Página archivada:puede contener información desactualizada
  • Enviar
  • Imprimir

Siria: pedido urgente a las partes beligerantes para que preserven a la población civil

01-06-2013 Comunicado de prensa

Ginebra (CICR) – El CICR está sumamente preocupado por las graves consecuencias que sufren los civiles tras la brusca intensificación de los enfrentamientos en Qusair.

Según información procedente de diferentes fuentes en Qusair, muchos de los heridos no han recibido la atención médica que necesitan con urgencia y han comenzado a escasear los insumos médicos, los alimentos y el agua.

''Instamos a todas las partes a que asuman sus plenas responsabilidades en relación con el respeto de la población civil y a que garanticen su seguridad. Deben tomar todas las medidas de precaución posibles con respecto a las personas civiles y a las que hayan dejado de participar en las hostilidades”, dice Robert Mardini, jefe  de las Actividades Operacionales del CICR en Oriente Próximo y Oriente Medio. “Ya hemos solicitado acceso a Qusair y estamos preparados para ingresar en la ciudad inmediatamente a fin de prestar ayuda a la población civil, siempre que podamos intervenir de forma imparcial, sin condicionamientos de ningún tipo”.

Miles de civiles ya han huido de la ciudad y han abandonado todas sus pertenencias. La Media Luna Roja Árabe Siria, con el apoyo del CICR y de otros organismos, ha prestado ayuda a muchos de esos civiles. Se ha informado de que otras miles de personas civiles permanecen en Qusair; cientos de ellas estarían gravemente heridas y sin acceso a la atención médica.

"Los civiles y los heridos corren el riesgo de pagar un precio incluso más alto, ya que los enfrentamientos continúan. Instamos a todas las partes a que cumplan las obligaciones que les impone el derecho internacional humanitario y a que preserven en todo momento y constantemente la vida de las personas civiles y de las que hayan dejado de participar en las hostilidades”, dijo el señor Mardini.

Los civiles corren más riesgos cuando los enfrentamientos se producen en zonas pobladas. No deben ser objeto de los ataques y las partes en las hostilidades deben tomar todas las precauciones necesarias para evitar causarles daños. Quienes deseen abandonar el lugar en búsqueda de zonas más seguras deben poder hacerlo en cualquier momento. Quienes decidan permanecer, o no estén en condiciones de irse, siguen estando protegidos por el derecho internacional humanitario. Los heridos, tanto civiles como combatientes, deben recibir atención médica lo más pronto posible. No se debe quitar la vida a los combatientes que hayan depuesto las armas o que hayan sido capturados y se les debe brindar un trato humano.

Para más información:
David Pierre Marquet, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 34 43 o +41 79 536 92 48
Dibeh Fakhr, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 37 23 o +41 79 447 37 26