• Enviar
  • Imprimir

El Estado de derecho en los planos nacional e internacional – Declaración del CICR ante las Naciones Unidas, 2012

11-10-2012 Declaración

Asamblea General de las Naciones Unidas, 67º período de sesiones, Sexta Comisión, tema 84, Declaración del CICR, Nueva York, 11 de octubre de 2012.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se congratula por la importancia que la Sexta Comisión otorga una vez más a la promoción del estado de derecho y celebra la declaración de los jefes de Estado y de Gobierno congregados en la Reunión de Alto Nivel del 67º período de sesiones de la Asamblea General, en la que reafirmaron su adhesión al estado de derecho y subrayaron la necesidad de que reciba un apoyo universal y se aplique en los planos nacional e internacional.

Aunque en el plano nacional existan experiencias muy diversas en la esfera del estado de derecho, los Estados también comparten una serie de reglas comunes y normas internacionales, entre las que destaca el derecho internacional humanitario (DIH). Fruto de su labor en los conflictos armados, el CICR está convencido de que la existencia de ordenamientos jurídicos internos claros, conocidos por las autoridades competentes y conformes al derecho internacional permite salvar vidas y evitar el sufrimiento si se aplican como es debido.  

Por poner un ejemplo, basta un análisis somero de los incidentes violentos que actualmente dificultan la prestación de asistencia sanitaria en numerosos países para demostrar que son esenciales unas medidas de aplicación nacional adecuadas para garantizar el respeto de las normas que protegen a los heridos y los enfermos, así como al personal de salud.

 

...son esenciales unas medidas de aplicación nacional adecuadas para garantizar el respeto de las normas que protegen a los heridos y los enfermos, así como al personal de salud.

Es importante recalcar que estos ordenamientos jurídicos deberían contemplar medidas que prevean la depuración de responsabilidades, a fin de evitar y —cuando, por desgracia ocurren—  castigar las violaciones graves del derecho internacional humanitario y otros delitos internacionales.

La Sexta Comisión se pronunció en favor de que todas las partes interesadas en fortalecer el estado de derecho trabajen codo con codo para fortalecer la capacidad de los países y su sentimiento de identificación, como parte de la asistencia técnica que prestan a las autoridades. El CICR comparte plenamente esta opinión y la considera especialmente relevante en el ámbito de la ejecución interna de las obligaciones internacionales. En este campo, apoya todas las medidas que faciliten el intercambio de buenas prácticas y la formulación de políticas y enfoques comunes. Asimismo, el CICR ayuda a generar conocimientos técnicos y a desarrollar la capacidad nacional para fomentar el cumplimiento del DIH y, por consiguiente, fortalecer el estado de derecho. Esta colaboración con las autoridades suele producirse en contextos en los que el CICR tiene una presencia arraigada. A petición de las autoridades nacionales y con su consentimiento, el CICR ofrece su asistencia en ámbitos tan diversos como la reforma del sistema penitenciario, el fortalecimiento del poder judicial, la formación de funcionarios y fuerzas de seguridad, y el desarrollo de programas universitarios.

En esta tarea, el CICR colabora estrechamente con las autoridades competentes para que apliquen sus obligaciones internacionales en el plano nacional y, en particular, aprueben leyes y otras medidas de prevención y sanción de las violaciones graves del DIH y otros delitos internacionales. Trabaja con las autoridades para velar por que los medios y métodos empleados sean los más adecuados y eficaces para lograr el cumplimiento del DIH y de otras normas relacionadas. La labor de las autoridades nacionales requiere la coordinación de numerosos ministerios, departamentos y otros órganos especializados. Así, el CICR suele promover el establecimiento de órganos interministeriales en forma de comisiones nacionales de aplicación del DIH. Si se las dota de los recursos y el apoyo político necesarios, las comisiones nacionales pueden ser un instrumento decisivo para lograr resultados significativos con la participación de todas las partes interesadas en el ámbito nacional.

La experiencia ha puesto en evidencia que las medidas destinadas a fortalecer la capacidad nacional deben tener en cuenta e incorporar las tradiciones jurídicas e institucionales locales. A este respecto, el CICR desea destacar el papel que pueden desempeñar las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en colaboración con las autoridades públicas de sus respectivos países. La ventaja de esta colaboración es doble. Por un lado, las Sociedades Nacionales suelen poseer la experiencia y el conocimiento propios de la realidad local y, por otro lado, su pertenencia al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja les permite estar bien informadas de lo que sucede en el resto del mundo y de las posibilidades de apoyo internacional que puedan existir.

El CICR seguirá con atención el debate de la Sexta Comisión sobre el estado de derecho, en particular en lo que se refiere a la aplicación interna del DIH y de otras normas relacionadas. También prestará especial atención al cumplimiento de las promesas contraídas por los Estados durante la Reunión de Alto Nivel y, lo que es más importante, seguirá brindando a estos asesoramiento técnico para apoyar sus esfuerzos en colaboración con las autoridades y otras partes interesadas. Confiamos en que los esfuerzos renovados de la Asamblea General de las Naciones Unidas en el ámbito del estado de derecho den sus frutos y contribuyan a promover el respeto del derecho internacional.