo y trabajo, pero cada minuto que paso enseñando a estos atletas y observando su éxito merece el esfuerzo. Estoy muy orgulloso de todos los jugadores con quienes he trabajado y espero ayudar a seguir fomentando el básquet en silla de ruedas en Afganistán".

Los jugadores, muchos de los cuales llevan adelante pequeñas empresas para sustentar a sus familiares, pasan mucho tiempo en los centros de rehabilitación del CICR, donde reciben entrenamiento.

"El básquet ha pasado a ser parte importante de mi vida", dijo Fahim, uno de los jugadores en silla de ruedas procedente de Kabul. "Me gusta competir y voy a dedicar todo el tiempo que sea necesario a mejorar mi rendimiento y alcanzar mis objetivos individuales y los de mi equipo".

El CICR presta servicios de colocación de prótesis, rehabilitación y reinserción social de personas discapacitadas en Afganistán desde 1988 y ayuda a las víctimas de las minas terrestres, personas con impedimentos motrices y otras personas con discapacidad. Hoy, el CICR dirige siete centros de ortopedia en Afganistán, en las ciudades de Kabul, Mazar-i-Sharif, Herat, Gulbahar, Faizabad, Jalalabad y Lashkar Gah.

El CICR también ofrece apoyo médico, económico y social a personas con lesiones en la columna vertebral y sus familiares. Gracias a los servicios de formación vocacional y a los microcréditos ofrecidos por el CICR, los pacientes pueden iniciar pequeñas empresas. También se imparte educación a los niños discapacitados. Todos los directores de los centros son ex pacientes que han recibido formación profesional como fisioterapeutas o técnicos en ortopedia.


Fotos

Kabul, Afganistán. El entrenador Jess Markt (derecha) observa cada movimiento de los jugadores. Describe su trabajo con los jugadores en Afganistán como  

Kabul, Afganistán. El entrenador Jess Markt (derecha) observa cada movimiento de los jugadores. Describe su trabajo con los jugadores en Afganistán como "una de las experiencias más importantes de mi vida".
© CICR / Jade Iqbal

Kabul, Afganistán. Los jugadores practican para el torneo bajo la mirada de sus compañeros, pacientes y miembros del personal, quienes los apoyan con fervor. 

Kabul, Afganistán. Los jugadores practican para el torneo bajo la mirada de sus compañeros, pacientes y miembros del personal, quienes los apoyan con fervor.
© CICR / Jade Iqbal