• Enviar
  • Imprimir

Protección de los bienes culturales durante las hostilidades: reunión de expertos en América Latina

30-09-2002 Artículo, Revista Internacional de la Cruz Roja, por Jan Hladík

El Servicio de Asesoramiento en Derecho Internacional Humanitario del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) organizó una Reunión Regional de Expertos para los países latinoamericanos, los días 13 y 14 de mayo de 2002 en Lima (Perú), sobre el tema " Protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado: aplicación a nivel nacional de las reglamentaciones internacionales en este ámbito " . La Reunión se llevó a cabo con el apoyo de las autoridades peruanas, el Instituto Nacional de Cultura y la Comisión Nacional para el Estudio y la Aplicación del Derecho Internacional Humanitario. Tras la reunión de expertos sobre la protección de los bienes culturales durante las hostilidades, celebrada en Chavannes-de-Bogis (Ginebra) los días 5 y 6 de octubre de 2001 [1] , ésta fue la primera reunión descentralizada.

Los principales objetivos de la Reunión fueron promover un mayor conocimiento de las normas internacionales sobre la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado; intercambiar información y considerar los métodos técnicos que emplean algunos países para identificar e inventariar los bienes culturales, adoptar medidas relativas a su salvaguardia y protección durante esas situaciones y a las sanciones de las violaciones de las normas pertinentes; facilitar los intercambios de información entre las autoridades y las entidades nacionales competentes en América Latina; y difundir los consejos prácticos incluidos en el informe Protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado , publicado por el CICR tras la reunión de expertos celebrada en Ginebra, en octubre de 2000 [2] . Estos consejos sirven para motivar y guiar a las autoridades y las comisiones nacionales en lo que concierne a la aplicación del derecho humanitario en este ámbito.

En la reunión celebrada en Lima, participaron los siguientes países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela [3] . Además, asistió España [4] .

La primera jornada se dedicó a presentaciones generales y a la experiencia en el plano interno de Argentina, El Salvador y España. Para el cierre, se realizó una presentación sobre la difusión de las normas sobre protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado entre los miembros de las fuerzas armadas.

En la segunda jornada, tres grupos de trabajo debatieron diversos temas: el Grupo de Trabajo I trató de la atribución de competencias y responsabilidades y la cooperación en los planos regional y subregional; el Grupo de Trabajo II abordó la cuestión de la protección jurídica de los bienes culturales, la legislación nacional y asuntos penales; y el Grupo de Trabajo III debatió acerca de la difusión y la promoción de las disposiciones de la Convención de La Haya sobre la protección de bienes culturales en caso de conflicto armado y su segundo Protocolo, entre el público en general y entre grupos concretos, como las fuerzas armadas o los funcionarios civiles.

El Grupo de Trabajo II examinó asuntos jurídicos específicos, como las medidas legislativas, la definición de bienes culturales, la aplicación de las disposiciones de la Convención de La Haya en caso de desastres naturales, el uso del signo distintivo previsto en la Convención de La Haya y las sanciones penales por violaciones de las normas relativas a los bienes culturales. Durante los debates, se pla nteó una cuestión de índole jurídica, muy interesante: la posibilidad de aplicar la Convención de La Haya al patrimonio cultural intangible, el cual reviste especial importancia para algunos países latinoamericanos, que se preocupan por proteger su tradición oral. No incumbe a la UNESCO proporcionar una interpretación " oficial " de la Convención. Esa prerrogativa sólo corresponde a los Estados Partes en ese instrumento y, posiblemente, a la Corte Internacional de Justicia, si se le solicita ejercer jurisdicción en un litigio legal relativo a la interpretación de un tratado [5] . No obstante, se puede argumentar que la definición de bienes culturales que figura en el artículo 1 de la Convención (bienes muebles o inmuebles que tengan una gran importancia para el patrimonio cultural de los pueblos, edificios destinados a conservar y exponer bienes culturales muebles y centros que alberguen monumentos) no se extiende al patrimonio cultural intangible.

Como síntesis de los debates de los Grupos de Trabajo, se formularon recomendaciones.

En resumen, la Reunión Regional de Expertos, celebrada en Lima el mes de mayo de 2002, sobre la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado contribuyó a dar mayor difusión a la Convención de La Haya y su segundo Protocolo en América Latina. Asimismo, brindó la oportunidad para que profesionales en patrimonio cultural de la región, juristas civiles y militares y funcionarios se pongan en contacto y compartan información. Destacó, además, la suma importancia que reviste la estrecha cooperación entre la UNESCO, depositaria del Convenio de La Haya y de sus dos Protocolos y órgano de vigilancia de esos instrumentos, y el CICR, que vela por la aplicación de los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 para la protección de las víctimas de la guerra y sus Protocolos adicionales de 1977, con miras a promover y aplicar los instrumentos jurídicos relativos a la protecc ión del patrimonio cultural durante las hostilidades. Por último, tres países latinoamericanos (Bolivia, Costa Rica y Honduras) anunciaron, durante la reunión, que pronto se harán Partes en el segundo Protocolo, con lo cual aumenta el número de países latinoamericanos Partes en ese instrumento.

Jan Hladík Especialista de Programa, Sección Normas Internacionales, División de Patrimonio Cultural, UNESCO. El autor es responsable de la selección y la presentación de los hechos que figuran en el presente artículo, así como de las opiniones en él vertidas, que no son necesariamente las de la UNESCO ni comprometen a esa Organización.

  [1] Para un informe más detallado sobre la Reunión de Expertos celebrada en Ginebra el año 2000, véase mi artículo " Expert Meeting on the National Implementation of Rules for the Protection of Cultural Property in the Event of Armed Conflict " , International Journal of Cultural Property, Vol.10, No. 1, 2001, pp. 134-136.

  [2] Véase nota 1.

  [3] De estos Estados, Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Perú son Partes en la Convención de la Haya de 1954 para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado; Brasil, Colombia, Cuba, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá y Perú son Partes en el Protocolo de 1954; y Argentina, Nicaragua y Panamá son Partes en el segundo Protocolo, de 1999.

  [4] España es Parte en la Convención de La Haya y en sus dos Protocolos.

  [5] Véase el art. 36 (2) (a) del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia.




Páginas relacionadas