• Enviar
  • Imprimir

Ortopedistas capacitados por el CICR atienden a una mujer herida

24-04-2013 Reportaje

El 18 de octubre de 2012, en Tumaco (Nariño), un vehículo de transporte público se dirigía a una zona rural cuando un artefacto explosivo se activó a su paso. Nueve pasajeros resultaron heridos. Entre los más graves estaban una mujer y su hija de siete meses.

Mientras las heridas de la niña sanaron en una semana, la madre perdió el talón de la pierna derecha, lo que afectó de manera drástica su movilidad.

Al llegar al Hospital San Andrés, de Tumaco, un ortopedista se encargó del tratamiento inicial de la mujer. Por la gravedad de las heridas, tuvo que ser trasladada al Hospital Universitario Departamental de Nariño, en Pasto, donde permaneció internada un mes. Durante ese lapso, especialistas en ortopedia y cirugía plástica le hicieron varias intervenciones para salvarle su pierna. Tres meses después, seguía asistiendo a fisioterapia en su municipio de origen.

Desde el momento en que se conoció su caso, la mujer contó con el apoyo del CICR y la Cruz Roja Colombiana. Recibió medicamentos, alimentación, alojamiento y transporte, así como acompañamiento durante la larga hospitalización.

Además, en la atención de esta paciente coincidieron dos especialistas que participaron en un curso de cirugía de guerra organizado por el CICR en Cali en julio de 2010: el ortopedista que la recibió en Tumaco y el que continuó con su tratamiento en la capital del departamento.

Tras ponerse en contacto con bancos de huesos en Colombia y el exterior, los médicos lograron hacerle un injerto a la paciente con material donado por la Universidad de Miami. La recuperación ha sido larga y difícil, pero, según los especialistas, la calidad de vida de la mujer ha mejorado sustancialmente.

Volver al Informe
Colombia 2012


Fotos

El personal de salud encargado de atender a los heridos y enfermos que deja el conflicto recibe formación con el apoyo del CICR. En la foto, una capacitación en Pasto. 

El personal de salud encargado de atender a los heridos y enfermos que deja el conflicto recibe formación con el apoyo del CICR. En la foto, una capacitación en Pasto.
© CICR / O. I. Ordóñez