• Enviar
  • Imprimir

El CICR en la Segunda Guerra Mundial: la acción del CICR en las islas del Canal de la Mancha y el aprovisionamiento de los enclaves del Atlántico

06-04-1998

Desde junio de 1940, las islas británicas de la Mancha, situadas a lo largo de las costas de Normandía, son ocupadas por el ejército alemán. Entre 1940 y 1944, el CICR envía allí paquetes que le suministra la Cruz Roja Británica. No obstante, en 1944, tras la liberación de Francia, la situación de estas islas se hace sumamente alarmante; en efecto, siguen estando ocupadas por el ejército alemán que, a partir de entonces ha quedado separado de su retaguardia y depende por completo de los recursos locales que son insuficientes pues las últimas cosechas han sido catastróficas. El CICR obtiene el asenso de las autoridades alemanas y británicas para abastecer estas islas con uno de sus barcos, el SS Vega . Durante el invierno de 1944 a 1945, efectúa cinco viajes entre Lisboa y los puertos de Jersey y de Guernesey. En cada viaje van delegados del CICR que controlan la distribución de los socorros.

Cuando Francia queda liberada, en el verano de 1944, las guarniciones alemanas de los puertos de Lorient, Saint Nazaire, La Rochela, Royan y Dunkerque, son rodeadas por las fuerzas aliadas y la situación de la población civil que ha quedado allí es muy precaria. A solicitud del gobierno francés, el CICR trata de abastecerla; para ello requiere obtener el asenso de las autoridades alemanas y negociar treguas, a fin de que sus delegados puedan franquear las líneas y encaminar los socorros (por barco, por carretera o por ferrocarril). De esta manera, en el transcurso de siete operaciones, se envían y distribuyen unas 2.300 toneladas de víveres.