• Enviar
  • Imprimir

El servicio voluntario: la esencia de la acción humanitaria

05-05-2011 Declaración

Declaración conjunta del presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y el presidente del CICR, con motivo del 8 de mayo de 2011, Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

     

 
   
   


     
         

Ginebra (CICR/Federación Internacional) – Haití, Pakistán, Libia, Siria, Egipto, Japón: mientras que el mundo entero observaba la evolución de las crisis humanitarias que se desataron en cada uno de estos países, los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja figuraban entre los primeros grupos en responder. Trátese de atender a los enfermos y los heridos o de brindar primeros auxilios y abastecer de agua y alimentos a los más necesitados, nuestros voluntarios han concedido prioridad al bienestar de la comunidad desde hace más de ciento cincuenta años.

Este año se celebra tanto el décimo aniversario del Año Internacional de los Voluntarios como el Año Europeo del Voluntariado. Ello brinda a la Cruz Roja y la Media Luna Roja una oportunidad de promover y reconocer la función que los voluntarios han desempeñado en la consolidación del M ovimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja como la más grande red humanitaria del mundo. Actualmente, una de cada 2.000 personas presta servicios voluntarios a través de nuestro Movimiento, lo que significa que la casi totalidad de las comunidades en el mundo cuenta con el apoyo de un voluntario de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Estas cifras son una verdadera fuente de inspiración y deben constituir un motivo de orgullo para todos nosotros.

Cabe recordar que, a menudo, los voluntarios también son víctimas de las mismas crisis a las que responden. El valor y el sentido de la solidaridad que son necesarios para hacer a un lado el sufrimiento propio y acudir en ayuda de los demás son verdaderamente dignos de encomio. Reiteradamente han sido los voluntarios quienes han puesto manos a la obra, han tendido una mano amiga a un vecino desconsolado y se han consagrado en cuerpo y alma a sacar adelante a sus comunidades.

De no contar con el apoyo de los trece millones de voluntarios activos, el Movimiento no sería capaz de asistir a los ciento cincuenta millones de personas aproximadamente que cada año necesitan de nuestra ayuda. En 2009, por cada miembro del personal de la Cruz Roja y la Media Luna Roja remunerado fueron veinte los voluntarios que ampliaron el alcance del Movimiento y prestaron servicios cuyo valor aproximado superó los seis mil millones de dólares de los Estados Unidos. No obstante, el valor social de la contribución que realizan los voluntarios es incalculable y su incidencia, aún más trascendental.

Los desastres seguirán ocurriendo. Las guerras y otras situaciones violentas, los desastres naturales, los accidentes tecnológicos, el hambre, las enfermedades y la discriminación forman parte de la realidad del panorama humanitario. Uno de los recursos más importantes con los que contamos para hacer frente a estas crisis son nuestros voluntarios, razón por la cual este año aprovecharemos d el Día Mundial de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para rendir tributo a los voluntarios por los invaluables servicios que prestan.

Asimismo, cabe recordar que los voluntarios no solo intervienen en casos de emergencia. Día con día, éstos trabajan silenciosamente en el mundo entero y promueven una actitud solidaria en las comunidades. El compromiso del Movimiento consiste en trabajar con los gobiernos y con nuestros asociados para proteger, promover y reconocer más adecuadamente la función vital que desempeñan nuestros voluntarios, a menudo a costa de grandes sacrificios personales.

Este próximo mes de noviembre, los componentes del Movimiento y los Estados parte en los Convenios de Ginebra se reunirán en esa ciudad con motivo de la XXXI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. El lema de la conferencia, “Nuestro Mundo. Tu acción.” , nos recuerda que todos debemos aportar nuestro granito de arena para hacer de nuestro mundo un lugar mejor. Esa es la esencia del servicio voluntario. Todos y cada uno de nosotros podemos marcar la diferencia si contribuimos a las actividades positivas que se llevan a cabo en nuestras comunidades.

Los invitamos a que se unan a nosotros el 8 de mayo, agradezcan a los voluntarios en su comunidad y les demuestren cuán apreciadas son todas las formas de servicio voluntario que realizan.

  Tadateru Konoé  

  Presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja  

     

  Jakob Kellenberger  

  Presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja