Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

RD Congo: los civiles no deben ser objeto de los ataques en Goma

23-05-2013 Comunicado de prensa 13/100

Ginebra/Kinshasa (CICR) – Los días 21 y 22 de mayo, zonas habitadas del norte de la ciudad de Goma, este de la República Democrática del Congo, fueron alcanzadas directamente por disparos de obuses. A comienzos de la semana pasada, reanudaron los combates con armas pesadas en las colinas de Mutaho, Rusayo y Muja, a unos diez kilómetros apenas al noroeste de Goma.

“En los barrios ubicados en las cercanías de donde tienen lugar los combates, viven miles de personas, entre ellas desplazados originarios de otras localidades de la provincia que llegaron al lugar para refugiarse de enfrentamientos anteriores. Hoy en día, habitantes y desplazados están nuevamente entre dos fuegos, por lo que sus vidas corren peligro”, explica Rachel Bernhard, jefa de la subdelegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Goma.

Unas quince personas, entre ellas cinco niños, resultaron heridas por los obuses que cayeron cerca del campamento de desplazados de Mugunga III y en el barrio de Ndosho, en Goma. Recibieron asistencia en el hospital Ndosho, donde las atendió un equipo de cirugía del CICR integrado por unas diez personas que trabajan en colaboración con el personal del establecimiento desde noviembre de 2012. Por otro lado, se entregó material médico (vendas, principalmente) y fluidos (plasma y suero fisiológico), así como antibióticos, al hospital militar de Katindo, que atiende a heridos de guerra de las fuerzas armadas gubernamentales.

“Visitamos los barrios afectados en Goma para evaluar la situación de la población y prestarle ayuda de urgencia. Con nuestro asociado, la Cruz Roja de la República Democrática del Congo, hemos tomado todas las medidas necesarias para hacernos una idea más precisa de las necesidades más urgentes de las personas que viven en las zonas afectadas”, añade la señora Bernhard.

El CICR recuerda que están prohibidos los ataques directos contra la población civil o los bienes de carácter civil, así como los ataques indiscriminados. Las partes en el conflicto deben respetar el derecho internacional humanitario y hacer distinción en todo momento entre la población civil y los combatientes.

Desde noviembre de 2012, el CICR ha reforzado sus actividades en las regiones del este de la República Democrática del Congo, sobre todo la atención médica y quirúrgica de las personas que resultan heridas en los hechos de violencia, y la asistencia a la población desplazada (agua, alimentos y artículos de primera necesidad).

Para más información:
Annick Bouvier, CICR, Goma/Bukavu, tel.: +243 81 700 85 36
Marie-Servane Desjonquères, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 31 60 o +41 79 536 92 58