• Enviar
  • Imprimir

Sudán/Chad: Laurent Maurice, el colaborador del CICR recientemente liberado, habla sobre su experiencia.

09-02-2010 Entrevista

Laurent Maurice, agrónomo del CICR, fue liberado por sus captores a los 89 días de su secuestro en Chad oriental. Otro colaborador del CICR, Gauthier Lefèvre, secuestrado el 22 de octubre de 2009 en Darfur occidental, sigue en cautiverio. La suerte de Gauthier sigue siendo una gran preocupación para el CICR, que continuará instando por su liberación incondicional. Laurent Maurice habló con Saleh Dabbakeh, colaborador del CICR en Jartum, poco tiempo después de su liberación. 

 

©CICR/S. Dabbakeh 
   
Laurent Maurice, tres días después de su liberación. 
     

  Fue liberado hace tres días. ¿Cómo se siente?  

     

Por empezar, ahora puedo reír en voz alta. No me era fácil expresarme durante el cautiverio, ya que no debía llamar la atención. Desde mi liberación, he hablado con muchos amigos y colegas. Hablé por teléfono con mis familiares, y pronto podré verlos. Están muy felices de haber hablado conmigo, pero quieren ver a su hijo, tocarlo y comprobar cómo está tras su secuestro.

 

  ¿Cómo lo trataron los secuestradores?  

     

Como a un invitado, pero yo mantuve cierta distancia para mostrarles mi respeto y ganarme el suyo. En general, me daban comida europea; de vez en cuando, me cansaba de comer macarrones dos veces al día. Pero aunque me trataban bien, me estaban reteniendo contra mi voluntad. 

 

  ¿Sabía usted lo que estaba pasando en el mundo?  

     

Los secuestradores me daban una radio cada vez que la pedía. Por ejemplo, escuché las noticias relacionadas con la conferencia sobre el medio ambiente celebrada en Copenhague. Pero la radio era más que una mera fuente de noticias; era una forma de permitir que mi mente se escapara de lo que me estaba pasando. Era una forma de irme, de moverme fuera del lugar donde estaba confinado. Después, volvía a la realidad. Era una forma de alivio transitorio.

 

  ¿Ha afectado el secuestro sus planes futuros en relación con el CICR y la labor humanitaria?  

     

Ésta es mi vocación y mi profesión. Me sumé al ámbito humanitario en 1998 y  siempre quise trabajar para el CICR. Ahora lo hago, y deseo seguir haciéndolo. Las personas afectadas por conflictos armados, que necesitan protección y asistencia, no tienen nada que ver con los secuestradores. Necesitan agua potable, mejores cosechas, alimentos y vivienda. Elegí la acción humanitaria porque quería ayudar a las personas.

 

  ¿Cuándo supo que sería liberado?  

     

Los secuestradores me lo dijeron el día antes. Creo que esa noche, apenas pude dormir una hora. Estuve acostado, mirando las estrellas y la luna, preguntándome si realmente iba a suceder, si por fin me liberarían. Después de tanto tiempo en cautiverio, las cosas parecían suceder de golpe. Uno sabe que es libre cuando realmente es así.

 

Deseo agradecer a todos los que contribuyeron a mi liberación y espero que sigan haciendo todo lo posible por lograr la liberación de Gauthier.

 

  ¿Qué mensaje tiene para Gauthier?  

     

Mi mensaje es de esperanza. Espero que Gauthier sea liberado pronto. Deseo decirle que hay muchísimas cosas buenas que lo esperan. Hay tanto amor, tanta esperanza, tantos amigos y toneladas de mensajes. Espero que mi liberación lleve a que tú también seas liberado pronto. Sé que no es fácil esperar la libertad día tras día. Per o no me cabe duda de que tu libertad llegará pronto.