• Enviar
  • Imprimir

Afganistán/Pakistán: las necesidades humanitarias deben figurar en el orden del día

01-04-2009 Conferencia de prensa

Antes de la conferencia sobre Afganistán y Pakistán en La Haya, el jefe de las Operaciones del CICR para Asia meridional, Jacques de Maio, pidió que las consideraciones humanitarias figuren en el orden del día.

 

     
Jacques de Maio, jefe de Operaciones del CICR para Asia meridional. 
         

  El factor humanitario  

El señor de Maio inició la conferencia pidiendo a la comunidad internacional, a los Gobiernos afgano y paquistaní y a los grupos de oposición armados a que tomen en cuenta las necesidades humanitarias cuando elaboran y aplican sus programas políticos y militares.

El conflicto está teniendo un efecto dramático en una población muy numerosa que es inaccesible para los trabajadores humanitarios y los periodistas. Todos los que participan en la violencia tienen la obligación de conducir sus operaciones respetando a los civiles, los prisioneros, los heridos y los enfermos.

" No existen las guerras limpias " , dijo, antes de enfatizar que " el derecho internacional humanitario se aplica en Afganistán y en Pak istán, y hay espacio para que se respeten en mayor medida sus requisitos de protección, distinción, proporcionalidad y precaución. Si se respeta el derecho de la guerra en mayor medida, habría menos víctimas entre los civiles y otros no combatientes. "

El señor de Maio señaló que ahora más que nunca los civiles están sufriendo las consecuencias del conflicto armado en Afganistán y Pakistán. " Demasiadas personas están siendo asesinadas, mutiladas, privadas de atención médica debido a los enfrentamientos y a la inseguridad. "

  Más enfrentamientos, más víctimas  

     

El señor de Maio no se hace ilusiones acerca del futuro inmediato: " El conflicto armado en Afganistán es cada vez más intenso y se está extendiendo a una zona más amplia " , dijo. " Como la zona de contacto entre partes adversarias es cada vez más extensa, el sufrimiento y las posibilidades de que se infrinjan las normas del derecho internacional humanitario serán será cada vez mayores. En Pakistán, es probable que continúen el conflicto y la inseguridad armada, por lo que los civiles seguirán sufriendo sus efectos. "

  La brecha entre las necesidades y la asistencia es cada vez más amplia  

     

Al tiempo que aumentan las necesidades de ayuda humanitaria en Afganistán y en Pakistán, le brecha entre esas necesidades y la respuesta que se les da está profundizándose. Para los organismos humanitarios, es imposible actuar en muchas zonas de Pakistán y de Afganistán. El CICR no es la excepción, aunque la Institución sigue teniendo un acceso especial a muchas zonas. Las personas que se encuentran en las zonas inaccesibles no están recibiendo la ayuda que necesitan. Sin embargo, a medida que aumentan las necesidades, aumentan los esfuerzos del CICR. El señor de Maio informó que " el CICR ya ha reforzado sus operaciones en los ámbitos de protección, asistencia y salud, y seguirá expandiendo sus actividades de manera significativa a lo largo de 2009 " .

  Personas desplazadas en el interior de su propio país  

     

Es imposible contar con cifras precisas, pero el CICR sabe que entre 200.000 y 350.000 personas han tenido que desplazarse dentro de Pakistán desde agosto de 2008. " La dificultad de contar con estadísticas precisas reside en el hecho de que la población desplazada cambia y se desplaza constantemente " , explicó el señor de Maio. " La población en general cuenta con mecanismos de supervivencia bastante buenos, puede moverse y a menudo puede pedir ayuda a parientes o miembros de sus clanes. Por ello, muchas personas están viviendo fuera de los campamentos organizados para personas desplazadas. "

Análogamente, el CICR no tiene cifras exactas sobre personas desplazadas en Afganistán. El acceso es extremadamente difícil y casi imposible en muchas zonas. De todos modos, puede decirse que hay varias decenas de miles de personas que recientemente han tenido que desplazarse en Afganistán.

El papel del CICR en asistir a las personas desplazadas ha aumentado considerablemente en los últimos dos años. El número de personas desplazadas asistidas por la Institución pasó de cero en 2007a 40.000 en 2008; es probable que, en 2009, la cifra se eleve a más de 140.000. La mayoría de las personas desplazadas a causa de las hostilidades y de la inseguridad en Pakistán se encuentran en el distrito Swat, otras partes de la Provincia de la Frontera del Noroeste y en Baluchistan, a sí como en zonas tribales, sobre todo Mohmand y Bajaur.

