• Enviar
  • Imprimir

Nepal: las mujeres y sus parientes desaparecidos

05-03-2012 Entrevista

Tras diez años de conflicto armado en Nepal, más de 1.400 personas, en su mayoría hombres, siguen desaparecidas. Sus esposas o sus madres han tenido que asumir “el papel del hombre” en sus familias. Con ocasión del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), Sylvie Thoral, a cargo de la delegación del CICR en Nepal, explica en esta entrevista cómo esas mujeres sobrellevan esa situación.

¿Qué efecto tiene en las mujeres nepalesas la desaparición de un familiar?

Una mujer cuyo marido o hijo desapareció durante el conflicto armado sufre la angustia de no saber si ese pariente está vivo o muerto. Luchará para sobrellevar la pérdida del pariente desaparecido, preguntándose todo el tiempo si debe aceptar la probabilidad de que haya muerto, sin perder la esperanza de que la persona regrese. Los familiares necesitan respuestas, pruebas de lo que les ha sucedido a sus parientes. De ese modo podrán realizar los funerales, comenzar el proceso de reconciliación con el pasado y reanudar su vida.

Las mujeres cuyos maridos desaparecieron durante el conflicto son estigmatizadas en sus comunidades. Dado que no saben qué les ha sucedido a sus esposos, muchas de esas mujeres no se atienen a las prácticas tradicionales en cuanto a la vestimenta y el comportamiento que deben adoptar las viudas. Sus comunidades son incapaces de comprender su conducta, las dejan aisladas y sin nadie a quién recurrir.

La ausencia de esos maridos e hijos ha causado dificultades económicas y sufrimientos a los familiares. Las mujeres tienen que luchar para satisfacer las necesidades básicas, como la comida, de sus familiares, así como ocuparse solas de la educación de sus hijos. Dado que en Nepal no existe el estatuto jurídico de persona desaparecida, las esposas afrontan dificultades jurídicas y administrativas cuando deben reclamar sus propiedades para aliviar las dificultades económicas de sus familias.

¿Qué está haciendo el CICR para responder a las necesidades especiales de las mujeres cuyos parientes siguen desaparecidos?

Nuestra prioridad ha sido crear un contexto donde esas mujeres puedan ayudarse mutuamente y obtener apoyo profesional, a fin de que afronten las consecuencias económicas y jurídicas de la desaparición del sostén de la familia.

Hemos preparado un programa comunitario basado en grupos de apoyo, con la intención de aliviar la angustia y las dificultades que sufren las esposas y las madres de los desparecidos. El programa les ofrece a esas mujeres un foro donde reunirse y tener la oportunidad de descubrir nuevas relaciones y compartir sus preocupaciones, de modo tal de reanudar sus vidas. La finalidad del programa es ayudarles a volver a funcionar en los niveles individual, comunitario y familiar. Este enfoque aborda cuestiones emocionales, culturales y religiosas, y responde a las necesidades de apoyo de la comunidad. El programa incluye servicios de asesoramiento profesional que brindan asesores capacitados, grupos de apoyo terapéutico y obras de teatro callejeras para sensibilizar a las comunidades sobre los problemas que tienen los familiares de las personas desaparecidas y lograr apoyo comunitario.

¿Esa iniciativa ha ayudado a mejorar la situación?

Se ha registrado una considerable mejora en cuanto al bienestar, según los resultados de una evaluación inicial realizada entre 250 mujeres. La asistencia ha tenido un efecto positivo en sus vidas, tanto a nivel comunitario como familiar, y les ha permitido formar redes sociales, que les ayudaron a hacer frente al estigma social y cultural que conlleva su condición. Por ejemplo, se han realizado ceremonias de conmemoración de parientes desaparecidos, acorde a las creencias culturales y espirituales respecto de la desaparición. De ese modo, se ayuda a las personas a hacer un cierre y seguir adelante. La participación de las comunidades en esos eventos propicia la aceptación y destaca la dignidad de las esposas y las madres cuyos seres queridos siguen desaparecidos.

¿Qué otra actividad se puede realizar para ayudar a las esposas y las madres de los desaparecidos?

Trabajamos también con organizaciones comunitarias y ONG internacionales especializadas en desarrollo microeconómico o formación vocacional para ayudar a estas mujeres en el aspecto económico. En algunos casos, coordinamos la prestación de apoyo jurídico y administrativo, que les permite a las mujeres obtener una ayuda provisional del Gobierno y becas para sus hijos. Antes de que el Gobierno iniciara ese programa de ayuda, entre 2006 y 2009, el CICR y la Cruz Roja Nepalesa brindaron apoyo económico para ayudar a las familias afectadas por el conflicto a recuperar sus medios de sustento. Más del 60 por ciento de esos hogares estaban encabezados por mujeres.

Otra actividad que realizamos es sensibilizar sobre las necesidades de los familiares de las personas desaparecidas a la opinión pública, a los organismos gubernamentales responsables de otorgar compensación o a las entidades de apoyo provisional y otras que puedan prestar ayuda. Además, mantenemos un diálogo confidencial en nombre de los familiares de las personas desaparecidas con quienes fueron partes en el conflicto a fin de averiguar el paradero de las personas desaparecidas.

¿De qué modo el CICR mantiene el contacto con los familiares de las personas desaparecidas?

El personal del CICR  y el de la Cruz Roja Nepalesa trabajan en estrecha colaboración para mantener el contacto con los familiares. En algunos casos, deben caminar durante días para llegar hasta las familias que residen en los lugares más alejados del país, ya que a esas zonas no se puede acceder en vehículo porque el terreno es montañoso. Mediante ese contacto, se mantiene a las familias informadas sobre cualquier novedad y se las ayuda a obtener la asistencia del Gobierno que tienen derecho a recibir. El CICR también capacita a los voluntarios de la Cruz Roja Nepalesa que se reúnen con los familiares.


Fotos

Sylvie Thoral 

Sylvie Thoral
© CICR

Nepal. Mujeres que participan en un grupo de apoyo de esposas y madres de desaparecidos. 

Nepal. Mujeres que participan en un grupo de apoyo de esposas y madres de desaparecidos.
© CICR

Nepal. Esposas y madres de desaparecidos, con sus familiares en una ceremonia de conmemoración de los desaparecidos. 

Nepal. Esposas y madres de desaparecidos, con sus familiares en una ceremonia de conmemoración de los desaparecidos.
© CICR

Nepal. Organizaciones asociadas entregan cabras en el marco de un programa de asistencia microeconómica para los familiares de las personas desaparecidas. 

Nepal. Organizaciones asociadas entregan cabras en el marco de un programa de asistencia microeconómica para los familiares de las personas desaparecidas.
© CICR