• Enviar
  • Imprimir

Los prisioneros de guerra alemanes en manos de los Aliados

06-04-1998

El CICR y la Segunda Guerra Mundial

   

Francia, 1944-48, Voves, campamento de prisioneros de guerra alemanes.

(Ref. hist- 3237/33)

Durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán resulta victorioso y son poco numerosos los prisioneros alemanes en manos de los Aliados.

Tras el desembarco de los Aliados en Normandía, y su posterior avance en Alemania, aumenta considerablemente el número de militares alemanes capturados.

La capitulación de Alemania, el 8 de mayo de 1945, deja como resultado la captura de millones de hombres del ejército alemán que ya no pueden contar con la asistencia de su gobierno ni de sus familias, las cuales, por su parte, están sumidas en una profunda miseria. La opinión pública de los vencedores considera que la suerte que corren estos hombres no es otra que la que se merecen y el CICR es prácticamente el único que interviene en su favor. El CICR emprende gestiones ante las autoridades de las cuatro zonas de ocupación y, a partir del otoño de 1945, obtiene la autorización para enviar socorros y delegados a las zonas francesa y británica; el 4 de febrero de 1946, el CICR recibe la autorización para hacer llegar envíos de socorros a la zona americana y, a partir del 13 de abril de 1946, para extender su acción a la zona soviética. No obstante, las cantidades de socorros recibidas por el CICR para estos cautivos siguen siendo muy modestas. En el transcurso de sus visitas, los delegados constatan que los prisioneros de guerra alemanes están a menudo detenidos en condiciones espantosas; llaman la atención de las autoridades detenedoras sobre este hecho y logran, poco a poco, ciertas mejoras.