• Enviar
  • Imprimir

Colombia: "Cuando supe que mi papá estaba vivo me dio una alegría inmensa"

18-04-2012 Reportaje

Este texto forma parte de la publicación "Situación humanitaria: Informe de actividades Colombia 2011".

Tuvieron que pasar 19 años para que Angie supiera que su papá estaba vivo. Su mamá no le olvidó, aunque hace 13 años le dijeron que estaba muerto.

Asumiéndose como viuda, Mayerlín, quien se sintió muchas veces rechazada debido a las dudas sobre la desaparición de su compañero, siempre le habló a su hija de su papá, que tuvo que huir por amenazas cuando tenía tres meses de embarazo: “No pude volver a verlo porque me estaban siguiendo para llegar hasta donde él y matarlo”. Fue entonces cuando perdieron todo contacto.

“Un día de diciembre me llamó una persona y me dijo que alguien me estaba buscando.  Yo le dije: ¿Y eso?, y me dijo el nombre de mi papá. ¡Me dio una alegría! Me preguntó que cuánto hacía que no le veía, yo le contesté que nunca lo había visto”, relata Angie sobre el momento en que la delegada del CICR la contactó para darle la noticia. “Me dijo que si quería mandarle una carta se la podía mandar con ella y de una vez la escribí. Después me dijo que iba a ver cómo conseguía apoyo para que fuera allá a verlo”.

A su papá lo conoció el CICR mientras realizaba una de sus visitas regulares a una cárcel en Santander. Él sabía que su pareja estaba embarazada cuando huyó, por eso cuando se enteró del programa de restablecimiento de vínculos familiares del CICR decidió contar su historia con la esperanza de algún día encontrar a su excompañera e hija.

De un extremo a otro del país y después de 9 meses de búsqueda, Mayerlín y su hija Angie fueron encontradas por el CICR en un municipio del Eje Cafetero: “Estoy muy agradecida. Era mi anhelo volver a verlo, él fue todo para mí. Es como si nada hubiera pasado. Quiero que mi hija lo conozca”, afirmó Mayerlín, quien espera el primer encuentro tras 19 años.

Volver a la página
principal del Informe


Fotos

 

© CICR / C. von Toggenburg