• Enviar
  • Imprimir

Libia: la labor de los socorristas en la línea de frente

22-02-2013 Entrevista

El personal de salud y los servicios de urgencia desempeñaron un papel esencial a la hora de salvar vidas durante el conflicto que asoló Libia en 2011. Durante más de un año, Abdulbadih El Dada, delegado de primeros auxilios del CICR, trabajó en estrecho contacto con los voluntarios y los médicos.

¿Cuál era el objetivo principal de su trabajo en Libia?

Mi tarea principal consistía en brindar formación en primeros auxilios a los voluntarios de la Media Luna Roja Libia para permitirles atender a los casos más urgentes. Sin embargo, cuando llegué a Libia en mayo de 2011, observé que los voluntarios de la Media Luna Roja Libia no eran los únicos en atender a los heridos. Había otros voluntarios -médicos, enfermeros y enfermeras- que se agrupaban espontáneamente en las zonas de conflicto. Como no había suficientes socorristas, los médicos, enfermeros y enfermeras estaban presentes en las líneas de frente. Cuando empezamos a hablar con ellos, vimos que no había un sistema organizado para trasladar a los heridos a los hospitales.

Entonces, colaboramos con ellos para establecer un hospital de campaña y elaborar una estrategia para las evacuaciones. En menos de un mes, les ayudamos a crear un mecanismo para trasladar a las víctimas de las líneas de frente a los centros de salud. La idea era trasladar a las víctimas primero a determinados puntos de reunión donde los médicos podían clasificar a los pacientes. Los que necesitaban cirugía eran llevados directamente al hospital. Los pacientes en estado no tan crítico, pero urgente, eran enviados al hospital de campaña, sobre todo cuando había enfrentamientos intensos.

En los hospitales de campaña, impartimos formación en primeros auxilios a los médicos, enfermeros y enfermeras, pero también a voluntarios y conductores de ambulancia sin ninguna experiencia médica. Además, brindamos capacitación en primeros auxilios en Misrata y, más adelante, en la parte oriental del país.

¿Cuáles fueron los momentos más memorables de su misión en Libia?

El trabajo en las líneas de frente representó un gran reto. Tuve que cruzar las líneas en Sirte (en el norte del país), en Sabha (en el sur) y en Trípoli para llevar insumos médicos al personal de salud, así como alimentos y otros artículos esenciales a las personas necesitadas. No fue tarea fácil. Cruzar las líneas era peligroso, porque las hostilidades continuaban incluso cuando se había acordado un alto el fuego.

En Misrata, observamos que había un grave problema con la gestión de los cadáveres. Entonces, capacitamos a grupos de voluntarios de la comunidad para que recogieran y enterraran los cuerpos. Cuando cayó Trípoli, colaboramos con los voluntarios para recoger los cadáveres de las morgues y calles. Había cientos de cadáveres y era imprescindible identificar a los muertos, fotografiarlos y dejar constancia de dónde habían sido encontrados, dónde estaban enterrados y demás detalles.

Yo había trabajado más de diez años como socorrista de la Cruz Roja Libanesa, pero nunca me pareció "normal" manipular cadáveres, sabiendo que cada una de esas personas dejaba tras sí una familia y una historia. Precisamente cuando me ocupo de los muertos es cuando más me convenzo del papel esencial que cumplen los primeros auxilios para salvar vidas.

¿Qué hace ahora el CICR para fortalecer los servicios de primeros auxilios en Libia?

En estos momentos, trabajamos en estrecha colaboración con la Media Luna Roja Libia a fin de mejorar su capacidad en materia de primeros auxilios. Además, cooperamos con las organizaciones que realizan actividades de gestión de crisis en Libia y proporcionamos formación a los servicios médicos de urgencia, las organizaciones de protección civil y otras entidades.

Recientemente, realizamos un simulacro de accidente de avión. Se trató de un ejercicio muy importante, en el que participaron la Autoridad Nacional de Seguridad, la Media Luna Roja Libia, los servicios médicos de urgencia, Libya Aid, el comité de crisis de la oficina del primer ministro, y los ministerios del Interior, de Salud y de Defensa. Este tipo de ejercicio permite garantizar que todos estén preparados para afrontar situaciones de emergencia, en las cuales es imprescindible actuar de manera coordinada.


Fotos

Abdulbadih El Dada, delegado de primeros auxilios del CICR, dirige una sesión de formación en primeros auxilios para colaboradores de la Media Luna Roja Libia y otros interesados. 

Ghat, sudoeste de Libia, enero de 2013.
Abdulbadih El Dada, delegado de primeros auxilios del CICR, dirige una sesión de formación en primeros auxilios para colaboradores de la Media Luna Roja Libia y otros interesados.
© CICR

Abdulbadih El Dada, delegado de primeros auxilios del CICR, y colaboradores de la Media Luna Roja Libia trasladan un cadáver a la morgue durante la evacuación del personal y de los pacientes del hospital, realizada por el CICR. 

Hospital Ibn Sina, Sirte, Libia, octubre de 2011.
Abdulbadih El Dada, delegado de primeros auxilios del CICR, y colaboradores de la Media Luna Roja Libia trasladan un cadáver a la morgue durante la evacuación del personal y de los pacientes del hospital, realizada por el CICR.
© CICR

Colaboradores de la Media Luna Roja Libia evacuan a una  

Aeropuerto de Ma'tigah, Trípoli, Libia.
Colaboradores de la Media Luna Roja Libia evacuan a una "víctima" de un avión, durante un simulacro de accidente.
© CICR / M. Hawas