• Enviar
  • Imprimir

Estudio del CICR: Nuestro mundo. Perspectivas del terreno.

09-02-2010 Informe

Como parte de la campaña "Nuestro mundo. Tu acción", el CICR encargó la realización de un estudio global destinado a conocer las experiencias y las opiniones de los civiles que viven la realidad cotidiana de un conflicto armado.

Ahora está disponible un Informe Sumario donde se presentan los resultados de la encuesta de opinión y de la investigación en profundidad:


   
NUEVO

Resumen ejecutivo

 

 Versión completa
en inglés
   

Puede solicitar una copia impresa del informe con un CD-ROM que contiene  los resultados de los ochos países utilizando el catálogo en línea del CICR.
 

 


Informes por país que contienen los resultados consolidados de la encuesta de opinión y la investigación en profundidad. 

(en inglés)

Afganistán

Colombia

República Democrática del Congo

Georgia

Haití

Líbano

Liberia

Filipinas

Vea también: 

  Nuestro mundo. Perspectivas del terreno. Artículo publicado en la Revista de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, N° 2, 2009

    Un estudio del CICR muestra las terribles secuelas de las hostilidades en la población civil, comunicado de prensa

  Hoy los civiles son los más afectados por las hostilidades, entrevista con el director de operaciones del CICR

  Los Convenios de Ginebra a los sesenta años: aprender del pasado para afrontar mejor el futuro, comunicado de prensa con los resultados de la investigación sobre las conductas durante los conflictos armados

    Una encuesta del CICR revela que las normas aplicables en los conflictos armados gozan de gran aceptación, pero que su eficacia se considera limitada,, la directora adjunta de la Comunicación del CICR

"¡Hablen por nosotros!": este artículo da una idea del trabajo cuantitativo realizado en Colombia.

  

 
Encuesta de opinión en ocho países
 por Ipsos*
 
   
©CICR/VII/James Nachtwey/ph-e-00198 
 
Isla de Mindanao, Filipinas. Un joven acompaña a su anciana abuela desplazada a visitar su pueblo, abandonado. .    
   

La investigación se concentró en algunos de los lugares más conmocionados del mundo —los Solferinos de hoy— que están atravesando situaciones de conflicto armado o de violencia armada, o sufriendo sus consecuencias. Esos países fueron: Afganistán, Colombia, Filipinas, Georgia, Haití, Líbano, Liberia, República Democrática del Congo.

Los resultados del estudio permiten conocer en profundidad cómo las personas entrevistadas viven el conflicto armado y los efectos a l argo plazo que éste tiene en sus vidas. Además, permiten llegar a algunas valiosas conclusiones respecto de la manera en que el CICR conduce su labor humanitaria.

"La novedad de esta investigación es que nos da un panorama más completo de cómo resultan afectadas globalmente las víctimas de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia armada. Las cifras representan a millones de personas que están luchando para alimentar a sus hijos, que han tenido que huir de sus aldeas bajo amenaza, o que viven con el temor constante de que algún ser querido sea asesinado, atacado, o desaparezca.  Esta investigación es un paso más hacia el reconocimiento de nuestras responsabilidades para con las personas a las que tenemos la misión de ayudar."  

Pierre Krähenbühl, director de Operaciones del CICR 

 

Las preguntas formuladas se refirieron a la experiencia personal de los conflictos armados y de otras situaciones de violencia armada, los efectos específicos que esa experiencia ha tenido en las personas entrevistadas, las opiniones respecto de lo que debería ser el comportamiento aceptable de los combatientes, la eficacia y las acciones deseadas de las organizaciones de ayuda y de terceras partes, el conocimiento de los Convenios de Ginebra y la función del personal de salud durante los conflictos armados.

Los resultados permiten conocer en profundidad las experiencias y las opiniones de los civiles que afrontan algunas de las situaciones más terribles del mundo. Permite al CICR comprender los valores, las motivaciones, los temores y las aspiraciones de quienes han sido víctimas directas de los conflictos armados o de otras situaciones de violencia armada. Para la encuesta cualitativa, se realizaron entrevistas en grupo y entrevistas individuales en profundidad conducidas por personal del CICR. Las personas e ntrevistadas fueron desplazados en el interior de su país, miembros de familias separadas, socorristas y otras personas directamente afectadas por un conflicto armado o por otra situación de violencia armada.

"Al hablar con muchas y diversas personas y escuchar realmente lo que tienen para decir, podemos ver la situación tal como la ven ellas. Esto reforzará y mejorará en gran medida nuestra manera de ayudar a estas personas y a otras que también necesitan asistencia."

