• Enviar
  • Imprimir

Libia: se distribuye más ayuda mientras prosiguen los enfrentamientos en Bani Walid

23-10-2012 Comunicado de prensa

Trípoli/Ginebra (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en colaboración con la Media Luna Roja Libia, ha empezado hoy a distribuir ayuda a las miles de personas que en los últimos días han huido de sus hogares en Bani Walid a raíz de las tensiones y los enfrentamientos registrados en la ciudad.

Los colaboradores del CICR y los voluntarios de la Media Luna Roja Libia están distribuyendo lonas plásticas, colchonetas, mantas, utensilios de cocina y productos de aseo entre los numerosos desplazados de Orban. Asimismo, hoy se han despachado desde Trípoli 17 toneladas de alimentos básicos (arroz, aceite, frijoles, sal, azúcar, té y puré de tomate) y 7 toneladas de otros artículos para que se repartan a las personas desplazadas en Orban, Temesla Wadi Mansour y otras zonas.  

“Orban y Temesla Wadi Mansour son los principales puntos de tránsito de los civiles que están huyendo de sus hogares”, explicó Asma Khaliq Awan, delegado responsable de las distribuciones. “Sin embargo, parece que la población también está tomando otras rutas y muchos han quedado abandonados a su suerte en caminos de arena en medio del desierto”. En este momento no podemos dar una cifra exacta de las personas desplazadas, ya que los números no dejan de fluctuar. Algunas personas están intentando llegar a Trípoli, mientras otras tratan de permanecer lo más cerca posible de sus hogares. Los desplazados, la mayoría de ellos mujeres y niños, viven en una situación muy precaria, especialmente en lo que respecta a las condiciones higiénicas. Necesitan urgentemente alimentos, agua y productos de aseo”.

Entretanto, otros colaboradores del CICR están trasladando a unos 60 trabajadores extranjeros a Tarhuna, donde el CICR instaló el 22 de octubre una base temporal para sus operaciones humanitarias. Los trabajadores, en su mayoría procedentes de Bangladesh y la India, han tenido que caminar al menos 30 kilómetros desde Bani Walid.

“Estamos muy preocupados por las consecuencias de la violencia en la población que permanece en Bani Walid, en particular los ciudadanos extranjeros y los heridos. La situación se ha vuelto más peligrosa ahora que los enfrentamientos se libran en zonas densamente pobladas”, declaró Ishfaq Muhammad Khan, jefe de la delegación del CICR en Libia. “Estamos recibiendo numerosas peticiones de ayuda de Bani Walid, pero para poder evacuar a los heridos necesitamos poder acceder a la ciudad en condiciones de seguridad. Estamos dialogando con todas las partes implicadas para obtener dicho acceso.

Desde que estalló la violencia en Bani Walid, el CICR ha entrado en la ciudad en dos ocasiones, el 10 y el 19 de octubre, para suministrar al hospital de Bani Walid y al policlínico de Dahra material quirúrgico para tratar a unos 100 pacientes con heridas de arma y otros socorros médicos que se necesitaban con urgencia.

En su calidad de organización humanitaria estrictamente neutral e independiente, el CICR hace un llamamiento a todas las partes implicadas para que respeten la vida, la integridad física y la dignidad humana de las personas en todo momento, y las insta a que respeten y protejan a los heridos, al personal y las instalaciones de salud, y los vehículos utilizados como ambulancia. No deben ponerse trabas a la ayuda prestada por el personal sanitario y humanitario.

Para más información:
Soaade Messoudi, CICR, Trípoli, tel.: +218 913 06 61 98
Saleh Dabbakeh, CICR, Trípoli, tel.: +218 919 30 77 06
Vassily Fadeev, CICR, Ginebra, tel.: +41 79 536 92 48