Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Siria: dos años después, no se vislumbra el fin del sufrimiento

15-03-2013 Comunicado de prensa 13/45

Ginebra-Damasco (CICR) – Dos años después del desencadenamiento de la violencia en Siria, las necesidades alcanzan niveles sin precedentes.

Las personas civiles siguen sufriendo las peores consecuencias del conflicto armado y hacen todo lo posible por sobrevivir en condiciones sumamente adversas. Viven en carne propia los encarnizados enfrentamientos y sus condiciones de vida se deterioran de forma incesante, sin que puedan prever cuando acabarán sus sufrimientos.

"Cientos de personas mueren cada día en Siria. Millones están desplazadas en el país, y otras han huido a países vecinos donde viven en muy difíciles condiciones", dijo el jefe de Actividades Operacionales para Oriente Próximo y Oriente Medio, Robert Mardini, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Miles y miles de personas han desaparecido o están detenidas. Las familias buscan desesperadamente a sus seres queridos, pero carecen de toda información sobre su paradero. Además de que se registra un grave deterioro en las condiciones de salud, los establecimientos de salud han sido objeto de ataques y trabajadores de la salud han sido muertos. Los bienes materiales y la infraestructura han sufrido grandes daños, y zonas enteras han quedado reducidas a escombros.

Saber en qué condiciones están las personas detenidas por razones relacionadas con el conflicto armado sigue siendo motivo de gran preocupación para el CICR. "A pesar de las repetidas tentativas para reanudar nuestras visitas a los detenidos, es poco lo que hemos podido lograr. Actualmente, no disponemos de información de primera mano sobre la situación de los detenidos y es algo que nos preocupa mucho. Seguiremos tratando de hacer que las autoridades sirias actúen de forma concreta para que podamos visitar a los detenidos. Es una de nuestras prioridades", añadió Mardini.

"Es lamentable que hoy se registren a diario elevados números de víctimas civiles, algo a lo que, desafortunadamente, la gente se está acostumbrando", dijo Mardini. "Se han señalado o presenciado muchas atrocidades contra las personas civiles, así como ataques contra personal de salud y trabajadores que aportan asistencia. Es necesario que cesen las presentes violaciones al derecho internacional humanitario y a los principios humanitarios básicos que cometen todas las partes".

Las partes en conflicto están lejos de dar con una solución política a la situación, y la comunidad internacional no ha logrado negociar un fin a este conflicto armado. Al mismo tiempo, a pesar de los ingentes esfuerzos desplegados por algunas organizaciones humanitarias sobre el terreno, la asistencia que se presta a las personas en Siria es más que insuficiente para atender a las necesidades cada vez más grandes.

El CICR, junto con la Media Luna Roja Árabe Siria hace todo lo que está a su alcance. Cruzan las líneas del frente para aportar ayuda en las zonas que más ataques han sufrido por parte de la oposición, y en las zonas controladas por el Gobierno. En las últimas tres semanas solamente, pudieron entrar en zonas bajo el poder de la oposición y distribuyeron socorros en las gobernaciones de Homs, Hama e Idlib. "Durante los dos últimos años, millones de personas han recibido ayuda, pero no es suficiente. Las necesidades aumentan con más rapidez que nuestra capacidad de respuesta. Las limitaciones de seguridad y la falta de acceso a algunas zonas impiden que respondamos de forma adecuada".

"Hoy, no podemos llegar a toda la población afectada. Estamos convencidos de que los Estados podrían desempeñar un papel positivo, ejerciendo una influencia más firme sobre los implicados para que respeten más el derecho internacional humanitario. Esto debería permitir que se despliegue una acción humanitaria imparcial en tiempo real", dijo, en conclusión, el señor Mardini.

Para más información:
Rima Kamal, CICR, Damasco, tel.: +963 930 33 67 18 ó +963 11 331 04 76
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 ó +41 79 447 37 26

  

Entrevista a Robert Mardini, jefe de Actividades Operacionales para Oriente Próximo y Oriente Medio del CICR