• Enviar
  • Imprimir

Libia: los detenidos y los fallecidos deben ser respetados

27-10-2011 Entrevista

Tras los recientes enfrentamientos, particularmente en Sirte, Georges Comninos, jefe de la delegación del CICR en Libia, se refiere en esta entrevista a las prioridades humanitarias inmediatas y a los problemas que se han debatido recientemente, como la exhibición pública de los detenidos y los fallecidos.

¿Cuáles serán las prioridades del CICR en los próximos días?

Todavía se sigue arrestando a muchas personas. Obtener acceso a las personas recientemente detenidas, en particular las que han sido capturadas tras los recientes enfrentamientos en Sirte y Bani Walid, es una prioridad- En el marco de un diálogo constructivo con las autoridades de transición, hemos visitado  6.000 detenidos en Trípoli, Misrata y otras ciudades cercanas a lo largo de los últimos dos meses. Por ello, tenemos razones para ser optimistas en cuanto al acceso a las personas que han sido detenidas recientemente. Pero para poder verificar el trato que están recibiendo y las condiciones de detención, las visitas deberán realizarse sin demora.

Los delegados del CICR han regresado a Sirte varias veces en los últimos días. Los enfrentamientos fueron sumamente intensos, como puede verse por la destrucción a gran escala que dejaron. Sólo unas pocas familias están comenzando a regresar.

Hasta el momento, se han hallado por lo menos 200 cadáveres en Sirte. El personal de la Comisión Nacional sobre Personas Desaparecidas, un medico del hospital Ibn Sina y voluntarios civiles están ocupándose de recuperar y dar sepultura temporaria a los cadáveres no identificados. El CICR les dio asesoramiento para facilitar el proceso de identificación de los fallecidos por sus familiares.

A la luz de la información obtenida en Sirte, también vamos a intensificar el diálogo con las autoridades competentes en torno a la conducción de las recientes hostilidades y sobre el cumplimiento de otras normas del derecho internacional humanitario.

En cooperación con voluntarios de la Media Luna Roja Libia, en los próximos días estaremos distribuyendo ayuda a decenas de miles de personas desplazadas de Sirte y Bani Walid. En esas ciudades, la presencia de municiones sin estallar representa otro peligro que obstaculiza el retorno de las personas que huyeron. Por lo tanto, también será necesario sensibilizar a la población sobre los peligros que conllevan los restos explosivos de guerra.

La exhibición pública de detenidos y de restos humanos ha generado un gran debate y muchas reacciones en los últimos días. ¿Cuál es la posición del CICR respecto de esos temas?

En los últimos días, se ha exhibido a personas con las manos atadas en vehículos, los medios de comunicación locales han filmado interrogatorios a detenidos, y se han expuesto restos mortales a la curiosidad pública.

Nuestra posición sobre estas cuestiones se basa en las normas aplicables del derecho internacional humanitario, que nos esforzamos por hacer respetar.

En cada caso individual, las partes correspondientes deben abstenerse de someter a las personas que tengan en su poder a un tratamiento incompatible con el respeto de su honor y su dignidad, en particular los tratos humillantes o degradantes. Deben tratarlos con humanidad, sin ninguna distinción adversa. El derecho internacional humanitario también contiene normas relativas al respeto de los fallecidos, como la obligación de buscar, recoger y trasladar los cadáveres sin distinción desfavorable de ninguna índole, evitar que los fallecidos sean despojados o mutilados, y darles sepulta en forma respetuosa.

Estas normas relativas al respeto de las personas privadas de libertad y de los restos mortales se aplican también en relación con su exhibición al público en general a través de los medios de comunicación.

Ha habido numerosas denuncias en los últimos días de ejecuciones sumarias en lugares donde se han producido enfrentamientos, particularmente en Sirte. ¿Qué podría decir al respecto?

Insistiremos en señalar que el derecho internacional humanitario prohíbe, en todo momento y en todo lugar, la violencia contra la vida y la integridad física de toda persona que no participe activamente en las hostilidades o que haya dejado de hacerlo. Las violaciones de esta prohibición por cualquier parte en el conflicto constituyen infracciones graves del derecho internacional humanitario. Dichas infracciones deben ser castigadas, cuando se establece que han sido cometidas.

En cuestiones como ésta, el CICR da prioridad al diálogo bilateral y confidencial con las partes.


Fotos

 

© CICR

Sirte, Libia. Edificios destruidos a lo largo de una de las calles principales. 

Sirte, Libia. Edificios destruidos a lo largo de una de las calles principales.
© Reuters / Y. Boudlal

Sudoeste de Sirte, Libia. Delegados del CICR inspeccionan un sitio donde se hallaron cadáveres, anotan las coordenadas del lugar y dialogan con las fuerzas en el terreno sobre el trato debido a los cadáveres. 

Sudoeste de Sirte, Libia. Delegados del CICR inspeccionan un sitio donde se hallaron cadáveres, anotan las coordenadas del lugar y dialogan con las fuerzas en el terreno sobre el trato debido a los cadáveres.
© CICR / D. Fakhr

Misrata. Vista interior de un edificio donde se encuentran personas detenidas. 

Misrata. Vista interior de un edificio donde se encuentran personas detenidas.
© Reuters / T. Al-Sudani

Sirte, Libia. Mortero sin explotar, uno de los muchos que ponen en peligro la vida de los habitantes cuando regresan a sus hogares. 

Sirte, Libia. Mortero sin explotar, uno de los muchos que ponen en peligro la vida de los habitantes cuando regresan a sus hogares.
© Reuters / Y. Boudlal