• Enviar
  • Imprimir

El estado de derecho en los planos nacional e internacional – la Asamblea General de las Naciones Unidas, 2011

06-10-2011 Declaración

66º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Sexta Comisión, ítem 83 de la agenda: El estado de derecho en los planos nacional e internacional. Declaración del CICR, Nueva York, octubre de 2011.

El CICR se congratula por la importancia que la Sexta Comisión otorga una vez más a la promoción del estado de derecho, con una atención particular este año a la justicia de transición en situaciones de conflicto o posteriores a un conflicto.

Gracias a la labor que realiza a diario con las comunidades afectadas por los conflictos armados y otras situaciones de violencia, el CICR está convencido de que la existencia de una normativa clara permite, en concreto, salvar vidas y evitar y aliviar el sufrimiento de las víctimas. En lo que respecta a los desaparecidos, por ejemplo, existen normas fundamentales de derecho internacional y de derechos humanos. La correcta aplicación de estas normas en el plano nacional, supondría la prevención de las desapariciones. Para el CICR es innegable que respetar el derecho internacional así como la integridad y la dignidad de todos los seres humanos, incluidos los muertos, significa erigir una barrera frente a las desapariciones. El mismo razonamiento es válido para las demás categorías de víctimas (heridos, detenidos, población civil afectada por un conflicto armado, etc.) a las que el CICR tiene el cometido de proteger y ayudar.

El CICR no puede menos que insistir en la importancia de incluir también en los ordenamientos internos disposiciones que permitan prevenir las violaciones graves del derecho internacional humanitario y otros crímenes internacionales. Estas disposiciones del derecho nacional deben a su vez permitir que los criminales sean juzgados y perseguidos, e incluir sanciones disuasorias. Para que puedan ser eficaces, las disposiciones han de ir acompañadas de instituciones capaces de aplicarlas. En definitiva, el CICR cree que la sanción a los autores de estas violaciones y crímenes internacionales no puede tener lugar si no hay una respuesta apropiada a las víctimas por lo que respecta a la reparación. Sólo en estas condiciones, se podrán instaurar bases sólidas y duraderas, necesarias para la reconstrucción de un tejido social fuertemente dañado por un conflicto armado u otra situación de violencia.

El CICR apoya y participa en el desarrollo de mecanismos de asistencia técnica, y vela por el fortalecimiento de las capacidades nacionales en el ámbito de la promoción del estado de derecho. A petición de las autoridades, el CICR interviene en campos tan variados como las reformas del sistema penitenciario, el fortalecimiento del aparato judicial, la enseñanza universitaria o incluso la formación de funcionarios y la instrucción de las fuerzas públicas. El despliegue de estos esfuerzos es especialmente notorio en contextos que comportan una presencia de la Institución en el terreno, la cual incluye, de forma invariable, la presencia de los expertos nacionales. En efecto, el CICR tiene la convicción de que una apropiación nacional plena, que comprenda la persecución y el juicio a las personas que cometen de crímenes internacionales, contribuiría a prevenir estos crímenes con mayor eficacia. Constituye también la mejor garantía en la lucha contra la impunidad. Dada su experiencia, el CICR reconoce que todos los esfuerzos encaminados a fortalecer las capacidades nacionales deben emprenderse desde una perspectiva nacional. Para que sean eficaces, estos esfuerzos deben tener en cuenta tanto las perspectivas nacionales como la tradición jurídica e institucional existente. A este respecto, el CICR desea destacar el papel que pueden desempeñar las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. La ventaja de esta colaboración es doble. Por un lado, las Sociedades Nacionales suelen poseer la experiencia y el conocimiento apropiado de la realidad local, y por otro lado, tienen contactos y reciben apoyo a nivel internacional, gracias al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El CICR es un agente activo en la promoción del estado de derecho, tanto a nivel internacional como nacional. En el ámbito internacional, aprovecha todas las ocasiones que se presentan para velar por la elaboración y la adopción de textos conformes al derecho internacional humanitario. En el ámbito nacional, el Servicio de Asesoramiento del CICR presta un apoyo técnico directo a los Estados para la elaboración de sus legislaciones nacionales. Facilita a su vez, la creación de comisiones interministeriales para la aplicación del derecho internacional humanitario, y les asiste en todo momento en la consecución de sus objetivos. El Servicio de Asesoramiento del CICR ha desarrollado numerosas herramientas técnicas destinadas a ayudar a las autoridades estatales en su cometido. Por ejemplo, el manual de aplicación del derecho internacional humanitario, publicado en 2010, se ha traducido ya a cinco idiomas y puede consultarse en la página web del CICR. La Institución también organiza reuniones regionales e internacionales, creando espacios propicios para el debate entre los Estados en materia de aplicación y respeto del derecho internacional humanitario. Así sucedió en la tercera reunión universal de las comisiones nacionales de derecho internacional humanitario, celebrada en Ginebra en octubre de 2010. En esta ocasión, los participantes insistieron en el papel fundamental que desempeñan las comisiones nacionales o estructuras similares cuando se trata de buscar soluciones que se adapten mejor a la situación nacional en la aplicación del derecho internacional humanitario. Los participantes se mostraron sumamente conscientes de que estas comisiones favorecen tanto al diálogo interno como al debate estructurado con otros países que se enfrentan a problemas similares.

El CICR seguirá con atención el debate de la Sexta Comisión sobre el estado de derecho y la justicia de transición en situaciones de conflicto o posteriores a un conflicto.  En su opinión, este debate servirá para que se respete mejor el derecho internacional, y muy en particular el derecho internacional humanitario, así como para que se redoblen los esfuerzos en la lucha contra la impunidad. El CICR está dispuesto a contribuir a los trabajos de la Sexta Comisión y a los informes que presentará el Secretario General sobre el particular y reitera su determinación a seguir prestando apoyo en esta materia a los Estados que así lo soliciten.

Muchas gracias por su atención.