Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Es vital aprobar un Tratado sobre el Comercio de Armas para salvar vidas

17-03-2013 Comunicado de prensa 13/44

Ginebra (CICR) – Las negociaciones finales para adoptar el Tratado sobre el Comercio de Armas se celebrarán del 18 al 28 de marzo de 2013 en Nueva York. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) insta a los Estados a adoptar un tratado firme y eficaz que permita salvar vidas mediante la reglamentación de la disponibilidad de armas y municiones convencionales.

"Son demasiados los civiles que se ven obligados a desplazarse, o que resultan heridos o muertos a causa de la amplia disponibilidad de armas, no sólo durante un conflicto armado, sino después de que éste acaba. El hecho de que las armas sean fácilmente disponibles pone en peligro el suministro de asistencia humanitaria, y facilita las violaciones del derecho internacional humanitario", dijo el presidente del CICR, señor Peter Maurer. "Ha llegado la hora de que los Gobiernos adopten controles estrictos sobre las transferencias de todas las armas y municiones convencionales". El CICR, que ha adquirido una larga experiencia en las situaciones de conflicto armado y en otras situaciones de violencia en el mundo, es testigo del devastador impacto que tienen las transferencias insuficientemente reglamentadas de armas sobre los civiles.

Se celebraron negociaciones el mes de julio del año pasado sobre la adopción de un Tratado sobre el Comercio de Armas, pero no produjeron resultados. "La Conferencia en marzo es una oportunidad histórica para que los Estados lleguen a un consenso sobre normas de obligatorio cumplimiento que garanticen que las armas y municiones que transfieren no acabarán en manos de aquellos que puedan utilizarlas para cometer crímenes de guerra", dijo el señor Maurer. "Un tratado firme es vital para proteger a las personas civiles, fortalecer el cumplimiento del derecho humanitario y salvar vidas".

El CICR insta a la adopción de un tratado que garantice una reglamentación eficaz de las transferencias de armas y municiones convencionales de todo tipo. El tratado debería exigir a los Estados que consideren si hay probabilidades de que se cometan graves violaciones del derecho humanitario con las armas que transfieren. El tratado debería contener también la prohibición de hacer transferencias cuando haya un riesgo evidente de que se cometan esas violaciones.

Para más información:
Philippe Stoll, ICRC Geneva, tel. +41 22 730 34 43