• Enviar
  • Imprimir

El Servicio Internacional de Búsquedas y el CICR

17-06-2010

Desde 1955, el CICR administra el Servicio Internacional de Búsquedas (SIB), en Bad Arolsen (Alemania), institución que busca a las víctimas de la persecución nazi y sus familiares, documenta su paradero, y facilita el acceso a sus archivos con fines de investigación.

El Servicio Internacional de Búsquedas (SIB), cuyas oficinas se encuentran en Bad Arolsen, Alemania, presta servicios a las víctimas de la persecución nazi y sus familiares, procurando establecer su paradero con la ayuda de los archivos que se le han confiado. Con un personal formado por unos 300 empleados, el SIB conserva los archivos históricos y facilita el acceso a los mismos con fines de investigación. Si se colocaran en hilera, los archivos del SIB sumarían 26 kilómetros de documentos que contienen información sobre la suerte corrida por unos 17,5 millones de personas.

 

El SIB proporciona la siguiente información:

  • ciudadanos alemanes y de otras nacionalidades detenidos en campos de concentración, campos de trabajo, u otros centros de detención nazis entre 1933 y 1945.
  • víctimas del Holocausto.
  • ciudadanos no alemanes utilizados como trabajadores forzados en el territorio del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial.
  • personas desplazadas que, después de la Segunda Guerra Mundial, se encontraban bajo la protección de las organizaciones internacionales humanitarias (la Administración de las Naciones Unidas de Socorro y Reconstrucción o UNRRA, por sus siglas en inglés, y la Organización Internacional para los Refugiados u OIR).
  • hijos (menores de 18 años al final de la Segunda Guerra Mundial) de personas pertenecientes a uno de los grupos anteriores, que fueron desplazados o quedaron separados de sus padres a raíz de la guerra.

Los archivos no contienen documentos acerca de los civiles alemanes que huyeron o fueron expulsados de los territorios ocupados por las fuerzas alemanas.

En 1955, la Comisión Internacional, órgano rector del SIB, solicitó que el CICR se hiciera cargo de la gestión de la institución. Motivaron esta decisión el carácter neutral e independiente del CICR y sus competencias en materia de búsquedas. Desde entonces, el CICR administra el SIB, designando a un delegado para ocupar el cargo de director. Antes de 1955, el SIB, creado antes del final de la Segunda Guerra Mundial por iniciativa de Gran Bretaña, había sido administrado por las Fuerzas Expedicionarias Aliadas y más tarde por la Administración de las Naciones Unidas de Socorro y Reconstrucción, la Organización Internacional para los Refugiados y la Alta Comisión Aliada para Alemania.

Durante décadas, el cometido del SIB se limitó a buscar personas civiles víctimas de la persecución nazi y establecer lo que pasó con ellas. También expedía certificados para el cobro de pensiones e indemnizaciones, y apoyaba la labor de las autoridades judiciales. En 2007, la Comisión Internacional del SIB, integrada por once miembros, reconoció la necesidad de poner estos importantes archivos a disposición de la investigación histórica, y adoptó la trascendente decisión de abrirlos al público.

En los próximos años, ya no será posible obtener testimonios directos de los sobrevivientes de la persecución nazi. Por ello, los valiosos documentos conservados en Bad Arolsen desempeñarán un papel clave como testimonio de este oscuro capítulo de la historia de la humanidad. Al mismo tiempo, el SIB continuará desempeñando su labor habitual de proporcionar información a los sobrevivientes y sus familiares, mientras siga recibiendo consultas.

Basándose en la labor del Grupo de Estudios Estratégicos, al que se le solicitó analizar el futuro mandato y la estructura organizacional de la ACB, la Comisión Internacional respaldó el texto del primeros de los dos nuevos Acuerdos sobre la Agencia Central de Búsquedas para reemplazar los dos Tratados de Bonn de 1955 y sus enmiendas de 2006. Ello fue necesario luego de que el CICR anunciara, en 2008, su deseo de retirarse de la administración y la gestión de la ACB. El nuevo Acuerdo incluirá formalmente las nuevas tareas de la ACB, como búsqueda, conmemoraciones, educación, lo que amplía el mandato inicial que se centraba en las búsquedas.

