• Enviar
  • Imprimir

Camboya: el CICR visita a cinco ciudadanos tailandeses

18-01-2011 Entrevista

El CICR visitó a cinco ciudadanos tailandeses (cuatro hombres y una mujer) en una cárcel de Camboya el 17 de enero de 2011. Los cinco fueron arrestados a finales de diciembre de 2010. Jacques Stroun, jefe de la delegación regional del CICR en Bangkok, se refiere en esta entrevista a esos casos y explica las actividades que el CICR realiza en la región en favor de las personas detenidas.

 
©CICR 
   
Jacques Stroun 
           
©CICR/O. Moeckli 
   
Uno de los momentos clave de las visitas a lugares de detención es cuando el equipo del CICR formula recomendaciones a las autoridades de la cárcel sobre los aspectos por mejorar. 
               
©CICR/O. Moeckli 
   
Ayudar a las personas a visitar a sus parientes detenidos es una parte importante de las actividades que el CICR realiza en todo el mundo en materia de detención. En Tailandia, el CICR ha ayudado a 90 familias a viajar del sur a Bangkok, desde 2005. 
           

  ¿Qué puede decirnos acerca de la visita a los ciudadanos tailandeses?  

 El lunes 17 de enero, un equipo del CICR   integrado por especialistas en detención y que trabaja en Phnom Penh comenzó una visita de dos días a una cárcel ubicada en las afueras de Phnom Penh. El motivo por el cual el CICR se ha interesado en esos casos es que los ciudadanos tailandeses están detenidos fuera de su país de origen.

  ¿El CICR solicitó autorización para visitarlos específicamente?  

Sí, apenas supimos que estaban en la cárcel. Nuestra solicitud tuvo fundamentos humanitarios, en la medida en que las personas se vuelven particularmente vulnerables si son detenidas en un país extranjero, muy lejos de sus familiares y, en algunos casos, sin siquiera hablar el idioma local. Solicitamos poder ver a los ciudadanos tailandeses, teniendo en cuenta que teníamos una visita programada a otros detenidos en esa misma cárcel. En cada lugar donde trabajamos, procuramos prestar particular atención a las personas detenidas particularmente vulnerables, como niños, mujeres y extranjeros.

  En Camboya, ¿qué tipo de actividades realiza el CICR en materia de detención?  

Con el consentimiento de las autoridades camboyanas, visitamos en forma regular varias cárceles en todo el país. En 2010, nuestros delegados visitaron a más de 8.000 personas detenidas en 19 cárceles camboyanas.

La finalidad de esas visitas es verificar el trato que reciben los detenidos, así como sus condiciones de vida, a fin de que se respete plenamente su bienestar físico y mental, y asegurarnos de que sus condiciones de detención sean acordes a los estándares internacionales. Durante esas visitas, el personal del CICR se reúne con los detenidos y con las autoridades en entrevistas bilaterales y confidenciales.

Trabajamos en forma conjunta con el Departamento General de Cárceles de Camboya para mejorar las condiciones materiales de detención y apoyamos a las autoridades penitenciarias en sus esfuerzos por mejorar la administración de las cárceles.

En noviembre de 2010, el CICR trabajó con ese Departamento para organizar un taller sobre atención de la salud en las cárceles, donde representantes de países vecinos, como los del Departamento Correccional Tailandés, pudieron intercambiar experiencias. Asistieron más de 150 participantes, en su mayoría de Camboya. Entre los participantes había directores de establecimientos penitenciarios, personal de salud, ONG y organizaciones internacionales que trabajan en temas relativos a la salud.

  ¿También visitan a detenidos en Tailandia?  

Hemos estado trabajando en lugares de detención en Tailandia desde 2004, cuando el gobierno tailandés aceptó nuestro ofrecimiento de visitar a personas detenidas en relación con la situación en el sur del país. En 2010, visitamos a unos 650 detenidos en diferentes lugares de detención, donde verificamos el trato que se brinda a los detenidos y sus condiciones materiales de detención.

Además, ayudamos a los detenidos a mantener el contacto con sus familiares a través del intercambio de mensajes de Cruz Roja. Ayu damos a algunas personas procedentes del sur de Tailandia a visitar a sus parientes detenidos en la capital, Bangkok, asumiendo una parte de sus gastos de viaje. Desde 2005, hemos ayudado a 90 familias a visitar a parientes detenidos.

  ¿Qué actividades realiza el CICR en las cárceles de la región?  

El CICR tiene considerable experiencia en lo relativo al trato de los detenidos y las condiciones físicas de detención. El enfoque y las actividades de la Institución en los lugares de detención dependen de cada contexto. En esta región, el CICR trabaja con las autoridades para resolver problemas estructurales y mejorar sus capacidades en administración carcelaria y otros ámbitos, como los de agua y saneamiento.

En Camboya, el personal del CICR en Phnom Penh trabaja sobre esas cuestiones en forma conjunta con el Departamento General de Cárceles, ayuda a las autoridades penitenciarias a mejorar la administración y las condiciones de detención.

En el sudeste asiático en general, el CICR trabaja con las autoridades penitenciarias en muchos aspectos. En noviembre pasado, por ejemplo, realizamos un seminario de alto nivel, de tres días de duración, en Yakarta, Indonesia, en el que funcionarios de ocho países del sudeste Asiático analizaron un enfoque regional para mejorar la infraestructura carcelaria.