Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

RD Congo: responder a las necesidades más urgentes de la población de Kivu Norte

11-07-2012 Comunicado de prensa 12/143

Ginebra/Kinshasa (CICR) – La situación humanitaria y la seguridad de miles de habitantes de la provincia de Kivu Norte son cada vez más imprevisibles y precarias, sobre todo por causa de los enfrentamientos que siguen teniendo lugar entre las fuerzas gubernamentales de la República Democrática del Congo (FARDC) y el Movimiento del 23 de marzo (M23).

En los últimos días, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Cruz Roja de la República Democrática del Congo evacuaron del territorio de Rutshuru hacia Goma a 32 heridos de guerra (31 militares y 1 civil) que necesitaban atención médica de urgencia.

"La violencia también afecta otros territorios de la provincia, el norte de Ntoto, en la región de Masisi, por ejemplo", declaró Frédéric Boyer, jefe de la subdelegación del CICR en Goma. "De allí hemos podido trasladar en helicóptero a dos mujeres enfermas y a cuatro heridos de guerra. También trasladamos a cuatro niños que habían quedado separados de sus padres; uno de ellos es un bebé cuya madre resultó muerta en los enfrentamientos."

También en el territorio de Masisi, 17.500 personas desplazadas que se instalaron en Katoyi recibieron el 6 de julio pasado artículos de primera necesidad, como lonas alquitranadas y mantas. En el sur del territorio de Lubero, en el norte de la provincia, tres personas capturadas y entregadas al CICR, así como un herido de guerra, fueron evacuadas de la zona de combate por el CICR.

"Hoy en día, en los territorios donde están presentes las tropas del M23 y de las FARDC, algunas personas han huido de los combates, pero otras comienzan a volver. Para responder de la forma más rápida posible a las necesidades más urgentes, nuestros equipos de especialistas en salud, agua e higiene, en particular, trabajan junto a la población de las localidades de Bunagana, Kinyoni, Ntamugenga y Kiwanja, y de sus alrededores", explica Frédéric Boyer.

A fin de evitar todo riesgo de propagación del cólera, que actualmente causa estragos en la región de Rwanguba, el CICR abasteció de agua potable al hospital de esa localidad. El 8 de julio, le entregó 15.000 litros de agua potable e instaló dos depósitos de 15.000 litros cada uno.

Es fundamental que las partes reconozcan al CICR como un organismo humanitario neutral e independiente para que pueda intervenir en favor de quienes más necesitan su ayuda.

En la provincia de Kivu Norte, los delegados del CICR también continúan visitando a las personas detenidas en relación con el conflicto a fin de verificar las condiciones materiales de detención y el trato que se brinda a los detenidos.

El CICR recuerda una vez más a todas las partes en conflicto que tienen la obligación de respetar a los heridos y a las personas detenidas, así como a las personas civiles y sus bienes.

Para más información:
Ananie Kulimushi, CICR, Goma, tel. : +243 81 700 77 86
Krista Armstrong, CICR, Kinshasa, tel. : +243 81 700 85 36
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel. : +41 22 730 31 60 o +41 79 536 92 58