• Enviar
  • Imprimir

Sudáfrica: el CICR presta apoyo a la Cruz Roja Sudafricana en respuesta a la violencia urbana

29-05-2008 Entrevista

El 11 de mayo de 2008, estalló la violencia en asentamientos informales y municipios en la provincia de Gauteng y sus alrededores. Los ataques se dirigieron principalmente contra personas extranjeras originarias de Mozambique y Zimbabwe. Desde entonces, la violencia se ha propagado a otras provincias, con un saldo de más de 50 muertos y miles de personas desplazadas.

     

 
   
Catherine Gendre, jefa de la delegación regional del CICR en Sudáfrica 
         

La Cruz Roja de Sudáfrica (CRA) entró en acción inmediatamente, a fin de prestar ayuda a las víctimas. En esta entrevista, Catherine Gendre, jefa de la delegación regional del CICR en Sudáfrica, dice que el CICR apoya las actividades de socorro desplegadas de la CRA en todos los casos necesarios.

  ¿Cómo ha evolucionado la situación en el plano humanitario desde que comenzó la violencia?  

     

Inicialmente, la violencia se concentraba en la provincia de Gauteng donde, al cabo de los primeros dos días, se habían registrado algunos miles de personas desplazadas. La violencia generó agresiones contra individuos, así como saqueos y v iolaciones, y se propagó a los municipios y asentamientos informales vecinos y a otras provincias. Según las cifras actualizadas con que contamos, tras nuevos actos de violencia cometidos el fin de semana pasado, hay ahora más de 35.000 personas desplazadas, aproximadamente 50 muertos y más de 550 heridos.

     
©Reuters / S. Sibeiko 
   
Mujeres que huyen del asentamiento informal de Reiger Park. 
         

Los desplazados se han visto obligados a huir de sus hogares tan pronto que casi ninguno pudo llevarse sus pertenencias. La mayoría se encuentra ahora en la más completa indigencia, sin alimentos, alojamiento ni acceso a la atención básica de la salud. Tal vez, el aspecto más angustioso es que han perdido toda esperanza de poder regresar a sus hogares. Probablemente, muchos vuelvan directamente a sus países de origen en los próximos días y semanas. Entre 30.000 y 50.000 personas ya han abordado autobuses para regresar a Mozambique, Malawi y Zimbabwe.

Al parecer, las personas desplazadas en la provincia del Cabo se están trasladando a la provincia de Gauteng, por lo cual es probable que en los próximos días lleguen numerosas personas. La CRA realiza continuas evaluaciones sobre el t erreno y nos mantiene informados sobre la situación y las necesidades.

  ¿Qué ha logrado hacer el CICR en favor de las personas afectadas?  

     

El CICR trabaja en estrecho contacto con la Cruz Roja Sudafricana a fin de responder a la situación. Hemos prestado apoyo a la CRA con la labor de asistencia a las personas desplazadas, sobre todo en la provincia de Gauteng, proporcionando artículos de primera necesidad; se han suministrado, entre otras cosas, 15.000 mantas y lonas para construir refugios.

La llegada del invierno y las copiosas lluvias complican la situación de los desplazados, y las cosas podrían empeorar más aún. Hace frío, carecen de alojamiento y no tienen adónde volver. En los próximos días, se entregarán a la CRA nuevos socorros. Los desplazados más vulnerables recibirán socorros de emergencia conforme a sus necesidades, que serán cuidadosamente evaluadas por la filial local de la CRA.

     
©Reuters / S. Sibeiko 
   
La gente se refugia en la municipalidad de Germiston, cerca de Johannesburgo. 
         

Por otra parte, el CICR ayuda a la CRA a restablecer el contacto entre familiares separados. Algunas personas perdieron el contacto con sus seres queridos mientras huían, y debemos ayudarlas a reencontrarse. También procuramos fortalecer la capacidad de la CRA para afrontar la crisis proporcionando formación a los voluntarios sobre el restablecimiento del contacto entre familiares y sobre la forma más segura de realizar actividades en las zonas afectadas por la violencia. Estamos dispuestos a proporcionar la ayuda que sea necesaria para mejorar cuanto antes la situación de las personas desplazadas más vulnerables.

  ¿Cuáles son los próximos pasos?  

     

En estos momentos, la prioridad es hacer llegar socorros de emergencia a las personas más vulnerables. Pero a más largo plazo, sabemos que hay decenas de miles de personas desarraigadas por la violencia, sobre todo personas extranjeras. La mayoría tuvo que huir con las manos casi vacías; literalmente, esas personas corrieron para salvar la vida. Aunque la situación se calme en los próximos días, esas personas necesitarán ayuda durante semanas, ya que muchas de ellas han perdido su hogar, su trabajo y sus bienes. Junto con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, apoyaremos a la Cruz Roja Sudafricana para prestar ayuda donde podamos.