• Enviar
  • Imprimir

Proteger la asistencia de salud: una cuestión de vida o muerte

29-11-2011 Entrevista

La violencia contra el personal de salud, los pacientes y las estructuras de salud impide que millones de personas reciban la atención médica que podría salvarles la vida. Esta semana, el CICR presentará ante la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja una resolución destinada a abordar ese reto humanitario. El propósito de la resolución es proteger la prestación de atención médica en los conflictos armados y en otras situaciones de emergencia. Paul-Henri Arni, experimentado colaborador del CICR que dirige los esfuerzos de la Institución por abordar este tema, describe los retos y las formas en que el CICR prevé lograr este objetivo en los próximos años.

¿Qué significa concretamente para las personas que sea imposible prestar atención médica a causa de actos ilegales y a veces violentos? ¿A cuántas personas afecta esa violencia? 

La primera observación es que, en los conflictos armados, la capacidad de responder a las necesidades médicas disminuye justamente cuando esas necesidades son más acuciantes. Ello no se debe sólo a los ataques contra los trabajadores de la salud, sino también contra las ambulancias, las clínicas e incluso los pacientes. Además, las amenazas contra la seguridad impiden que las personas lleguen a los centros de salud e interrumpen el suministro de diferentes bienes.

Luego están las repercusiones que puede tener un incidente de magnitud. Cuando los trabajadores o la infraestructura de salud son atacados, innumerables personas quedan privadas del tratamiento que necesitan. Cuando, en 2009, un bombardeo causó la muerte de más de una decena de estudiantes de medicina en su ceremonia de graduación en Somalia, no sólo se eliminó trágicamente uno de los pocos grupos de graduados de médicos del país en 20 años, sino que también decenas de miles de consultas médicas por año no podrán realizarse a causa de un solo ataque. Esa es una preocupación central de nuestra labor. No podemos aceptar que se dispare contra los pacientes ni que se los arreste en centros de salud, que los médicos desaparezcan, que se ataque a las ambulancias camino a los hospitales, ni que los niños mueran porque es imposible seguir llevando adelante una campaña de vacunación.

Recientemente han presentado un informe titulado “Asistencia de salud en peligro: la realidad del problema”. ¿Puede darnos algunos ejemplos concretos de los que se mencionan en el informe?

Hay muchos ejemplos. El más reciente tuvo lugar en Oriente Medio. Creo que una de las conclusiones más importantes de nuestro informe es que decenas de miles de vidas se preservarían si se respetara en mayor medida la asistencia de salud. Concretamente, muchas personas mueren no sólo porque son víctimas directas de bombardeos o de tiroteos. Mueren porque la ambulancia no llega a tiempo, porque se impide al personal de salud cumplir su tarea, porque hospitales y pacientes son objeto de ataques directos o, simplemente, porque el entorno es demasiado peligroso para prestar atención médica.

Hace poco he estado en Afganistán, donde nuestro personal de salud constantemente recibe a madres con niños fallecidos o agonizando a causa de enfermedades prevenibles. Pero los padres esperan hasta último minuto para desplazarse hasta el hospital porque, en Afganistán, viajar es muy peligroso; hay muchos puestos de control. Muchas personas llegan demasiado tarde. Este factor no se vincula estrictamente a la comunidad de atención de la salud. Se trata de personas que necesitan atención médica y se les impide llegar a obtenerla. Eso es lo que realmente nos preocupa. Afecta a grandes números de personas.

¿Qué debería hacerse y cómo el CICR prevé abordar esta cuestión?

Facilitar el acceso en condiciones de seguridad a la atención médica en conflictos armados y en otras situaciones de emergencia es un aspecto central de la identidad de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La adopción de una resolución sobre el respeto y la protección de la asistencia de salud en conflictos armados y en otras situaciones de emergencia será una clara señal de los Estados y del Movimiento Internacional para abordar uno de los problemas humanitarios más graves, aunque de los menos reconocidos. Las reacciones respecto de los primeros proyectos de resolución han sido alentadoras.

Esperamos que todos los participantes en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja adopten esta resolución como primera medida importante.

El CICR, las Sociedades Nacionales y la comunidad de la salud en su conjunto solos no pueden encarar este reto. Es imperioso que los Estados, sus fuerzas armadas e incluso los grupos armados no estatales se hagan eco de esta problemática. Los responsables de las amenazas contra la asistencia de salud deben participar en este debate.

