• Enviar
  • Imprimir

Vietnam: luchar contra un legado trágico

03-06-2010 Reportaje

En la zona central de Vietnam, una generación tras otra sufre las consecuencias de los artefactos sin estallar que datan de la guerra librada en el país durante las décadas de 1960 y 1970. La Cruz Roja de Vietnam afronta este flagelo con la ayuda del CICR.

     
©CICR/B. Cerina 
   
Nguyen Quoc Quy, de 56 años, con un colaborador del CICR. Nguyen perdió una pierna en la explosión de una mina terrestre en 1975 y su hijo murió a causa de una explosión en 2006. 
               
©CICR/B. Cerina 
   
Provincia de Quang Tri, zona central de Vietnam. Fotografía del hijo de Nguyen Quoc Quy, muerto a causa de una explosión en 2006, a la edad de 24 años. 
               
©CICR/B. Cerina 
   
Formación en primeros auxilios de voluntarios de la Cruz Roja de Vietnam, en Quang Tri. 
           

Nguyen Quoc Quy sigue recordando vívidamente aquel día en 1975, cuando salió a buscar leña y pisó una mina. " Primero me amputaron sólo el pie, pero la herida se infectó y tuvieron que cortar de nuevo, por encima de la rodilla " , dice. Una prótesis bien realizada le ha permitido ganarse la vida dignamente, cultivando arroz y hortalizas en una pequeña granja, en la provincia de Quang Tri, donde ha criado a sus cinco hijos.

Trágicamente, 31 años después, la familia de Nguyen Quoc Quy volvió a sufrir las consecuencias de una guerra que terminó hace mucho tiempo. " Mi hijo estaba estudiando inglés para ir a trabajar en Malasia " , suspira Nguyen. " Mientras tanto, trabajaba con tres hombres que buscaban chatarra. El detector de metales indicó la presencia de un objeto en la tierra, y mi hijo empezó a cavar. Hubo una explosión. Murió en el acto. Lo único que pude hacer fue traer su cuerpo a casa. Tenía sólo 24 años " .

  Consecuencias devastadoras  

Las autoridades vietnamitas estiman que entre 1975 -el año en que finalizó la guerra- y 2007, los artefactos explosivos abandonados tras el conflicto mataron a casi 39.000 personas y lesionaron a otras 66.000. Bombas de racimo, minas antipersonal y otros dispositivos permanecen ocultos y silenciosos durante décadas, esperando el momento de matar y mutilar.

Las zonas más afectadas son las provincias rurales como Quang Tri, en la región central de Vietnam, que, en una época, constituía la " zona desmilitarizada " entre las partes adversarias, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. Aunque muchas personas tropiezan co n este legado letal mientras realizan tareas agrícolas, se estima que uno de cada tres incidentes que causan muertos y heridos se produce mientras la víctima recolecta chatarra.

Conocen bien los peligros a los que se exponen. " Cada vez que mi esposo cavaba en busca de metal, yo tenía miedo; pero no había otra opción. Tenemos dos hijos, y no contábamos con suficientes ingresos de nuestra granja para poder alimentarlos " , dice Nguyen Thi Vinh. Sus temores se hicieron realidad un día de agosto de 2009. Su esposo, de 37 años, perdió dos dedos de la mano derecha y sufrió una grave fractura en una pierna mientras cavaba para extraer un objeto, que estalló.

" Desde entonces, mi esposo perdió su medio de sustento y, como tengo que cuidarlo, mi propio trabajo como modista tampoco prospera. Estoy muy preocupada por el futuro de nuestros dos hijos " , dice Vinh.

  Investigar los accidentes  

" Quang Tri es una de las regiones más pobres de Vietnam y es indudable que las penurias económicas contribuyen a los accidentes " , dice Boris Cerina, asesor regional del CICR en contaminación por armas de Asia y el Pacífico, quien añade: Los datos oficiales reflejan que Quang Tri es, además, una de las provincias más afectadas por los artefactos sin estallar. Por otra parte, se han realizado muy pocas evaluaciones y, para adaptar nuestra respuesta a la situación, necesitamos conocer más detalles acerca de las víctimas, por ejemplo la actividad que realizaban en el momento del accidente " .

Cuando la Cruz Roja de Vietnam (CRV) se puso en contacto con la delegación regional del CICR en Bangkok con respecto a esta cuestión, se decidió que Quang Tri fuera el punto de partida de una investigación conjunta. A principios del presente año, la CRV, con el apoyo del CICR, organizó cursos de formación en primeros auxilios para 120 voluntarios de la Cruz Roja, en seis distritos de Quang Tri. El CICR también donó los equipos de primeros auxilios. " El objetivo es ayudar a salvar la vida de las personas lesionadas por minas y otros artefactos explosivos " , explica Boris Cerina.

  Sensibilizar y salvar vidas  

Como parte de su programa de educación sobre el peligro de las minas, la filial de la VRC en la provincia de Quang Tri organizó un concurso en las escuelas, en el que participaron 500 niños, padres y otras personas de la zona.

" Este enfoque lúdico de la sensibilización tuvo mucho éxito " , dice Boris. " Mientras tanto, las filiales locales de la CRV pudieron recabar información muy valiosa " .

" Una vez que tengamos los datos, investigaremos la forma de ayudar a las víctimas " , dice el asesor regional. La vecina Camboya, afectada por el mismo flagelo, muestra un posible camino a seguir. En ese país, la Cruz Roja Camboyana, con el apoyo económico de otras Sociedades Nacionales, financia proyectos de microcréditos para las víctimas de los artefactos sin estallar y para las personas en riesgo, como aquellas que se ganan la vida recogiendo chatarra.

" Con esa ayuda, los beneficiarios pueden generar ingresos a partir de actividades seguras como criar cerdos, abrir una tienda u operar una bomba de agua. Ofrecer a las personas alternativas económicas es una forma eficaz de prevenir los accidentes " , prosigue Boris.

Para aplicar el mismo enfoque en Vietnam, hará falta obtener financiación. Boris Cerina es optimista: " Esperamos que las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja de los países donantes acompañen esta iniciativa. Varias de ellas ya han expresado su interés en el proyecto " .

Este pro blema tiene sus raíces en el pasado remoto, pero sus consecuencias llegan hasta hoy y son devastadoras. Si las cosas van bien en Quang Tri, más adelante, el proyecto podría extenderse a otras provincias afectadas en Vietnam.