 

Charlotte Lindsey, directora adjunta de Comunicación del CICR

A continuación, presentamos fragmentos del estudio que ilustran algunas de las cuestiones más importantes:

Desplazamiento

Del total de personas entrevistadas que han vivido una situación de conflicto armado, el 56% ha tenido que desplazarse. En algunos contextos, ese porcentaje es más alto: Afganistán, 76%; República Democrática del Congo, 58%, Líbano, 61%; en Liberia, casi nueve de cada diez, es decir el 90%,  respondieron que habían tenido que abandonar su hogar.

 

"Todo lo que quería era cultivar mi pedazo de tierra y vivir de las cosechas. Hoy pertenezco a la categoría de "desplazado". Es un estigma y una humillación constante."

Jorge, 34 años, internamente desplazado en Colombia.

 

"Tuvimos que dejar la casa. Quedarnos era demasiado peligroso. No pude llevarme nada, sólo una bolsa de plástico, nada más. La gente corría, me recordaba las imágenes que había visto en las películas de guerra."

Baia, 37 años, internamente desplazada en Georgia.

 

"Nosotros tenemos nuestras pertenencias siempre empacadas. No las desempacamos, así podemos irnos apenas sabemos que van a volver a atacarnos."

Josefina, 29 años, internamente desplazada en Filipinas.

 

Lo que más temen los civiles durante un conflicto armado

 

Ante tantas amenazas, ¿qué es lo que las personas más temen en situaciones de conflicto armado? Estos tres temores fueron los que más se mencionaron:

 

  • perder a un ser querido, mencionado por el 38%, en promedio, de las personas entrevistadas;

  • sufrir dificultades económicas (31%); y

  • verse obligado a desplazarse/refugiarse (24%).

El personal de salud debe ser protegido

 

Las personas entrevistadas desaprueban los ataques contra el personal de salud y las ambulancias. La mayoría dice que los ataques contra el personal de salud (89%) y las ambulancias (87%) nunca son aceptables. Prácticamente todas las personas entrevistadas (el 98% y más) comparten esa opinión en Filipinas, Líbano y Colombia. Sin embargo, en Afganistán, el 27% opina que a veces existen razones para ataca r al personal de salud, y el 32% cree que a veces existen razones para atacar a las ambulancias.

Los entrevistados creen que, a fin de reducir lo máximo posible el riesgo de sufrir ataques, el personal de salud y las ambulancias deben:

mantenerse neutrales/no tomar partido;

identificar claramente su función.

 

Atención médica para todos durante un conflicto armado

 

Prácticamente todas las personas entrevistadas consideran que se debe prestar atención médica durante un conflicto armado. En general, la pregunta sobre a quién deberían ayudar el personal de salud y las ambulancias no plantea discrepancias. Hay un consenso general en los ocho países acerca de que el personal de salud debe ser protegido incluso cuando está atendiendo a combatientes enemigos enfermos o heridos y, sobre todo, cuando está atendiendo a civiles de la parte enemiga.

Prácticamente todos los entrevistados (96%) aceptan el principio de que todas las personas heridas o enfermas durante un conflicto armado tienen derecho a recibir atención médica. El principio recibe un amplio apoyo en todos los países (del 96% en Líbano al 71% en Afganistán). Análogamente, la mayoría de las personas entrevistadas (89%) desea que el personal de salud atienda a los heridos de todas las partes en un conflicto armado. El nivel de apoyo a ese principio varía del 96% en Colombia al 84% en Afganistán.

 

"... atendían a los heridos y a las personas vulnerables que estaban enfermas y necesitaban ayuda. Si uno les causa algún daño, también causará un daño a toda la población; es importante proteger al personal de salud."  

Decland, socorrista, Liberia.

 

"El personal médico debería estar disponible para ayudar, y es fundamental respetarlo porque salvan vidas. A mí me salvaron ellos."

Fernando, 35 años, víctima de las minas, Colombia.

 

"Las conclusiones del estudio revelan que existe un amplio respaldo a los principios consagrados en los Convenios de Ginebra y el DIH en su conjunto por parte de las personas que realmente han vivido un conflicto armado u otras situación de violencia armada. Lo cual me parece muy alentador; a pesar de haber vivido los horrores de los enfrentamientos, la gente tiende a considerar que hay determinados comportamientos que son inaceptables, como matar a civiles, secuestrar, torturar, atacar monumentos religiosos, saquear bienes y cometer actos de violencia sexual. Pensamos que este es un fuerte indicador de que las personas que viven en países afectados por la guerra desean que se respete y se aplique más el derecho. Lo mismo desea el CICR."

Philip Spoerri, director de derecho internacional del CICR

 

* Ipsos es una de las empresas de sondeos de opinión más importante del mundo; realiza operaciones en las líneas del frente en más de 60 países, y, por medio de sus investigadores asociados, accede a zonas donde carece de oficinas propias. Para más información: www.ipsos.com