• Enviar
  • Imprimir

Golán ocupado: mantener los lazos con el resto de Siria

16-02-2011 Resumen de actividades

Para la amplia mayoría de los sirios que viven en el Golán ocupado, es sumamente difícil, si no imposible, relacionarse con el resto de su país. A continuación, presentamos un resumen de las múltiples actividades que el CICR realiza para ayudarles a remediar esa situación.

     
© CICR  
   
Manzanas producidas en el Golán ocupado que serán transportadas a Siria propiamente dicha. 
               
© CICR / L. Meierhans 
   
Cruce de Kuneitra. Camiones del CICR que transportan manzanas pasan a diario por el cruce, bajo la mirada atenta de soldados de la ONU, sirios e israelíes. 
               
© CICR / A. Romenzi / il-e-02287 
   
Cruce de Kuneitra. Personal del CICR registra los datos de peregrinos drusos que van del Golán ocupado a Siria propiamente dicha. 
           

  Transporte de manzanas al mercado  

A partir de mediados de febrero, el CICR ayudará a transportar a Siria propiamente dicha una cantidad récord de manzanas: 12.000 toneladas. Las manzanas fueron cultivadas por agricultores sirios que viven en el Golán ocupado. " Es un volumen tres veces mayor al de 2005, cuando el CICR organizó una operación de ese tipo por primera vez " , dijo Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en Damasco. El CICR transportó 4.000 toneladas de manzanas en 2005, 5.000 en 2006 y 8.000 en 2007 y en 2009. En 2008, como la cosecha no fue buena, la operación no se realizó. En 2010, el CICR transportó más de 8.000 toneladas de manzanas a través de la línea de demarcación que separa el Golán ocupado por Israel del resto de Siria.

El CICR está conduciendo esa operación como intermediario neutral a pedido de los agricultores sirios que viven en el Golán ocupado y con la aprobación de las autoridades tanto israelíes como sirias. Tres camiones del CICR cargados de manzanas deberán pasar una y otra vez por el cruce de Kuneitra durante unas diez semanas.

" Las manzanas son la principal fuente de ingresos de los agricultores sirios y sus familias que viven en el Golán ocupado " , dijo la señora Gasser. " El transporte de frutas que realiza el CICR les permite vender sus productos en el mercado sirio, lo que les sería imposible de otra manera. "

  Estudiantes y peregrinos  

Prácticamente los únicos residentes sirios del Golán que están autorizados a viajar a Siria propiamente dicha son los estudiantes inscritos en la Universidad de Damasco y los peregrinos drusos. El CICR trabaja con las autoridades sirias e israelíes en ambos lados de la zona desmilitarizada controlada por la ONU para permitir a los residentes cruzar esa línea con fines educativos y religiosos. " Cuando Israel ocupó el Golán en 1967, miles de sirios que estaban viviendo en ese territorio quedaron separados de su país, sus amigos y sus familiares " , dijo Raoul Bittel, jefe adjunto de la delegación del CICR en Israel y los territorios ocupados.

Hace diecisiete años que el CICR ayuda a estudiantes y peregrinos a viajar a Siria propiamente dicha. En 2010, el CICR organizó el paso de 262 estudiantes y 666 peregrinos.

  Visitas de familiares  

Para la amplia mayoría de los sirios que viven en el Golán ocupado, viajar a Siria propiamente dicha es muy difícil, si no imposible, debido a que la zona de separación está casi permanentemente cerrada. En el pasado, el CICR puso en práctica un programa de visitas de familiares por el que miembros de una misma familia podían reunirse en Siria una vez al año por dos semanas. El programa fue interrumpido abruptamente en 1992. El CICR ha pedido insistentemente que se reanuden las visitas, y continúa haciéndolo, pero hasta ahora no lo ha logrado. El corte de los lazos sociales, culturales y familiares ha tenido un profundo impacto en los sirios que viven en el Golán ocupado, quienes consideran que la suspensión de las visitas de familiares es la consecuencia más importante de la ocupación. La reanudación de ese programa sigue siendo una prioridad para el CICR.

