• Enviar
  • Imprimir

La guerra franco-prusiana de 1870

06-04-1998

   

Guerra franco-alemana 1870-1871.

Heridos del ejército Bourbaki, atendidos en una iglesia en Lausana (Suiza).

(Ref. hist-1774/9a)

Para cuando estalla el conflicto, el 15 de julio de 1870, tanto Francia como Prusia han adherido al Convenio de Ginebra de 1864. El CICR abre, en Basilea, una Agencia Internacional de Socorros a los Militares Heridos , que debe, en particular, facilitar el encaminamiento de los socorros en especie y en dinero efectivo que afluyen pronto a Basilea. Para encargarse de estos convoyes, la Agencia recurre a personas que no se limitan a llevar los socorros a las cercanías de los campos de batalla sino que, además, recogen información sobre los heridos y las necesidades más urgentes. A partir del 31 de julio, la Agencia pone en marcha un servicio de correspondencia entre los prisioneros de guerra y sus familias.

El CICR procura, asimismo, hacer repatriar los prisioneros de guerra heridos de gravedad y logra que 2.600 de ellos sean repatriados a través de Suiza.

Las derrotas sucesivas del ejército francés hacen que se prolongue la detención de varios cientos de miles de prisioneros de guerra. El CICR les hace llegar socorros, publica listas de nombres y busca a militares desaparecidos.

Así pues, durante este conflicto de 1870, el CICR emprende actividades que, desde entonces, han seguido formando parte de su competencia, a saber:

  • envío de delegados al teatro de los conflictos;

  • publicación de listas de prisioneros de guerra;

  • repatriación de heridos;

  • búsqueda de desaparecidos;

  • transmisión de correspondencia entre personas separadas por la guerra;

  • encaminamiento de socorros a las víctimas de conflictos.