Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Presupuesto del CICR en 2013: garantizar la respuesta adecuada en el momento oportuno

06-12-2012 Comunicado de prensa 12/240

Ginebra (CICR) – Millones de personas alrededor del mundo siguen sufriendo los efectos de conflictos armados y de otras situaciones de violencia cada vez más complejos, sin muchas perspectivas de que haya una mejora notable en su vida diaria. En este contexto, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) solicita 1,17 mil millones de francos suizos (0,97 mil millones de euros o 1,21 mil millones de dólares EE.UU.) para sufragar sus operaciones humanitarias en 2013. En el presupuesto del CICR correspondiente al próximo año, se han inscrito las cifras iniciales de 988,7 millones de francos suizos para las actividades operacionales sobre el terreno y 186,8 millones de francos para el apoyo que presta la sede de la Institución en Ginebra.

"Este presupuesto nos permitirá mantener una amplia gama de actividades para satisfacer muy diversas necesidades, teniendo en cuenta al mismo tiempo las difíciles condiciones de seguridad", dijo el presidente del CICR, Peter Maurer, en una conferencia de prensa celebrada en Ginebra con motivo del lanzamiento de los llamamientos de emergencia de la Institución.

"En 2013, el CICR hará frente a situaciones muy diversas y consecuencias sumamente variadas para hombres, mujeres y niños heridos, enfermos, desplazados, detenidos o separados de sus familias", dijo el señor Maurer. "La combinación de conflictos graves y prolongados ocasionará un aumento general de las actividades humanitarias que tenemos que llevar a cabo ya sea para aliviar las necesidades inmediatas o para apoyar a las personas en su esfuerzo por fortalecer la resiliencia a más largo plazo".

"El número de víctimas civiles de la escalada de conflicto en Siria, así como la reanudación de los combates y los numerosos abusos cometidos en el este de la República Democrática del Congo son motivo de gran preocupación", explicó el presidente del CICR. "La población en el norte de Malí se vuelve cada vez más vulnerable debido a la escasez de alimentos y al colapso de los servicios básicos que han agravado los efectos del conflicto armado. Las perspectivas son bien poco alentadoras para la población de Afganistán, que ha enfrentado peligros y abusos en los últimos tres decenios. Los combates en Sudán y Sudán del Sur, que han obligado a miles de personas a huir de sus hogares, no dan muestras de amainar. Las otras formas de violencia, como la violencia entre comunidades en zonas de Asia y los enfrentamientos tribales en varios países africanos, también siguen causando enormes sufrimientos. Además, la crisis económica podría provocar más inestabilidad en determinados países".

“Puede que Siria, la República Democrática del Congo y Malí acaparen la atención de los medios, pero nosotros también estamos trabajando en países donde el sufrimiento hace menos noticia, como en Filipinas, Madagascar o la República Centroafricana", precisó el señor Maurer.

La violencia, los abusos y la perturbación de los servicios de asistencia de salud, agua y electricidad, todos tienen consecuencias dramáticas para la población civil. ''Algunas de las situaciones más urgentes que debe atender nuestro personal son aquellas en las que se niega a comunidades enteras los servicios básicos porque los combates restringen su libertad de movimiento, o aquellas en las que los ataques a ambulancias, al personal médico, a socorristas y hospitales hacen difícil o imposible prestar asistencia de emergencia inmediata y vital.

En 2013, las operaciones del CICR de mayor envergadura por lo que a gastos se refiere serán Afganistán, Irak, Somalia, la República Democrática del Congo, Sudán del Sur, Siria, Israel y los territorios ocupados, Sudán, Malí/Níger y Yemen. Una vez más, África representará más del 40% de los compromisos operacionales del CICR en todo el mundo,

"El presupuesto del CICR refleja plenamente nuestro objetivo de actuar y atender a las necesidades de la forma más adecuada y coherente. Siempre procuramos tener en cuenta las circunstancias de las personas, los riesgos y peligros a los que se ven expuestas, así como el sexo y la edad. También tenemos en cuenta el acceso que tiene el CICR, la aceptación de que goza nuestra Institución y la índole de los riesgos de seguridad que enfrenta", precisó el señor Maurer. "Para el CICR, 2012 fue uno de los años más difíciles en términos de seguridad. En 2013, encontrar el equilibrio adecuado entre los riesgos asumidos y el alcance de la intervención humanitaria seguirá siendo una tarea ardua. A fin de lograrlo, el CICR tendrá que hacer todo lo posible para que se le acepte como institución neutral, independiente e imparcial".

Para llevar a cabo sus actividades, el CICR cuenta con una plantilla de 12.000 empleados sobre el terreno que colaboran estrechamente no sólo con las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, sino también cada vez más con otras organizaciones internacionales o locales. En Nepal, por ejemplo, donde el CICR apoya a las familias de las personas desaparecidas, muchas de las cuales están encabezadas por mujeres, la Institución trabaja en estrecha colaboración con las organizaciones locales que prestan asistencia económica, asesoramiento jurídico, rehabilitación médica y apoyo comunitario.

"Hoy más que nunca estamos firmemente comprometidos a hacer todo lo que esté en nuestro poder para ayudar a la gente necesitada dondequiera que sea", señaló el presidente Maurer. "Pero es importante recordar que la vida de innumerables personas que necesitan protección y asistencia, en última instancia, también depende del apoyo continuo de nuestros donantes".

Para más información:
Dorothea Krimitsas (inglés, francés), CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 25 90 ó +41 79 251 93 18
Carla Haddad Mardini (inglés, francés, árabe), Ginebra, Ginebra, tel.: +41 22 730 24 05 ó +41 79 217 32 26
Alexis Heeb (español), CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 72 ó +41 79 218 76 10
Anastasia Isyuk (ruso), CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 30 23 ó +41 79 251 93 02


Fotos

Peter Maurer 

Peter Maurer
© CICR / T. Gassmann