• Enviar
  • Imprimir

Un maniquí ayuda a enseñar trucos rápidos que salvan vidas

24-04-2013 Reportaje

A ‘Rita’, un maniquí de demostración en los talleres de primeros auxilios comunitarios que dicta el CICR en Arauca, se le nota el trajín de viajar de vereda en vereda por carreteras polvorientas. Pero, sobre todo, se le notan las ‘lesiones’ que se le infligen para explicarles a los lugareños cómo reaccionar ante heridas y enfermedades propias de zonas de conflicto.

Blanca Agudelo Moreno, encargada de salud en la oficina del CICR en Saravena y profesora de primeros auxilios cuando sale al campo, habla de ‘Rita’ como si se tratara de cualquier otra vecina: así logra que personas que no tienen ninguna formación previa entiendan los procedimientos.

Esta vez trajo a ‘Rita’ hasta una tienda de carretera en una zona rural de Arauquita, y durante la mañana y parte de la tarde repasó con la comunidad, con ejercicios prácticos de por medio, qué se debe hacer ante situaciones como quemaduras caseras o fracturas, pero también ante eventos más graves como la explosión de un artefacto o heridas por arma de fuego. En todas las soluciones propuestas por Blanca se pueden usar objetos que tienen las comunidades, como toallas, tablas y hasta vasos desechables para tapar heridas.

Con el puesto de salud de la vereda cerrado y la amenaza constante del conflicto armado, la población civil debe muchas veces valerse por sí sola. El hospital más cercano está a más de dos horas y el pasaje cuesta unos 20 mil pesos. “Es mucha la utilidad de estos talleres. El otro día un muchacho se quemó con gasolina y la gente no sabía qué hacer, y otra vez hubo unos heridos por un combate y a la comunidad le tocó prestarles los primeros auxilios”, cuenta una participante.

Como a los 13 vecinos que asistieron a la charla de Blanca y su maniquí asistente, en 2012 el CICR y la Cruz Roja Colombiana capacitaron en primeros auxilios a 1.080 habitantes de comunidades remotas. Dada la difícil situación de acceso a la salud que atraviesa la población civil en Arauca, a la ya agobiada ‘Rita’ todavía le queda mucho tiempo para retirarse.

Volver al Informe
Colombia 2012


Fotos

Zona rural de Arauquita, Arauca. Durante un taller dictado por el CICR, una mujer simula estar herida. Sus vecinos demuestran cómo se aplican los primeros auxilios. 

Zona rural de Arauquita, Arauca. Durante un taller dictado por el CICR, una mujer simula estar herida. Sus vecinos demuestran cómo se aplican los primeros auxilios.
© CICR / D. Littlejohn-Carrillo

Rita, a la derecha, es un maniquí que acompaña las charlas del CICR en las comunidades rurales de Arauca. 

‘Rita’, a la derecha, es un maniquí que acompaña las charlas del CICR en las comunidades rurales de Arauca.
© CICR / D. Littlejohn-Carrillo

Blanca Agudelo, encargada de salud del CICR, explica cómo actuar ante heridas propias del conflicto armado. 

Blanca Agudelo, encargada de salud del CICR, explica cómo actuar ante heridas propias del conflicto armado.
© CICR / D. Littlejohn-Carrillo