• Enviar
  • Imprimir

La cooperación entre el Rotary Internacional y el CICR

03-05-2011

El Rotary Club de Suiza y Liechtenstein y el CICR están asociados desde 1996. En un primer momento, el objetivo de la fundación "Mine-Ex" del Rotary Club fue recaudar fondos para el centro ortopédico del CICR en Camboya. Más adelante, comenzó a apoyar los centros ortopédicos en Myanmar, Etiopía y en el sudoeste de Argelia, que proporcionan a las víctimas de las minas terrestres las prótesis y los servicios de rehabilitación que necesitan. Desde 2009, la fundación "Mine-ex" también presta apoyo a las actividades del CICR en favor de las víctimas de las minas terrestres en Afganistán.

El difunto Dr. Hans Stirnemann, un rotario, trabajó como cirujano en hospitales del CICR en Pakistán, Camboya y Sudán, entre 1992 y 1994. La importancia de las tragedias humanas causadas por las minas terrestres lo conmovió tanto, que tomó la decisión en 1995 de involucrarse en la lucha contra esta plaga mundial.

Dr. Stirnemann habló de sus experiencias con los miembros del Club. Su convicción y la manera sencilla y conmovedora con la que describió sus experiencias, hizo que a podido rapidamente contar con un grán número de seguidores. Para contribuir concretamente en aliviar el sufrimiento de las víctimas de minas, él y su amigo Walter Limacher se pusieron en contacto con el CICR y le propusieron una alianza con el Rotary Club para recaudar fondos en favor de las víctimas de las minas en Camboya, y también para apoyar la producción de los componentes de rehabilitación ortopédica y de formación física de los especialistas ortopédicos en la región Esto ha resultado en el programa "Mine-Ex" .

Desde 1997, el proyecto Mine-Ex ha recogido más de 8.7 millones de dólares y esta cifra sigue aumentando. Queremos dar las gracias al Club Rotario de Suiza y, en particular al Dr. Stirnemann y al Señor Limacher, que fueron las puntas de lanza de este proyecto.

Inspiradas por el proyecto Mine-Ex, las secciones del Rotary Internacional en Alemania ta mbién han empezado a recaudar fondos para las víctimas de las minas terrestres en Afganisán y Georgia. A finales de 2010, los donativos se acercaban de 500 000 francos suizos.

En 1999, el Rotary Internacional hizo una llamada al mundo entero para aportar asistencia a las víctimas de la crisis en Kosovo. Esta iniciativa ha sido un éxito. En efecto, 4.84 millones de francos suizos han sido recogidos para apoyar el trabajo humanitario del CICR.