Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Nepal: el CICR se esfuerza por hacer respetar el DIH

22-03-2005 Conferencia de prensa

El delegado general del CICR para Asia y el Pacífico, señor Reto Meister, regresó de una visita a Nepal, donde participó en reuniones de alto nivel sobre las operaciones de la Institución.

 

© ICRC / Roland Sidler ref. np-e-00006 

Sensibilizar a los portadores de armas sobre el DIH es una actividad central del CICR en Nepal. 


 

Durante su visita a Nepal, el señor Meister participó en importantes en cuentros, entre los que se contaron una audiencia con Su Majestad el Rey Gyanendra y reuniones con el Ministro del Interior, con funcionarios del Ministerio de Asuntos Exteriores, y con el jefe de Estado Mayor y oficiales superiores del ejército real nepalés.

Aunque la visita se había planificado antes de los sucesos que se desencadenaron a principios de febrero, la misión del delegado general tuvo lugar en un momento en que la comunidad internacional manifestaba una creciente preocupación con respecto a la situación en el país. 

Se estima que el conflicto entre las fuerzas del Gobierno y los insurgentes maoístas, que lleva casi una década, ha causado más de 10.000 muertos.

" No cabe duda de que el conflicto ha seguido intensificándose en los últimos dos años y que la insurgencia maoísta se ha extendido a otras zonas " , dijo Meister. 

  Hacer respetar el derecho internacional humanitario: una prioridad  

     

Durante una conferencia de prensa en Ginebra, el señor Meister afirmó que el CICR sigue muy preocupado por las continuas denuncias de violaciones graves del derecho internacional humanitario.

" Todavía se están cometiendo numerosas violaciones del derecho internacional humanitario " , dijo Meister. " Se siguen observando problemas como el reclutamiento de menores, la represión de la población civil, y se ha hecho una gran cantidad de denuncias acerca de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales " .

El delegado general recordó que tanto el artículo 3 de los Convenios de Ginebra de 1949, en los que Nepal es Parte, como las normas consuetudinarias aplicables a la conducci ón de las hostilidades en conflictos armados no internacionales, constituyen un marco jurídico sólido que debe respetarse.

El señor Meister manifestó cierto optimismo, ya que, durante sus conversaciones con los funcionarios gubernamentales nepaleses, éstos habían asumido el compromiso de hacer respetar el derecho internacional humanitario y ya habían adoptado algunas medidas para mejorar la situación. Dijo que habían dado señales de una mejor predisposición para impartir formación sobre las normas del DIH a las fuerzas armadas del Gobierno y para sancionar las infracciones.

Sin embargo, también subrayó que el compromiso de ambas partes de hacer respetar el DIH debía traducirse en medidas concretas de carácter general.

  El CICR continúa sus actividades  

     

Como en 2004, el CICR continúa sus actividades en favor de las personas afectadas por el conflicto, a través de sus oficinas en Katmandú, Biratnagar y Nepalganj. Próximamente, la Institución abrirá dos oficinas más, en el oeste y en el extremo oeste del país, para responder a las crecientes necesidades que surgen a raíz del conflicto.

Al igual que en 2004, las operaciones del CICR continuarán centrándose en las actividades de protección en favor de las personas civiles y los portadores de armas heridos o capturados.

Esas actividades comprenden, por ejemplo, presentar a ambas partes beligerantes denuncias de violaciones del DIH, visitar detenidos, mejorar las instalaciones de abastecimiento de agua y de saneamiento en los lugares de detención y apoyar las estructuras sanitarias y los servicios ortopédicos. Otro elemento clave de las operaciones del CICR en el país es el apoyo a la Cruz Roja Nepalesa.

Tras las reuniones co n las autoridades nepalesas, el señor Meister dijo que confiaba en que la organización pudiese visitar a todas las personas detenidas por el ejército real nepalés siguiendo las modalidades habituales de la Institución.

Las distribuciones de los socorros de emergencia que se efectúan en Nepal son relativamente limitadas, dado que no hay grandes cantidades de civiles desplazados por los combates. Sin embargo, se proporcionará ayuda no alimentaria a las familias cuando sea necesario, y el CICR está preparado para intervenir si llegara a aumentar el número de desplazados internos.