• Enviar
  • Imprimir

El CICR desempeña su papel humanitario en ejercicios militares

20-09-2012 Entrevista

Entre el 15 y el 19 de septiembre, el CICR participó por primera vez en los ejercicios militares de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC). Las dos organizaciones han suscrito un programa de cooperación que abarca el período 2012-2014. Entrevista a Laurent Corbaz, jefe de Actividades Operacionales del CICR para Europa Oriental y Asia Central.

¿Por qué el CICR está interesado en vincularse con organizaciones de este tipo?

El cometido del CICR es llevar a cabo actividades humanitarias en conflictos armados y otras situaciones de violencia, para lo cual debe relacionarse con todas las partes que podrían hallarse involucradas en esas situaciones, particularmente las autoridades políticas y militares regionales. Para el CICR, es importante establecer y mantener un diálogo constructivo con esas partes, a fin de fortalecer la protección de las posibles víctimas de conflictos.

En el plano político, nos esforzamos por intercambiar opiniones acerca de diversas cuestiones humanitarias a fin de asegurar que se tome en cuenta la dimensión humanitaria durante el proceso de formulación de políticas. A nivel del terreno, consideramos fundamental estar en contacto con esas partes y explicarles nuestro cometido y modalidades de trabajo para garantizar una coordinación y comunicación adecuadas antes, durante y después de un conflicto u otras situaciones de violencia. Además, ofrecemos ayudar a las partes para asegurar que, en las reglas de enfrentamiento y en las reglas sobre el uso de la fuerza, se tomen en cuenta las normas del derecho internacional humanitario y otras normas internacionales aplicables.

Si bien el CICR considera que las buenas relaciones de trabajo con las fuerzas armadas y de seguridad en cualquier situación de violencia armada son naturales y esenciales para su labor, también está firmemente convencido de que es preciso mantener una distinción permanente entre las actividades militares y humanitarias. Las organizaciones humanitarias deben preservar su neutralidad con respecto a las partes en una situación de conflicto, su imparcialidad hacia las víctimas, y su independencia.   

Por su parte, las organizaciones regionales reconocen la importancia de las organizaciones humanitarias como la nuestra, así como la necesidad de transparencia y de coordinación. Esto conforma la base para un diálogo sustantivo y constructivo. Nos complace mantener este diálogo con la OTSC. El hecho de que se nos invitara a participar en los recientes ejercicios militares parecería indicar la existencia de un cierto nivel de confianza y reconocimiento.

¿Cuál fue exactamente el papel del CICR en los ejercicios?

El objetivo principal era establecer una relación con el comando de la Fuerza Colectiva de Respuesta Rápida (FCRR), formada por los contingentes militares de los Estados miembros, con el fin de asegurar que las operaciones se realizaran de conformidad con el derecho internacional humanitario y otras normas internacionales aplicables. Junto con la FCRR, también organizamos sesiones informativas acerca del cometido y las actividades del CICR para quienes participaban en los ejercicios. Además -y ésta probablemente sea la parte más interesante- el personal del CICR participó en forma directa en los ejercicios prácticos, haciendo exactamente lo que haría en situaciones de la vida real, como evaluar las necesidades y visitar a las personas detenidas. En términos generales, estamos muy satisfechos con los resultados. Esta experiencia se repetirá en el futuro.

¿Cuáles son los otros ámbitos de interacción con la OTSC?

Tras firmar un protocolo de intención en 2009, la OTSC y el CICR prepararon un plan de acción que comprende diversas actividades, como sesiones informativas, eventos conjuntos y cursos de formación. Durante los últimos dos años, nuestras relaciones se han intensificado. En 2011, el CICR efectuó una presentación durante una sesión ordinaria del Consejo permanente de la OTSC, en la que participaron los representantes de los Estados miembros de esa organización. El CICR invitó a representantes de la OTSC de alto nivel, incluido su secretario general adjunto, a que visitaran la sede del CICR en Ginebra para participar en una serie de sesiones informativas y reuniones con personal de alto nivel del CICR. En noviembre de 2011, la secretaría de la OTSC y la delegación regional del CICR en Moscú celebraron una mesa redonda sobre problemas humanitarios y sobre el marco jurídico que rige el uso de la fuerza. El director general del CICR viajó a la capital rusa para participar en la mesa redonda y reunirse con el secretario general de la OTSC. Nos comunicamos periódicamente con los representantes de la OTSC para examinar cuestiones humanitarias e intercambiar opiniones. Estamos muy satisfechos con el nivel de nuestras relaciones con esta importante organización regional y esperamos fortalecerlas.

¿El CICR se relaciona con otras organizaciones de este tipo?

El CICR también ha fortalecido sus relaciones con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). A menudo, compartimos el mismo teatro de operaciones y es fundamental que la OTAN comprenda cabalmente el cometido, las actividades y las modalidades del trabajo del CICR.

Durante los últimos años, el CICR ha mantenido un diálogo constructivo con la OTAN a lo largo de toda la cadena de mando civil y militar, desde el nivel del teatro de operaciones y la sede del comando regional hasta la sede central de la OTAN y otros componentes y estructuras de mando.

El CICR proporciona mensajes y sugiere temas para los cursos y ejercicios de la OTAN por medio de las instituciones de educación y formación de esa organización, como el Joint Warfare Centre en Stavanger, Noruega; el Centro de Entrenamiento de las Fuerzas Conjuntas en Bydgoszcz, Polonia; y la Escuela de la OTAN en Oberammergau, Alemania. Recientemente, el CICR también mantuvo un intercambio acerca de las lecciones reconocidas y las lecciones adquiridas con el Centro de Análisis Conjunto y de Lecciones Aprendidas en Lisboa, Portugal. Además, el CICR ha ampliado su diálogo con la OTAN sobre la base de un memorando de entendimiento revisado, en el que participan los dos comandos estratégicos de la alianza.

La contribución práctica del CICR en los ejercicios de comando y sobre el terreno es fundamental para asegurar que el personal militar se conduzca de conformidad con las normas jurídicas en las realistas condiciones operacionales que se simulan en esos ejercicios.


Fotos

Laurent Corbaz, jefe de Actividades Operacionales del CICR para Europa Oriental y Asia Central. 

Laurent Corbaz, jefe de Actividades Operacionales del CICR para Europa Oriental y Asia Central.
© CICR

Bishkek, Kirguistán, septiembre de 2011. Ejercicios militares de la OTSC.  

Bishkek, Kirguistán, septiembre de 2011. Ejercicios militares de la OTSC.
© Reuters / V. Pirogov