Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Siria: llamamiento a las partes en conflicto para que respeten a los civiles

26-11-2012 Comunicado de prensa 12/230

Ginebra/Damasco (CICR) – El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) está alarmado por la forma en que las partes en conflicto están conduciendo las hostilidades, y por su “falta de atención a la difícil situación que atraviesa la población”, declaró el director de Actividades Operacionales del CICR, Pierre Krähenbühl.

“Los casi veinte meses de enconados enfrentamientos han causado una destrucción masiva, el desplazamiento de familias enteras, miles de víctimas y de refugiados y un número creciente de civiles que tienen que bregar para satisfacer necesidades básicas como la alimentación, el agua y la atención médica”, añadió el señor Krähenbühl. La situación humanitaria en Siria empeora día a día y las necesidades de la gente de a pie no dejan de aumentar.

“La escalada de la violencia armada se está cobrando un alto precio entre la población civil. Exhortamos, pues, a las partes que participan en los enfrentamientos a que tomen medidas inmediatas para cumplir plenamente las disposiciones del derecho internacional humanitario, conocido también como el derecho de los conflictos armados”, señaló. Estas normas y principios se aplican a todas las partes en el conflicto armado de Siria y restringen los medios y métodos de guerra a los que se puede recurrir. El CICR les ha recordado en reiteradas ocasiones que deben distinguir en todo momento entre las personas civiles y aquellas que participan directamente en los combates.

Las familias afectadas viven atenazadas por la angustia y la desesperación ante el aumento de la inseguridad y la incertidumbre sobre su futuro. Sus medios de subsistencia se han visto afectados, la atención médica ha empeorado, los alimentos básicos son más difíciles de obtener y muchos niños han dejado de ir a la escuela. Numerosos espacios públicos se han convertido en alojamientos improvisados. En los últimos meses, cientos de miles de hombres, mujeres y niños han tenido que huir de sus hogares a causa del conflicto. Muchos han cruzado la frontera y se han refugiado en países vecinos en busca de mayor seguridad.

El CICR reitera que el derecho internacional humanitario solo permite dirigir ataques contra objetivos militares y no contra la población civil ni contra bienes de carácter civil como viviendas, colegios, instalaciones y vehículos de salud, refugios comunitarios o lugares de culto. También otorga protección a la población civil y a las personas que no participan o que han dejado de participar en las hostilidades, como los heridos, los enfermos y los detenidos, que deben recibir un trato digno en todo momento.
“Ante el agravamiento de las necesidades humanitarias, el CICR vuelve a hacer un llamamiento a todos los portadores de armas para que respeten al personal de las organizaciones humanitarias”, recalcó el señor Krähenbühl. La dura realidad es que, desde que estalló la violencia, seis voluntarios de la Media Luna Roja Árabe Siria han muerto en el ejercicio de su labor. “El objetivo de la Media Luna Roja y de la Cruz Roja es ayudar a las personas necesitadas de un modo totalmente imparcial y neutral”, añadió el señor Krähenbühl. El personal médico, que trabaja en condiciones extremas, tampoco se ha librado de los estragos de los combates. Todas las partes deben respetar y facilitar la labor del personal sanitario en todo momento y respetar los emblemas de la cruz roja y de la media luna roja.

Para más información:
Rabab Al-Rifaï, CICR, Damasco, tel.: +963 993 70 08 47 ó +963 11 331 04 76
Cecilia Goin, CICR, Beirut, tel.: +963 930 17 77 46 ó +9617 180 23 23
Alexis Heeb, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 72 ó +41 79 218 76 10