Previendo que el CICR dejará de administrar la ACB hacia finales de 2012, la Comisión Internacional ha identificado los Archivos Federales Alemanes como nuevo socio institucional, que cumplirá un importante papel en la gestión de la Agencia con su mandato ampliado. Durante el próximo año, el Grupo de Estudios Estratégicos continuará trabajando y elaborando un segundo acuerdo donde se especificarán las condiciones precisas de trabajo de la ACB junto con los Archivos Federales Alemanes.

Recientes hitos del SIB:

  • Mayo de 2006: la Comisión Internacional decide abrir los archivos al público para fines de investigación y adopta las Modificaciones de los Acuerdos de Bonn de 1955, que constituyen el fundamento jurídico del SIB.
  • Agosto de 2007: se entregan a los repositorios de archivos de los Estados miembros de la Comisión Internacional las primeras copias digitales de documentos relacionados con el encarcelamiento. Se inaugura el sitio Web del SIB.
  • Noviembre de 2007: se ratifican las Modificaciones del Acuerdo de Bonn de 1955. Apertura de los archivos a la investigación. Relanzamiento del archivo del SIB.
  • Marzo de 2008: se celebra una reunión técnica de la Comisión Internacional en Bad Arolsen. Se entregan a los repositorios de archivos de los Estados miembros copias digitales de las fichas de registro relacionadas con Personas Desplazadas.
  • 30 de abril de 2008: se realiza la ceremonia de apertura del archivo del SIB en Bad Arolsen.
  • Mayo de 2008: durante su reunión anual, celebrada en Varsovia, la Comisión Internacional inicia un debate acerca del futuro del SIB.
  • Junio de 2008: se lleva a cabo un taller mixto, organizado en colaboración con el Museo Memorial del Holocausto de Estados Unidos, con la participación de 15 historiadores de distintos países.
  • Agosto de 2008: se entregan a diferentes repositorios de archivos copias digitales de documentos relacionados con los trabajos forzados.
  • Noviembre de 2008: 1.300 visitantes, procedentes de 24 países, han visitado el SIB desde su apertura al público; entre ellos se cuentan 330 investigadores, 100 periodistas y 290 víctimas de la persecución nazi y sus familiares. 
  • El SIB recibió 11.300 consultas de 77 países; aproximadamente 2.920 consultas (el 25%) fueron remitidas por estudiosos y periodistas.
  • Diciembre de 2008: un nuevo jefe del archivo pone en marcha un proyecto destinado a mejorar la indexación de los documentos del SIB.
  • Mayo de 2009: la Comisión Internacional prosigue el debate acerca del cometido y la estructura organizativa del SIB en el futuro.
  • Mayo de 2010: la Comisión Internacional aprueba el texto del primero de los dos nuevos acuerdos para reemplazar el Acuerdo de Bonn de 1955, su anexo y sus enmiendas. En ese texto se define el nuevo mandato y la estructura organizacional de la ACB. Continuarán debatiendo un segundo acuerdo que especificará las condiciones en las que la ACB trabajará junto con los Archivos Federales Alemanes, socio institucional que cumplirá un importante papel después de que se retire el CICR en 2012, según está previsto.
  • Mayo de  2011: en el marco de la Reunión Anual de la Comisión Internacional para el Servicio Internacional de Búsquedas en Bruselas, el CICR anunció oficialmente que se retirará de la administración del Servicio el 31 de diciembre de 2012. En esa misma reunión, la Comisión Internacional y el Servicio Internacional de Búsquedas continuaron debatiendo sobre el segundo acuerdo que regula la asociación entre el Servicio Internacional de Búsquedas y los Archivos Federales Alemanes a fin de contar con una nueva estructura de gestión cuando el CICR se retire del Servicio Internacional de Búsquedas.