  Bodas  

Hace más de veinte años que el CICR ayuda con los preparativos prácticos necesarios para que se puedan celebrar bodas entre miembros de la comunidad siria del Golán y personas procedentes de otras partes de Siria.

Las bodas no son sólo un acto solemne para los novios, sino que también son una de las pocas oportunidades que los familiares tienen de intercambiar noticias y saludarse después de años sin verse. Los familiares de ambos lados se reúnen en la oficina del CICR ubicada en la zona desmilitarizada. Los recién casados cruzan al Golán o a Siria propiamente dicha.

El mes pasado, tres años después de que se realizara el último cruce de ese tipo, una novia siria ingresó en el Golán a través del cruce de Kuneitra para reunirse con su marido, un agricultor sirio del Golán.

  Visitas a detenidos  

El CICR visita con regularidad a sirios del Golán detenidos en diversos lugares de detención de Israel. En 2010, delegados del CICR visitaron a 13 detenidos del Golán ocupado y a otros cuatro nacionales sirios. De conformidad con sus procedimientos de trabajo habituales, el CICR verifica las condiciones de detención y el trato que se brinda a los detenidos; comunica sus conclusiones a las autoridades en forma confidencial y luego se cerciora de que se pongan en práctica sus recomendaciones.

Todos los detenidos sirios del Golán cuyos datos han sido registrados por el CICR pueden recibir visitas de familiares directos a través del programa de visitas de familiares que conduce el CICR.

  Documentos oficiales y mensajes de Cruz Roja  

El CICR transfiere documentos oficiales, como poderes, documentos de propiedad y actas de nacimiento, defunción y matrimonio, entre el Golán ocupado y S iria. Ese servicio es una ayuda esencial para reforzar la unidad familiar a través de la línea de separación y ayuda a las familias sirias que viven en el Golán ocupado a superar las complicaciones legales que conlleva la separación. El CICR también recoge y distribuye mensajes de Cruz Roja que permite a los sirios que viven en el Golán intercambiar noticias con sus familiares.

  Otras actividades humanitarias  

En 2010, el CICR hizo las gestiones necesarias para que diecinueve personas del Golán ocupado pudieran pasar a Siria propiamente dicha por razones humanitarias. A muchas de esas personas se otorgaron permisos excepcionales por razones humanitarias, como el fallecimiento de un familiar o para visitar a un pariente enfermo. Otros pudieron cruzar la línea de demarcación para recibir un tratamiento médico.

     

 
   
Israel tomó el control del Golán en junio de 1967 y desde entonces ocupa ese territorio. En diciembre de 1981, Israel unilateralmente anexó el Golán, es decir que comenzó a aplicar la legislación, la jurisdicción y la administración israelíes a toda persona que viva allí.     El CICR, basándose en el derecho internacional humanitario, considera que el Golán es un territorio ocupado y, como tal, está regido por el IV Convenio de Ginebra de 1949 y las normas del derecho consuetudinario, tal como están reflejadas en el Reglamento de La Haya de 1907. Ningún gobierno ha apoyado la anexión del Golán por Israel. El área ocupada del Golán ocupa unos 1.200 kilómetros cuadrados. Se calcula que cerca de 22.000 sirios residen en ese territorio. El Golán tiene además unos 19.000 habitantes israelíes que viven en 33 asentamientos, aproximadamente.     El CICR ha estado trabajando en el Golán ocupado desde 1967 y ha mantenido una presencia permanente en ese territorio desde 1988, cuando abrió su oficina en Majdal Shams. 

         

  Para más información sobre las actividades del CICR en el Golán ocupado, por favor comunicarse con:  

  CICR Damasco  

Abou Rummaneh - Rawda square

Masr street - PO Box 3579

Damasco – Siria

Tel.: (+ 963) 11 333 9034, 331 0476

Fax: (+ 963) 11 331 0441

 
e-mail

 

  CICR Tel Aviv  

185, Hayarkon Street

Tel Aviv 63453

Tel.: (++972) 35 24 52 86

Fax: (++972) 35 27 03 70

 
e-mail