• Enviar
  • Imprimir

Gloria y Luis, emprendedores en medio de la violencia

24-04-2013 Reportaje

En octubre de 2012, a causa de disputas entre grupos, Gloria* y su familia tuvieron que cambiar de barrio en Medellín. El futuro de sus hijos fue la principal razón para irse: “Si me toca amanecer debajo de un puente con mis hijos lo hago, con tal de no verlos metidos en un grupo, haciéndoles daño a las personas o haciéndose daño ellos mismos”, cuenta Gloria.

Ella vive de cocinar en un restaurante durante el día, pero quiere mejorar sus ingresos montando un puesto nocturno de arepas. Ya tenía el sitio ideal, pero le faltaba dinero y un plan de negocios.

Gloria es una de las beneficiarias del programa de generación de ingresos del proyecto Más espacios humanitarios, más alternativas que lleva a cabo el CICR en Medellín en asocio con la Cruz Roja Colombiana. Éste incluye la gestión de microcréditos, otorgados por el CICR a través de un operador o tramitados ante otras entidades, y capacitación en emprendimiento y mentalidad productiva. Las familias beneficiarias son personas que fueron víctimas de la violencia y que tienen una idea viable de negocio: con esto se intenta contribuir a cerrar el círculo de violencia y brindar herramientas para un mejor futuro.

Otra de las personas vinculadas al programa es Luis*, cerrajero, que pudo dejar de incomodar a sus vecinos con el negocio que tenía en su casa: “Conseguí un local”. El préstamo del CICR le sirvió para comprar herramientas, pero a su juicio el mayor beneficio ha sido aprender a utilizar el dinero y establecer metas. “El sueño mío es, por ahí para el 2017, ser reconocido en el Área Metropolitana, no asustármeles a los clientes que vengan a ofrecerme bastante trabajo”.

No es casual que Luis se plantee metas a 2017. Como explica Mike Londoño, responsable de seguridad económica del proyecto, el aspecto diferenciador del programa es el cambio de mentalidad a largo plazo. “Tratamos de generar bases sólidas en el proyecto de vida antes de dar cualquier ayuda económica. Sin haberles dado un solo peso ya se notaba el cambio en los negocios”. A diciembre de 2012, 81 familias, de 100 escogidas, estaban vinculadas al programa de generación de ingresos.

Desde 2011, el CICR desarrolla el proyecto Más espacios humanitarios, más alternativas, de la mano de la Cruz Roja Colombiana y autoridades locales con el fin de mitigar las consecuencias humanitarias de la violencia armada en entornos urbanos.
 

* Nombres cambiados

Volver al Informe
Colombia 2012


Fotos

Medellín, febrero de 2013. Una mujer que tuvo que cambiar de barrio porque su vida estaba en peligro recibe la visita de un equipo del CICR que la asesora para crear un negocio. 

Medellín, febrero de 2013. Una mujer que tuvo que cambiar de barrio porque su vida estaba en peligro recibe la visita de un equipo del CICR que la asesora para crear un negocio.
© CICR / L. Gómez