Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Adopción de un Tratado sobre el Comercio de Armas: un imperativo humanitario

01-07-2012 Comunicado de prensa

Ginebra (CICR) – El 2 de julio, los Estados miembros de las Naciones Unidas se reunirán en Nueva York durante cuatro semanas para negociar la adopción de un Tratado sobre el Comercio de Armas. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) participará en la Conferencia Diplomática y presionará para que se adopte un tratado sólido y eficaz.

“En su labor de asistencia y protección a las víctimas durante y después de los conflictos armados, el CICR es testigo del coste humano que conlleva la disponibilidad generalizada y el uso indebido de las armas convencionales”, explicó Peter Herby, jefe de la Unidad de Armas del CICR. “Por armas convencionales se entienden todas las armas que no son nucleares, biológicas o químicas”, añadió. “Estamos convencidos de que un Tratado sobre el Comercio de Armas eficaz permitirá salvar vidas, facilitará la prestación de asistencia humanitaria y sanitaria, y reforzará el cumplimiento del derecho internacional humanitario”.

Conforme a lo dispuesto en los cuatro Convenios de Ginebra de 1949, todos los Estados tienen la obligación de hacer respetar el derecho internacional humanitario, lo que significa que deben velar por que las armas y municiones que transfieran no acaben en manos de quienes se espere que puedan utilizarlas para violar el derecho internacional humanitario. Para alcanzar esta meta, el Tratado sobre el Comercio de Armas que se está negociando en Nueva York debería exigir a los Estados que sopesen si las armas que están transfiriendo se van a utilizar para cometer violaciones graves del derecho internacional humanitario. El tratado debería prohibir las transferencias si hay una probabilidad clara de que ello ocurra.

“Se pueden utilizar armas convencionales de todo tipo para perpetrar violaciones graves del derecho internacional humanitario”, afirmó Peter Herby. “Por este motivo, el tratado debería englobar las transferencias de todas estas armas, incluidas sus municiones”.

Las negociaciones que se mantendrán este mes en torno al Tratado sobre el Comercio de Armas constituyen una oportunidad histórica  para reducir el incalculable coste humano que supone el fácil acceso a las armas convencionales y las municiones. Es hora de que los Gobiernos reafirmen su adhesión a los Convenios de Ginebra adoptando normas rigurosas que regulen las transferencias internacionales de armas convencionales.

Para más información:
Philippe Stoll, CICR, Ginebra, tel: +41 22 730 31 40 ó +41 79 536 92 49