Como señaló el señor de Maio, la asistencia que el CICR presta a estas personas desplazadas depende de sus necesidades. " En algunas zonas, distribuimos alimentos a las familias y las comunidades más vulnerables. No estamos hablando de alimentar a campamentos enteros. " En otros casos, la Institución entrega artículos domésticos básicos. En algunas zonas, se realizan proyectos de abastecimiento de agua y saneamiento y se presta atención médica; a veces lo hace el CICR directamente, a veces lo hace a través de otros organismos, sobre todo la Media Luna Roja de Pakistán. " El CICR trabaja en forma independiente y sin guardias armados. Esto se debe, en parte, a que deseamos asegurarnos de que la ayuda sea útil y responsable, pero también a que queremos demostrar claramente que nuestra acción es estrictamente neutral " , añadió.

  Víctimas de los enfrentamientos  

     

No es posible dar cifras exactas sobre las personas heridas a causa de los enfrentamientos. Sin embargo, el número de civiles y combatientes heridos a causa de la guerra que han llegado a las instalaciones médicas que reciben apoyo del CICR ha aumentado en un 50% en el último año. " Y esta es sólo la punta del iceberg " , advirtió de Maio. " Estas son las personas que sobreviven hasta llegar a un centro de atención del CICR. Muchas otras mueren porque no reciben tratamiento a tiempo. "

  Atención médica en Pakistán  

     

Junto con la Cruz Roja Finlandesa, el CICR ha abierto un hospital de campaña hasta tanto terminen las obras de refacción del Hospital de Cirugía de Peshawar. En esa instalación, se atiende al mayor número de pacientes tanto de Pakistán como de Afganistán. " Peshawar es la principal estructura de salud que el CICR tiene en Pakistán, pero es sólo una parte de una estrategia general que incluye apoyo a estructuras médicas, a la Media Luna Roja de Pakistán, a puestos de primeros auxilios y a unidades de atención primaria de la salud " , explicó el señor de Maio. El CICR dirige diez centros médicos en Pakistán.

  Atención médica en Afganistán  

     

El señor de Maio enfatizó que las actividades de salud del CICR son bastante diferentes en Afganistán. " Estamos dirigiendo o apoyando a decenas de estructuras de salud en Afganistán. Prestamos apoyo a hospitales dirigidos por el gobierno, como el hospital Mirwais en Kandahar, prestamos apoyo a programas médicos y sanitarios locales, y conducimos programas junto con la Media Luna Roja Afgana y el Ministerio de Salud afgano. " El CICR también dirige puestos de primeros auxilios y centros de atención primaria de la salud junto con la Media Luna Roja Afgana.

  Seguridad del personal humanitario  

     

Si bien el CICR está realizando actividades humanitarias en muchas zonas de Afganistán y del noroeste de Pakistán, " amplios segmentos de la zona fronteriza de Pakistán y de Afganistán son inaccesibles incluso para el CICR, al menos en los últimos tiempos " , explicó el señor de Maio, " debido a que no hemos obtenido las garantías de seguridad que necesitamos " .

El señor de Maio señaló que la situación de seguridad es sumamente compleja. " Es importante entender que, además de los con flictos, la región está sujeta a situaciones complejas de violencia armada local y de inseguridad, lo que incluye secuestros, tomas de rehenes y crímenes a gran escala. Esta inseguridad omnipresente afecta las tareas del CICR. "

Sin embargo, la red del CICR, su trabajo en conjunto con la Media Luna Roja Afgana y la Media Luna Roja de Pakistán, así como con las autoridades y las comunidades locales, además de sus contactos con los grupos de oposición armados, le garantizan el acceso a muchos de los lugares donde se necesita su ayuda. Ese acceso permite a la Institución ayudar a las personas desplazadas, a los civiles residentes, a los enfermos, los heridos y los detenidos. Como señala el señor de Maio: " Incluso quienes se oponen a la presencia de organismos extranjeros reconocen la neutralidad, la independencia y las modalidades de trabajo del CICR. Por eso el CICR está actuando en zonas adonde no pueden llegar otras organizaciones " .