• Enviar
  • Imprimir

Colombia: todo listo para la liberación de diez personas en poder de las FARC-EP

30-03-2012 Entrevista

El CICR, con el apoyo de los Gobiernos de Colombia y Brasil, y en coordinación con Colombianas y Colombianos por la Paz, avanza en los preparativos para facilitar la liberación de diez uniformados (cuatro militares y seis policías) que están en poder de las FARC-EP, algunos desde hace más de catorce años. El operativo empezará el próximo lunes 2 de abril.

En esta entrevista, Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia, se refiere a este proceso humanitario y al papel del CICR en la liberación de personas en poder de grupos armados.

¿Cuántas personas han sido entregadas este año al CICR por parte de grupos armados?

En los primeros meses de 2012, nuestros delegados facilitaron la liberación de once civiles en Arauca, en poder del ELN, y de un miembro de la Policía en poder de las FARC-EP, en Cauca. Estas entregas se hicieron por solicitud directa de los grupos armados y a petición de las familias de los liberados. Ahora se sumarán las entregas previstas para la próxima semana, cuando las FARC-EP entreguen a diez personas que tienen en su poder a una misión humanitaria compuesta por delegados del CICR y miembros de Colombianas y Colombianos por la Paz, con la ayuda logística del Gobierno de Brasil.

¿Por qué el CICR facilita estas liberaciones?

El CICR participa en estas operaciones porque se preocupa por la situación humanitaria de estas personas, que llevan mucho tiempo viviendo alejadas de sus familiares y en difíciles condiciones. El CICR hace todo lo que está a su alcance para que estas personas se reencuentren con sus familiares y retomen las riendas de sus vidas. Este tipo de liberaciones son posibles gracias al diálogo confidencial que mantenemos con las partes en el conflicto y al reconocimiento del CICR en Colombia como un intermediario neutral y facilitador de este tipo de operaciones.

¿Qué quisiera decirles a los familiares que llevan más de una década esperando el regreso de los suyos?

Desde el anuncio de las liberaciones, el CICR ha visitado a los familiares para acompañarlos en el proceso y prepararlos para el encuentro con sus seres queridos. Queremos manifestarles nuestra confianza en que este proceso va a llegar a buen puerto y que estaremos atentos para responder con rapidez a todos los imprevistos que puedan presentarse. La entrega de los diez policías y militares va a ser una buena noticia para toda Colombia y una gran alegría para estas familias.

¿Cuál ha sido el papel del CICR en el proceso?

Tras el anuncio de las FARC-EP de la liberación unilateral, el CICR comunicó su disposición para ofrecer sus buenos oficios como intermediario neutral y facilitador, si así lo solicitaban las partes. Después de la aprobación de éstas, el CICR empezó a trabajar en la coordinación de todos los aspectos logísticos y de seguridad, con el apoyo del Gobierno de Brasil y la colaboración de las partes implicadas. Nuestro papel consiste en actuar como intermediario neutral entre las partes, facilitar la logística del operativo y contribuir a establecer las condiciones de seguridad para poder llevar a cabo la acción humanitaria.

¿En qué consiste el apoyo del Gobierno de Brasil?

Desde 2008, el Gobierno de Brasil se ha convertido en un aliado indispensable, reconocido por el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, para ayudar al CICR a implementar la logística de las liberaciones. Como en el pasado, dos helicópteros del ejército brasileño, identificados con el emblema del CICR, con su respectiva tripulación serán los encargados de traer a la libertad a los diez policías y militares. El CICR agradece y valora mucho esta contribución y todo el apoyo que Brasil ha brindado a esta misión humanitaria en el pasado y en el presente.

¿Cómo será la entrega?

El operativo empezará el lunes 2 de abril y estamos preparados para la realización de dos operaciones humanitarias, es decir dos entregas. Sin embargo, también estamos listos para adaptarnos a las circunstancias y, si es necesario, realizar sólo una entrega, dos o más operaciones, si así las partes lo consideran, para lograr que todas las personas cuya liberación fue anunciada realmente sean liberadas.

¿Qué establece el protocolo de seguridad sobre la suspensión de operaciones militares en la zona de liberación?

Establece que antes de las 19:00 de la antevíspera del operativo, en este caso el 31 de marzo, el CICR deberá informar al Ministerio de Defensa la zona en la cual se deberán suspender las operaciones militares. Esta suspensión implica un cese de actividades militares, y empezará a las 18:00 del día anterior a la liberación, o sea el 1 de abril, y se mantendrá durante todo el día de la operación hasta las 6:00 del día siguiente, 3 de abril. Se aplicará este mismo protocolo y el procedimiento de notificación en caso de que se necesite más de una operación.

¿Qué dificultades podrían presentarse?

Confiamos en que la operación se desenvuelva sin ningún inconveniente y que, de presentarse dificultades, éstas sean más de carácter meteorológico o mecánico. Estas son operaciones complejas en cuanto a la  logística, pero hemos demostrado en diferentes ocasiones que podemos reaccionar de forma rápida ante dificultades y adaptarnos a las circunstancias que se puedan presentar para garantizar el éxito de la misión humanitaria y el reencuentro de las familias, que es lo que más importa.

¿Cuántos empleados del CICR participarán en la operación?

En esta misión humanitaria participarán unas 30 personas, entre delegados, personal sanitario, logístico y de apoyo, tanto en el aeropuerto de Villavicencio, adonde llegarán los liberados, como en nuestras demás subdelegaciones y oficinas.


Fotos

Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia. 

Jordi Raich, jefe de la delegación del CICR en Colombia.
© CICR / B.Heger

Dos helicópteros del Ejército brasileño se encargarán de traer a la libertad a los diez uniformados. 

Dos helicópteros del Ejército brasileño se encargarán de traer a la libertad a los diez uniformados.
© CICR / S. Lefcovich