• Enviar
  • Imprimir

Situación de los Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949 relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados: declaración del CICR ante la ONU, 2012

22-10-2012 Declaración

Asamblea General de las Naciones Unidas, 67° período de sesiones, Sexta Comisión, Tema 80, declaración del CICR, Nueva York, 22 de octubre de 2012

Los Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra de 1949 figuran entre los principales tratados relativos a la protección de las víctimas de los conflictos armados. La aceptación universal de estos Protocolos contribuiría a consolidar el marco internacional de los derechos fundamentales y a fortalecer la protección de las personas más vulnerables en caso de conflicto armado. Por lo tanto, el CICR acoge con satisfacción la reciente ratificación por parte de Filipinas del Protocolo Adicional I, y por parte de Marruecos de los Protocolos Adicionales I y II. Acoge, asimismo, con satisfacción la reciente ratificación del Protocolo adicional III por parte de Argentina, Armenia, Belarús, España, las Islas Cook, Panamá, la República de Serbia  y Timor-Leste. El CICR insta a todos los Estados que aún no lo hayan hecho a que ratifiquen los Protocolos adicionales.

La conferencia más grande del mundo en el ámbito humanitario –la Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja– tuvo lugar en Ginebra, el año pasado, del 28 de noviembre al 1 diciembre. La XXXI Conferencia Internacional reunió a 164 Estados, 183 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, así como al CICR y a la Federación Internacional. La Conferencia aprobó diversas resoluciones, dos de las cuales revisten una importancia muy particular en relación con el derecho internacional humanitario, y que es importante mencionar aquí.

La primera es la resolución 1, titulada Fortalecimiento de la protección jurídica de las víctimas de los conflictos armados. En esta resolución, fundada en un informe elaborado por el CICR, los miembros de la Conferencia reiteraron que el derecho internacional humanitario sigue siendo pertinente para garantizar la protección de las personas afectadas por conflictos armados, y recalcaron que una mayor observancia de sus disposiciones es un requisito indispensable para mejorar la situación de esas personas.

Los miembros de la Conferencia también reconocieron las graves preocupaciones de índole humanitaria y los problemas jurídicos, expuestos en el informe del CICR, en particular los relativos a la protección de las personas privadas de libertad en relación con el conflicto armado y a la observancia del derecho internacional humanitario. Por lo tanto, invitaron al CICR a proseguir las investigaciones, las consultas y los debates, en cooperación con los Estados y otros actores pertinentes, y a presentar a la XXXII Conferencia Internacional, en 2015, un informe, en el que se formularan opciones y recomendaciones destinadas a reforzar el derecho en esos dos ámbitos.

De hecho, ya se han tomado las primeras medidas con objeto de llevar a la práctica esa resolución. En particular, como lo indicó el representante de Suiza, se puso en marcha una iniciativa impulsada conjuntamente por Suiza y el CICR, a fin de mejorar la observancia del derecho internacional humanitario. En julio de 2012, se organizó una primera reunión informal, en la que participaron los representantes de 70 Estados, y una segunda reunión tendrá lugar en 2013.
Con respecto a la protección de las personas privadas de libertad, se celebrarán, a finales de 2012 y principios de 2013, cuatro consultas regionales de expertos gubernamentales en África, América Latina, Europa y Asia. Esas consultas tendrán como objetivo profundizar el debate sobre los retos humanitarios y jurídicos, que se plantean en el ámbito de la detención en los conflictos armados no internacionales, haciendo resaltar las perspectivas regionales, cuando sea pertinente. Las consultas ofrecerán a los expertos gubernamentales un foro para intercambiar sus puntos de vista y examinar las posibles opciones sobre cómo fortalecer el derecho. Sin embargo, en esas reuniones no se prevé alcanzar una decisión final sobre los aspectos de fondo o los resultados del proceso. Su único propósito es dar un primer paso en un proceso que conducirá a la próxima Conferencia Internacional a fines de 2015.

La segunda resolución es la resolución 2, que contiene un Plan de Acción cuatrienal y en la que se insta a todos los miembros de la Conferencia Internacional a que tomen medidas concretas para mejorar la aplicación del derecho internacional humanitario en los cinco ámbitos siguientes: el acceso de la población civil a la asistencia humanitaria en los conflictos armados; la protección de los niños, las mujeres y las personas con discapacidad; la protección de los periodistas; la incorporación al derecho nacional de las obligaciones de los Estados en relación con la represión de las violaciones graves del derecho internacional humanitario, y el control de la transferencia de armas. El CICR alienta a todos los Estados a que realicen esfuerzos concretos para aplicar el Plan de Acción que han adoptado y garanticen el seguimiento de las promesas presentadas en relación con dicho Plan.

En los últimos dos años, el CICR ha emprendido diversas actividades a fin de contribuir a comprender y difundir mejor el derecho internacional humanitario. En particular, continúa actualizando con regularidad su base de datos en línea sobre el derecho internacional humanitario consuetudinario, base a la cual todos pueden acceder. Hoy en día, es la base de datos sobre derecho internacional humanitario más completa, y muy diversos actores, implicados en conflictos armados o concernidos por éstos en todo el mundo, la utilizan ampliamente como herramienta de referencia jurídica.

El CICR también se esfuerza por prestar asistencia técnica a las autoridades nacionales, con miras a adoptar las medidas legislativas, reglamentarias y administrativas necesarias para garantizar la observancia del derecho internacional humanitario a nivel nacional y su implementación en el derecho nacional. Por ejemplo, a fin de aclarar las obligaciones que incumben a los Estados en lo que respecta al reclutamiento de niños en las fuerzas armadas o grupos armados y facilitar su cumplimiento, el CICR estableció, en 2011, los "Principios rectores para la aplicación a nivel nacional de un sistema integral de protección de los niños asociados a fuerzas armadas o grupos armados”.

Por último, Señor Presidente, el CICR desea expresar su agradecimiento a los Estados Miembros que presentan informes nacionales, de conformidad con la resolución A/65/29, y a la Oficina de Asuntos Jurídicos que preparó el informe del Secretario General. El CICR estima que este informe es sumamente importante, y para que haya un mayor número de Estados que presenten informes y con el fin de ayudarlos en ese sentido, el CICR invita a los Estados Miembros a que consideren si es conveniente elaborar directrices o un cuestionario, y está dispuesto a asistirlos en esa tarea, si así lo solicitan, según proceda, en consulta con la Secretaría.