• Enviar
  • Imprimir

Ceremonia de apertura de los archivos del Servicio Internacional de Búsquedas en Bad Arolsen

30-04-2008 Declaración

El Servicio Internacional de Búsquedas en Bad Arolsen (Alemania) es el depositario de más de 50 millones de documentos relativos a la persecución, la explotación y la exterminación de millones de personas civiles por parte de los nazis. Con motivo de la reciente apertura de los archivos a la investigación histórica, se organizó una ceremonia en Bad Arolsen, durante la cual la vicepresidenta del CICR, Christine Beerli, hizo la siguiente declaración a los medios de comunicación.

Como órgano encargado de la dirección y de la administración del Servicio Internacional de Búsquedas (SIB), el CICR ha puesto gran interés en la apertura de los archivos de este Servicio a la investigación histórica y en la entrega de copias digitales de los documentos allí depositados a los miembros de la Comisión Internacional. La evolución actual es motivo de gran satisfacción para el CICR. Durante los últimos 18 meses, los once Estados Miembros de la Comisión Internacional, el CICR, el Gobierno alemán y el SIB mismo han mancomunado sus esfuerzos para dar ese importante paso.

El CICR pondrá el mayor empeño en promover el rápido y continuo avance en la digitalización de los documentos del SIB, vital para el intercambio consensuado de datos entre los Estados Miembros de la Comisión. Además, velará por que el SIB pueda hacer frente al desafío que constituye la apertura de los archivos. Es una cuestión no sólo de organización interna, sino también de un acceso más efectivo a los documentos, mediante un sistema ampliado de catalogación.

Con la apertura de los archivos, el público en general podrá percatarse, sin duda alguna, del inmenso valor de los documentos históricos que hay en Bad Arolsen. La significación de este acontecimiento es, en mi opinión, imponderable, pues es un deber mantener vivo el recuerdo de los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Es nuestro deber, es el deber de Alemania y Europa para con las víctimas del holocausto, sus descendientes, y todas las futuras generaciones, que tendrían que conocer los acontecimientos pasados.

En los últimos 60 años, el Servicio Internacional de Búsquedas ha prestado importantes servicios a los supervivientes del régime n nazi y a los descendientes de las víctimas. Con su labor ha echado luz sobre lo ocurrido a las víctimas y ha documentado y registrado los hechos para la posteridad. Esta labor continuará con la apertura de los archivos a la investigación histórica. De hecho, tomará una nueva dimensión y cobrará mayor importancia.

Esta nueva tarea y la gradual disminución del número de casos de interés humanitario que trata el SIB hacen que el CICR se pregunte sobre su futuro cometido en el Servicio Internacional de Búsquedas. En 1955, la Entente solicitó al CICR, como institución independiente y neutral, que se encargara de la dirección y de la administración del SIB, una labor que la Institución ha realizado durante muchos años, plenamente consciente de su importancia. Habida cuenta de la ampliación del ámbito de actividad, es necesario ahora reflexionar sobre las nuevas formas que adoptará la administración para una Institución bien establecida.

El CICR desea que el SIB disponga de una mayor autonomía. La Institución se preparará para hacer frente a los nuevos desafíos y se interesará activamente en las deliberaciones que la Comisión Internacional lleve a cabo sobre su futuro.

  Para más información:  

  Claudia McGoldrick, CICR, Ginebra, tel.: +41 22 730 20 63  

  Kathrin Flor, SIB, tel.: +49 5691 62 91 16