¿De qué modo puede contribuir la comunidad internacional?

Se debe fortalecer el respeto de las leyes existentes; las fuerzas armadas deben entrenarse sobre el comportamiento adecuado en los puestos de control; los grupos rebeldes deben respetar a los pacientes y no interrumpir la tarea hospitalaria ni interrogar a personas que no están aptas para ser sometidas a un interrogatorio, etc. El tema es amplio y complejo; por ello decimos que lo deben abordar muchas partes interesadas.

Con esta idea en mente, a lo largo de los próximos cuatro años, el CICR reunirá a personal de salud, personal militar, Estados, responsables de elaborar políticas y actores humanitarios a fin de determinar las medidas necesarias para poner fin a la violencia contra el personal de salud. Juntos, examinaremos el papel de la práctica militar, los derechos y las responsabilidades del personal de salud, la protección física de los centros de salud y el papel de las Sociedades Nacionales para mitigar la violencia contra el personal de salud y elaborar  instrumentos jurídicos para prevenir y sancionar los crímenes contra los pacientes y los profesionales de la salud.

A través de consultas con expertos entre la XXXI y la XXXII Conferencia Internacional de la Cruz Roja y  de la Media Luna Roja (en 2011 y en 2015, respectivamente), definiremos soluciones prácticas para proteger mejor la asistencia de salud durante conflictos armados y otras situaciones de emergencia. Los resultados de esas reuniones, junto con actividades concretas en el terreno basadas en una mejor recolección de datos sobre incidentes y abusos cometidos contra los servicios de atención médica y contra personas heridas o enfermas, permitirán fortalecer la respuesta operacional del CICR y de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El proyecto se implementará por la vía operacional y por la vía diplomática. Debemos lograr que los Estados y los grupos armados participen para que cumplan sus responsabilidades. Pero también tenemos que desplegar más y mejores actividades en el terreno, reforzar nuestra respuesta operacional. El objetivo final de esta estrategia basada en dos vías de acción es proteger la prestación de atención médica en el terreno y, de ese modo, mejorar la situación de las víctimas. Es, realmente, un asunto de vida o muerte.


Fotos

Paul-Henri Arni 

Paul-Henri Arni
© CICR

Faluya, Irak, 13 de septiembre de 2004. Esta ambulancia fue blanco de un atentado que causó la muerte del conductor, de dos enfermeras y de los cinco heridos que eran trasladados al hospital. 

Faluya, Irak, 13 de septiembre de 2004. Esta ambulancia fue blanco de un atentado que causó la muerte del conductor, de dos enfermeras y de los cinco heridos que eran trasladados al hospital.
© AFP PHOTO / Fares Dlimi

Mizdah, Libia. En el hospital de Mizdah, varios pacientes que estaban en sus camas resultaron heridos por impactos de metralla. 

Mizdah, Libia. En el hospital de Mizdah, varios pacientes que estaban en sus camas resultaron heridos por impactos de metralla.
© Christopher Morris/VII

Exposición de Asistencia de Salud en Peligro en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. De un lado, muestra cómo podría ser un dispensario en una campaña contra el cólera si se protegiera la asistencia de salud. Como efecto espejo, en el otro lado se ilustran las consecuencias desastrosas de no respetar ni proteger las instalaciones médicas durante los conflictos armados. 

Exposición de Asistencia de Salud en Peligro en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. De un lado, muestra cómo podría ser un dispensario en una campaña contra el cólera si se protegiera la asistencia de salud. Como efecto espejo, en el otro lado se ilustran las consecuencias desastrosas de no respetar ni proteger las instalaciones médicas durante los conflictos armados.
© CICR / T. Gassmann / cer-e-00846

Ginebra, Suiza. Sesión plenaria en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, donde se considerará una resolución presentada por el CICR sobre el importante reto humanitario que constituye la violencia contra los trabajadores y la estructura de la salud, así como contra los pacientes. 

Ginebra, Suiza. Sesión plenaria en la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, donde se considerará una resolución presentada por el CICR sobre el importante reto humanitario que constituye la violencia contra los trabajadores y la estructura de la salud, así como contra los pacientes.
© CICR / T. Gassmann / cer-e-00849