• Enviar
  • Imprimir

Líbano: una madre espera recibir noticias de Yemen

05-02-2010 Reportaje

En julio pasado, gracias a un mensaje de Cruz Roja, Hajje Mariam finalmente volvió a ponerse en contacto con su hija, a la que vio  por última vez en 1982. Unas semanas después, los contactos se interrumpieron, lo que provocó mucha angustia a esta refugiada palestina. Jadiya se fue de Líbano hace 28 años, cuando la guerra contra Israel alcanzó su punto álgido. Y ahora otra guerra, esta vez en el norte de Yemen, ha desvanecido las esperanzas de Hajje Mariam de volver a verla.

 

©CICR/S. El Kadi 
   
Hajje Mariam, con una foto de su hija desaparecida entre las manos, dicta un mensaje de Cruz Roja a un delegado del CICR en su casa cerca de un campamento para refugiados palestinos en el sur de Beirut. 
     

En la puerta de su pequeña casa en las afueras de un campamento para refugiados palestinos en Líbano, Hajje Mariam dicta un nuevo mensaje de Cruz Roja a un delegado del CICR, con la esperanza de que su hija lo reciba. " Lo único que deseo es que mi hija esté viva y poder volver a verla, aunque sea una vez " , nos dice.

 

" No hemos tenido noticias de ella desde agosto, y me preocupa que algo le haya pasado, a causa de la guerra en Sadá. " Hajje Mariam se seca una lágrima que le recorre el rostro arrugado, mientras recuerda a breve dicha que pudo vivir al volver a ponerse en contacto con Jadiya. Cuando un delegado del CICR le entregó un mensaje de Cruz Roja de su hija en julio de 2009, saltó de alegría. " Fue un milagro. Apenas si podía creer que estuviera viva. "

 

Después de restablecer el contacto a través de un intercambio de mensajes de Cruz Roja, Jadiya llamó a sus parientes en Líbano por primera vez desde 1997. " Nos llamó en agosto, unas semanas después de que respondiéramos a su mensaje de Cruz Roja. Dijo que nos estaba llamando desde una oficina del CICR y que estaba viviendo en un campamento para refugiados en el norte de Yemen. Desde entonces, no hemos sabido nada más de ella. "

   
©CICR/S. El Kadi 
   
Lo único que desea Hajje Mariam es que su hija regrese. 
     

Los enfrentamientos recomenzaron en el norte de Yemen en agosto pasado, lo que podría haber obligado a Jadiya a desplazarse. " No entiendo por qué no se ha comunicado desde agosto. Espero que no le haya pasado nada. Tal vez haya tenido que irse de un día para otro... No sé. Estoy muy preocupada. "

 

Jadiya tenía quince años cuando dejó la casa de sus padres, cerca del campamento para refugiados palestinos de Borj Barajneh, al sur de Beirut. Fue evacuada de Yemen con su marido, un combatiente palestino, junto con otros miembros de la Organización para la Liberación de Palestina deportados de Líbano durante la guerra de 1982. " Lloré como si el alma se me fuera del cuerpo cuando ella partió. Esa fue la última vez que la vi. "

Recuerda que durante los diez primeros años posteriores a su partida, Jadiya les escribía con frecuencia. " Pero de pronto hubo un silencio total, como si hubiese desaparecido. "

Hajje Mariam cuenta que viajó a Yemen en 1997 para buscar a su hija. Pero Jadiya se había mudado: " La busqué durante 25 días. Golpeé a todas las puertas, hablé con todas las personas que podrían saber algo sobre ella, sobre todo con libaneses y palestinos que viven en Saná, pero no tuve resultados. " Abandonó la búsqueda porque se enfermó, y regresó a Líbano con las manos vacías.

Hajje Mariam tuvo diez hijos y perdió a dos de ellos en las guerras que han asolado a Líbano por tantas décadas. Saber qué le ha sucedido a su hija sería todo para ella. " Quiero volver a verla antes de morir " , dice Hajje Mariam a sus 76 años. " Estoy muy enferma, verla sería un bálsamo a mi edad. "

El CICR envió inmediatamente el mensaje de Cruz Roja a su delegación en Yemen, donde el personal hará todo lo posible por entregarlo cuanto antes.