Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Malí: llamamiento del CICR para recaudar fondos e incrementar la ayuda a la población

10-04-2013 Comunicado de prensa

Ginebra-Bamako (CICR) – En tanto que el norte de Malí está asolado por la violencia armada desde hace casi 16 meses, las condiciones de vida de la población afectada por el conflicto siguen siendo muy preocupantes y las necesidades de índole humanitaria son considerables.

Para poder seguir prestando una ayuda adecuada a cientos de miles de personas que sufren los efectos del conflicto, el CICR hace un llamamiento a sus donantes por un total de 40 millones de francos suizos (unos 33 millones de euros) suplementarios.

"Las comunidades están gravemente afectadas: necesitan víveres, agua y asistencia de salud. También han de poder recuperar con el tiempo cierta autonomía para satisfacer sus necesidades », declaró el director adjunto de Actividades Operacionales del CICR, Régis Savioz, en una conferencia de prensa en Bamako.

Al final de una visita que efectuó especialmente en el norte del país, en Gao y en Mopti, el señor Savioz consideró que la inestabilidad de la situación y los brotes de violencia en los centros urbanos del norte agravan las difíciles condiciones de vida de la población. "En esta fase, no se ha observado regreso significativo alguno de desplazados y de refugiados", puntualizó.

Mediante los fondos suplementarios, el CICR podrá continuar las actividades que realiza desde hace tiempo en Malí y en Níger, y el presupuesto de la Institución para dichos países ascenderá a un total aproximado de 75 millones de francos suizos (unos 61 millones de euros). Así pues, por lo que respecta a términos presupuestarios, esta operación llega a ser la segunda operación más importante del CICR a nivel mundial.

"Cada donativo permitirá incrementar nuestra ayuda donde más se necesita, prioritariamente en favor de las personas más vulnerables. Para poder comprender mejor la situación y atender a las necesidades, fortaleceremos nuestra presencia en Malí, especialmente en las regiones de Gao, Kidal y Tombuctú. Urge actuar ahora”, añadió el señor Savioz.

También se puso de relieve la importancia que revisten los esfuerzos desplegados por la Cruz Roja de Maliense, a fin de ayudar a la población necesitada. "La Cruz Roja Maliense es un actor imprescindible en Malí y un asociado primordial para el CICR. Sin esa Sociedad

Nacional y sin sus miles de voluntarios, a quienes rindo homenaje, no podríamos, sencillamente realizar nuestras actividades de asistencia”, indicó también el señor Savioz.

Aproximadamente 420.000 personas se beneficiarán de una asistencia alimentaria a lo largo del año. Además, unos 186.000 agricultores recibirán semillas y 35.000 familias de ganaderos podrán preservar sus medios de subsistencia mediante la vacunación y el tratamiento de dos millones de animales y la distribución de 510 toneladas de alimentos para el ganado.  

En el ámbito de la salud, se seguirá prestando apoyo al hospital regional de referencia de Gao, así como el apoyo a los centros de salud comunitarios. El CICR continuará también su apoyo para la provisión de combustible para las centrales eléctricas de los principales centros urbanos del norte, a fin de garantizar el abastecimiento de agua para los habitantes.

Por lo demás, los delegados del CICR proseguirán sus visitas a las personas detenidas en relación con el conflicto. Gracias a un acuerdo firmado hoy con el Gobierno maliense, el CICR intensificará sus actividades en favor de las personas privadas de libertad, y obtendrá acceso a todos los lugares de detención del país.  

Véanse también las nuevas imágenes disponibles sobre el norte de Malí: www.icrcvideonewsroom.org

Para más información:
Valery Mbaoh Nana, CICR, Bamako y Niamey, tel.: +223 76 99 63 75 ó +227 97 45 43 82
Wolde-Gabriel Saugeron, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 31 49 ó +41 79 244 64 05


Fotos

Voluntarios de la Cruz Roja Maliense distribuyen alimentos entre la población desplazada. 

Gundam, región de Tombuctú region, Malí.
Voluntarios de la Cruz Roja Maliense distribuyen alimentos entre la población desplazada.
© CICR / I. Sangaré

Una fuente de agua instalada por el CICR para las personas desplazadas que llegan desde las regiones de Gao y Kidal. 

Tinzaouatene, Malí.
Una fuente de agua instalada por el CICR para las personas desplazadas que llegan desde las regiones de Gao y Kidal.
© CICR / D. Abdoulaye

Un colaborador del CICR verifica la provisión de medicamentos en el hospital regional de Gao, apoyado por el CICR. 

Gao, Malí.
Un colaborador del CICR verifica la provisión de medicamentos en el hospital regional de Gao, apoyado por el CICR.
© CICR / M. Douma