• Enviar
  • Imprimir

México: facilitar la identificación de migrantes desaparecidos en la región

09-05-2012 Entrevista

A fines de abril se realizó en la Ciudad de México la primera Reunión de Servicios Forenses de México, El Salvador, Guatemala y Honduras, con el objetivo de establecer mecanismos regionales que faciliten la identificación de cadáveres, especialmente de personas migrantes que han fallecido en su recorrido hacia Estados Unidos.

En esta entrevista, Anne Montavon, coordinadora de Protección del CICR para México, América Central y Cuba, subraya la importancia de averiguar el paradero de los migrantes dados por desaparecidos en los países de la región.

¿Cuál es la naturaleza y la gravedad de este problema humanitario en la región?

Cada año, en México y América Central, centenares de cuerpos son inhumados sin identificarlos previamente. Una gran parte de esos cuerpos pertenecen a personas migrantes que murieron trágicamente en su recorrido hacia Estados Unidos.

El hecho de desconocer el paradero de un familiar, ya sea de padres, hermanos, cónyuges o hijos, provoca un sufrimiento y un dolor insoportables. La mayoría de las veces, a las personas que padecen esa situación les cuesta mucho rehacer su vida o viven con la angustia y la incertidumbre que conlleva la desaparición de su pariente.

Es importante que las familias tengan noticias de sus seres queridos, y, en caso de que éstos hayan fallecido, puedan iniciar el duelo. Sobre todo, necesitan cerrar el círculo del dolor. Las ciencias forenses contribuyen a que los familiares tengan la certeza de lo que pasó con sus seres queridos y los puedan despedir y honrar.

¿Quién participó, en qué consistió y cuál era el objetivo de la reunión?

En la reunión participaron instituciones forenses y representantes de los Ministerios de Relaciones Exteriores de El Salvador, Guatemala y Honduras. Por México participaron representantes de los servicios periciales a nivel federal y de los estados de Chiapas, Durango, Oaxaca, Tamaulipas y Veracruz, el Servicio Médico Forense del Distrito Federal y otras instituciones relacionadas con el tema.

El objetivo de la reunión fue generar mecanismos de coordinación y comunicación que faciliten la identificación de cadáveres que eventualmente podrían ser de alguna persona migrante fallecida.

Se analizaron los aportes que ofrecen las ciencias forenses en el fenómeno migratorio y se buscaron formas para mejorar el intercambio de información entre las diferentes instituciones y países. También se planteó la posibilidad de implementar protocolos comunes que faciliten el proceso de búsqueda y la gestión de cadáveres.

La finalidad es que las familias puedan averiguar el paradero de sus seres queridos y sean asistidas de la mejor manera durante ese difícil camino. Por eso, es esencial fortalecer los servicios de atención para que las familias informen de los casos y se les dé el seguimiento requerido. Es necesario mejorar la recolección de informaciones sobre las personas antes y después de su muerte, ya que si se cuenta con información estandarizada y completa, el proceso de identificación resulta más fácil.

¿Por qué el CICR participa en cuestiones relativas a las personas desaparecidas y, particularmente, en temas forenses?

Las actividades de prevención de las desapariciones, restablecimiento del contacto entre familiares y participación en la búsqueda de las personas desaparecidas forman parte del cometido del CICR de prestar protección y asistencia a las víctimas de los conflictos armados y otras situaciones de violencia.

La medicina forense puede aportar mucho en la búsqueda de personas desaparecidas a través de la identificación de cadáveres. Por eso, en 2003, el CICR abrió un departamento forense que ofrece orientación y capacita a expertos en decenas de países.

¿Desde cuándo el CICR trabaja, en México, en el ámbito forense, y cuál es la situación actual?

En México, el CICR mantiene el diálogo con las autoridades desde 2010 para contribuir a disminuir el número de personas inhumadas sin previa identificación. Esta labor se lleva a cabo a través del apoyo en capacitación y asesoramiento a los peritos forenses e instancias relacionadas con el tema en México, a fin de facilitar la identificación de cadáveres, la atención a familiares y la coordinación entre las instituciones responsables.

En 2011, se realizó un encuentro a nivel nacional de Servicios Médicos Forenses en colaboración con el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. En ese evento, un grupo de trabajo constituido por peritos forenses de varios estados de la República mexicana y apoyado por expertos forenses del CICR, presentó un proyecto de protocolo único y formularios de identificación.

También se han realizado mesas de trabajo en antropología, odontología, medicina legal para la identificación de cadáveres. Las ciencias forenses, mediante la adecuada gestión de cadáveres y la atención a familiares, pueden contribuir de manera fundamental a mitigar las consecuencias humanitarias en el fenómeno migratorio y, por eso, constituyen un eje central de la acción del CICR en la región.

Además de México, ¿el CICR ha apoyado en la práctica forense a otro país de la región?

Si, recientemente en Honduras, luego del incendio en la cárcel de Comayagua donde murieron más de 360 personas. El CICR apoyó los esfuerzos de las autoridades frente a las necesidades que existían en materia forense, principalmente en la identificación de las víctimas y el apoyo psicológico a sus familiares. Tres expertos forenses ayudaron en las diferentes etapas y formularon recomendaciones sobre prácticas idóneas, desde la recuperación de los cuerpos hasta la entrega y la disposición final de los restos.

Además, el CICR prevé realizar sus actividades forenses en América Central; la organización de esa Reunión Regional es un paso importante en esta dirección.


Fotos

 

Anne Montavon, coordinadora de Protección del CICR para México, América Central y Cuba.
© CICR

Personas migrantes de América Central toman el tren en Tenosique. En su trayecto, enfrentan riesgos de accidentes y de asaltos. 

Personas migrantes de América Central toman el tren en Tenosique. En su trayecto, enfrentan riesgos de accidentes y de asaltos.
© CICR / A. Argotte

Ciudad de México. Mujeres con fotos de familiares desaparecidos, frente a la Basílica de la Virgen de Guadalupe. 

Ciudad de México. Mujeres con fotos de familiares desaparecidos, frente a la Basílica de la Virgen de Guadalupe.
© Reuters

Personas migrantes de América Central toman el tren en Tenosique. En su trayecto, enfrentan riesgos de accidentes y de asaltos. 

Personas migrantes de América Central toman el tren en Tenosique. En su trayecto, enfrentan riesgos de accidentes y de asaltos.
© CICR / A. Argotte