Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Día Internacional de la Mujer: la tragedia olvidada de las mujeres

07-03-2013 Comunicado de prensa 13/37

Ginebra (CICR) – En todo el mundo, las mujeres y las niñas que viven tras las rejas suelen afrontar dificultades específicas por lo que se refiere a protección, privacidad y acceso a los servicios básicos, como el de atención médica.

Y sus familiares y comunidades sienten las consecuencias fuera de las cárceles. Es imprescindible reconocer las necesidades específicas de las mujeres detenidas y prestarles la debida atención, dijo el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en vísperas del Día Internacional de la Mujer.

"Las mujeres detenidas tienen derecho a recibir la misma protección que los hombres, pero también tienen derecho a recibir un trato especial debido a sus requerimientos sociales, culturales y fisiológicos, así como a los papeles y las responsabilidades que les corresponden por ser mujeres", dijo Catherine Deman, encargada de las actividades del CICR en favor de las personas detenidas. "Pero la dura realidad indica que en general sus necesidades distan de recibir la debida atención, tal vez porque, en la mayoría de los casos, las mujeres representan una pequeña minoría dentro de la población carcelaria. Por lo general, las cárceles son dirigidas por hombres y para hombres, y rara vez se presta la debida consideración a las necesidades de las mujeres."

Dado que los hijos pueden acompañar a sus madres durante la detención y que es posible detener a mujeres embarazadas, es importante tomar en cuenta las necesidades de madres e hijos. Como mínimo, se debe garantizar su seguridad y su protección. Por otro lado, las instalaciones penitenciarias deben organizarse de modo tal de respetar el bienestar y la privacidad de mujeres y niños.

Debido a la escasez de cárceles para mujeres, éstas suelen ser alojadas en centros lejanos a sus lugares de origen y al apoyo vital de parientes y amigos. Además, cuando las mujeres son el único sostén de la familia, su detención inevitablemente genera dificultades a los familiares que tenían a cargo.

"Es fundamental que las mujeres detenidas tengan la oportunidad de mantenerse en contacto con sus familiares, para que puedan recibir y dar apoyo, así como con otras personas que podrían ayudarles a reinsertarse en la sociedad al ser liberadas", dijo la señora Deman.

En numerosos países, el CICR ayuda a las mujeres detenidas a recuperar la dignidad y a valerse por sí mismas. En Paraguay, por ejemplo, el CICR apoya a la Cruz Roja Paraguaya, que desde 2009 capacita a mujeres detenidas en técnicas de confección de artesanías para comercializar, en asociación con el Instituto Nacional de Artesanías.

"Gracias a la capacitación, las mujeres, sobre todo las madres, obtienen un ingreso durante el período de detención y oportunidades para un futuro mejor. Se las ayuda, a ellas y a sus familiares, a afrontar mejor su situación, en lo mental, económico y social", dijo la señora Deman.

"Siempre se debería buscar una alternativa a la detención, pero cuando de todos modos se detiene a mujeres, las autoridades detenedoras tienen la responsabilidad de garantizar que se las trate con dignidad y que se las aloje en condiciones adecuadas, en todas las etapas de la detención", dijo la señora Deman. Diversos instrumentos jurídicos internacionales establecen normas sobre el trato de las mujeres detenidas a fin de conferirles protección, así como de mantener su dignidad y privacidad de conformidad con las necesidades especiales que tienen por ser mujeres.

"No se debe escatimar esfuerzos para garantizar el respeto de las disposiciones establecidas en el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos", enfatizó la señora Deman.

En todo el mundo, el CICR visita por año a unos 500.000 detenidos con el objetivo de evitar o poner término a torturas, ejecuciones sumarias, desapariciones y otros malos tratos, y de mejorar las condiciones de detención. En el marco de esas visitas, el CICR da especial seguimiento a la situación de grupos vulnerables con necesidades específicas, como las mujeres y los niños.

Nuevas imágenes para TV sobre Paraguay disponibles en la Sala de noticias en vídeo del CICR.

Para más información:
Dorothea Krimitsas, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 25 90 o +41 79 251 93 18